Archivo de septiembre, 2015

24

sep

2015

El Primer Ronaldo

Ronaldo” es un nombre común en el idioma portugués y habitual en el fútbol desde la década de los 90, cuando un tal Ronaldo Luis Nazário de Lima hizo su prometedora aparición en el Cruzeiro de su natal Brasil, por allá en 1993 con apenas 17 años. Casi a la par, cuatro años más tarde y con la misma edad en la que su compatriota hizo su debut, Ronaldo de Asis Moreira  (Ronaldinho) se consagraba campeón del Mundial de Fútbol Sub-17 con la selección juvenil de Brasil, mismo año en que se proyectaba como la nueva joya del Gremio de Portoalegre.

Cinco años después, en otro lugar del mundo, curiosamente con la misma edad de la llegada al profesionalismo de sus “tocayos”, Cristiano Ronaldo jugó sus primeros minutos como futbolista de alto rendimiento, en un partido de Liga de Campeones en el que su equipo, el Sporting Lisboa, enfrentó al Inter de Milán.

Sin embargo, mucho antes de que ‘O Fenómeno’ empezara la tradición mundial de este nombre en el fútbol, Ronaldo Rodrigues de Jesus acumulaba títulos en el balompie de su país.

Nació en Sao Paulo el 19 de junio de 1965, debutó en 1985 en Rio Preto, mismo año en el que fue trasladado al Sao Paulo. En el momento en que arribó al tricolor brasileño, la palabra campeón se incluyó en su léxico.  Estuvo ocho temporadas en el equipo paulista (1986-1993), tiempo suficiente para alzarse con 12 títulos, entre los cuales se incluyen 2 Copas Libertadores, 2 Copas Intercontinentales, una Recopa Sudamericana y una Supercopa Sudamericana.

 

Foto: Pes Miti del Calcio

Foto: Pes Miti del Calcio

No marcaba goles como sus sucesores, por el contrario, trataba de evitarlos dado su posición en el campo de juego, en sus inicios como lateral izquierdo y desde 1991 como defensa central. Tampoco contaba con la precisión, la potencia, la efectividad y la magia de los otros ‘Ronaldos’; no obstante, esto no fue un impedimento para consagrarse campeón del mundo con su selección, título del que CR7 pareciera encontrarse a años luz de conseguir.

Estando en el Shimizu S-Pulse, equipo del fútbol japonés, recibió el llamado de Carlos Alberto Parreira para vestir los colores de la ‘verdeamarela’ en la Copa del Mundo por disputarse en Estados Unidos. Portó la camiseta número 4 y al igual que Ronaldo Luis Nazário en dicho torneo, no jugó ni un solo minuto de la competencia, de todos modos le alcanzó para escribir su nombre entre ese selecto grupo de campeones del mundo.

 

Foto: nacion.com

Foto: nacion.com

En 1995 volvió a Brasil para levantar sus últimos dos títulos como futbolista profesional, el Campeonato Carioca de 1996 con Flamengo y el extinto Torneo Río-Sao Paulo en 1997 con Santos. Tuvo un paso fugaz por el Coritiba, para finalmente vincularse al Ponte Petra.

Se le reseña como un jugador “lento y de cintura dura”, por su porte físico se le dio el apelativo de ‘Ronaldao’. En 2002, con 37 años, sin recibir un solo Balón de Oro, sin el reconocimiento del mundo del deporte, pero con un palmarés de 15 títulos, dijo adiós al fútbol profesional el primer Ronaldo.

 

@Crispinllos

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

01

sep

2015

No más fechas de los (no) clásicos

Es un despropósito insistir en llamar a la fecha 10 del FPC, jornada 9 cuando jugaban 18 equipos, “la fecha de los clásicos”, y así como me resulta inoportuno denominarla así, me parece absurdo que se siga insistiendo en jugar esta fecha extra en la naciente Liga Águila.

Primero, ¿Cuáles clásicos?: Entre el viernes 4 y el domingo 6 de septiembre, se disputarán los habituales 10 juegos de la liga local, de los cuales solo tres pueden considerarse verdaderos derbis: Santa Fe – Millonarios, Medellín – Nacional y Huila – Tolima, este último con complicaciones adicionales. Juegos como Envigado – Jaguares, Pasto – La Equidad, o Cúcuta – Alianza Petrolera, por nombrar algunos, no representan ningún enfrentamiento histórico.

Foto EFE

Foto EFE

Segundo, asistencias: ni siquiera rivalidades nuevas como Junior – Uniautónoma y Boyacá Chicó – Patriotas, si es que aplica el término ‘rivalidad’ por el simple hecho de ser equipos que comparten una misma ciudad, son juegos que motiven al hincha a asistir a un escenario deportivo. Al último duelo entre barranquilleros apenas asistieron 3.500 personas.

Además, el enfrentamiento entre boyacenses y “el clásico del Tolima grande” se encuentran desnaturalizados por la reestructuración de sus estadios tradicionales, por lo que el acompañamiento en el Metropolitano de Techo de Bogotá y el Centenario de Armenia, respectivamente, no es prometedor.

Tercero, el fixture: un partido puede no hacer la diferencia, pero para Santa Fe, Junior y Tolima, equipos que disputan Liga y Copa Águila, y Copa Sudamericana, un juego menos ayudaría significativamente a descongestionar el calendario.

Cuarto, los perjudicados: irónicamente Millonarios, Nacional, Santa Fe y Medellín, equipos que mantienen con vida la mal llamada fecha de clásicos, se ven en desventaja respecto a otros históricos del FPC. Sin desmeritar el nivel de Uniautónoma o Cortuluá, Junior y Deportivo Cali juegan un partido adicional ante rivales de menor calibre, mientras que bogotanos y antioqueños se enfrentan dos veces entre sí.

La ausencia de tradicionales como América de Cali, Atlético Bucaramanga, Deportivo Pereira y el mismo Unión Magdalena, han hecho que la palabra clásico se encuentre en vía de extinción en el fútbol colombiano. Repetir un mismo juego cuatro veces durante un año no desencadena una rivalidad histórica. Mientras que puede que apuntarle a la expectativa que genera la espera por un verdadero derbi, termine contribuyendo al espectáculo.

 


@Crispinllos

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...