04

may

2016

GLOBO PENOSO

Ok, el arbitraje fue un desastre. El venezolano se puso una estrella en el pecho y se creyó el cuento de ser el sherrif dictador. Pechó, insultó y se equivocó. Dentro del marco del insultar me cuesta creer que un tipo que es más venezolano que una hallaca le diga a un jugador de Huracán: “Cerrá el orto cagón”. Cónchale vale, en serio me cuesta creerlo. Pero bueno, el tipo se equivocó, manejó mal el partido de cabo a rabo y eso causó el desmadre. Ya que esto haya causado la derrota de Huracán, lo dudo. Ya que eso denote que el equipo argentino merecía clasificar, lo dudo más. O, peor aún, como si fuera una escena de Dick Tracy, que eso indique que en una oficina oscura, bajo el disfraz de una gabardina, gafas oscuras y sombrero, el presidente de Nacional, el presidente de la Conmebol y Ardila Lulle hayan definido la compra del partido y le hayan pasado un maletín al árbitro veneco, la verdad, lo ultra dudo. Pero tristemente estamos en una era del fútbol en la que todo es robar: él robó, ellos roban, todo lo de ellos es robado pero pocas veces vemos un: yo robo. Y ese robar se mezcla con el llorar y la lloradera es insufrible. Con Nacional todos lloran. Para los otros, en su gran mayoría, todo es robado. Por eso es un alegato insufrible, mamón, tedioso ante tímpanos tercos e incultos que no ven más allá del odio regional o la simple envidia.

Ante eso, opino esto sobre el juego ante Huracán:

El penal es penal. En el área no es necesario amputarle un brazo al rival, darle 4 puñaladas, pegarle 3 tiros o dejarlo sin hígado para que se pite un penal. Al Lobito Guerra lo trabaron en el área y lo desestabilizaron ¿Fue sutil? Ok, pero fue. Y fue penal.

La expulsión de Mancinelli. Ok, no era. Pero los que estábamos en el estadio vimos que dos jugadas previas, el calvo agredió a Moreno. Ya lo tenía entre ceja y ceja y en ese roce Marlos vio que le iba a meter un codazo, ganó de viveza y cayó el juez. Ya el línea también lo había advertido.

El gol de Ábila: una pintura, un monumento al gesto técnico. Golazo por donde se le mire ¿Qué fue en fuera de lugar? No caigo en la lloradera, me quedo en el golazo espectacular. Es un gol que nace del cántico del óle de un sector de la tribuna que no ha podido entender este deporte ¿Cantar el óle al minuto 30 del segundo tiempo? ¡No jodan, sigan jugando FIFA 2016! Óle,óle óle y tomen su golazo de Ábila ¡Aún va mucho zurrón a la tribuna…!

¿Fue Huracán un equipo superior a Nacional? Los números dicen que de cuatro enfrentamientos Nacional ganó dos y dos quedaron en empates. Fue un equipo inferior al que el mismo Nacional dejó que le enredara la vida con un juego práctico. En eso el equipo verde debe mejorar toneladas, con menos fútbol, a punta de planteamiento y actitud, Huracán lo puso a parir.

Nacional ha bajado el nivel, eso es claro pero sigue teniendo picos altos. Creo que Alexis Henríquez debe estar en Libertadores. Ahí se necesita un tipo de recorrido, un capo, un grandote que infunda respeto, que dé línea atrás y que tiene una salida limpia con su pierna zurda. Jugadores con la piel con cicatrices son necesarios en la Libertadores. Veteranos que saben pelear estas guerras.

La zona media tiene sostén con Pérez y Mejía. Sebastián debe calmarse. Ya nadie le puede hablar porque estalla, se ha vuelto muy bravero, debe bajarle. En este deporte es muy fácil que un día te quiera contratar Barcelona, creas estar en Cataluña y termines en Guayaquil. Humildad y calma Sebastián. El camino es largo.

En la zona de ataque seguimos esperando que Ibarbo marque diferencia. Desde que llegó ha tenido destellos, pero no constantes. Gana salario europeo, por obligación tiene que marcar diferencia y no lo ha hecho. Contra Millonarios se hizo expulsar tontamente y ante Huracán la misma tontería ya lo estaba abrazando. Un gran jugador eso sí, pero debe dar más.

Ibarguen entra en la lista de los destacados. Hizo y deshizo, tenía locos a los jugadores del Globo, especialmente al barbudito insufrible ese que no sabe de juego limpio. Gran partido jugó el ex Tolima.

El caso Marlos Moreno es una especie de Space Jam mezclando con el diván de Freud. Pero la hinchada debe seguir al lado del buen Marlos, tener paciencia, ya todo volverá en él. Mientras tanto, Orlando no fue Berrío, fue Usain Bold, su ingreso al campo de juego fue clave. Literalmente: se tragó la cancha. Corrió, corrió como Forrest Gump y fue fundamental. Gestó un cuarto gol de ensueño. Figurón, el odiado por muchos.

No hay un ciudadano venezolano más digno que haya vestido la camiseta verdolaga. Ni Rojas, menos aún Rey, no, no hay otro como Alejandro Guerra. Crack en todo el sentido de la palabra.

Leo que este Nacional no va bien, que le llegan, que le hicieron dos goles…Si señores, no es el torneo del Dorado en Envigado, es la Libertadores y acabamos de despachar a un equipo insufrible, tedioso y que, por si no lo recuerdan, fue finalista de la última Copa Suramericana (pequeño logro ¿no?).

¿Mucho por mejorar? Sí ¿Hay con qué mejorar? Sí ¿Seguimos en carrera? Absolutamente. Y ese factor, por la gloria eterna de San Franco Armani, es lo que importa y es lo que tiene llorando a los que nos odian y envidian.

¿Hablar de lo que hicieron los jugadores de Huracán al final del partido? Vean las fotos, los vídeos y todo lleva a una definición: Globo Penoso. El resto, es el llanto, esa lloradera de los que consideran que todo es robado, es el análisis de los “juega parqués”, es la mediocridad.

Seguimos adelante, este equipo va paso a paso ¡Soy del Verde, soy Feliz!

Categoria:
Sin categoría

TAGS:

COMENTARIOS:
0

Ranking

1 voto2 votos3 votos
Opinar |   |
Recommend on Google
0

Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Puede escribir sus comentarios aquí Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión.
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.