19

abr

2016

Blackburn Rovers: el último cuento de hadas en la liga inglesa

A propósito del Leicester City y de su histórica, y cada vez más cercana, posibilidad de ser campeón de la liga inglesa por primera vez en sus más de 100 años de fundación, cuento de hadas al que muchos amantes del fútbol, incrédulos hasta último instante, se han unido a más de la mitad de camino (me incluyo), la Premier League no ha tenido sorpresas semejantes en sus recientes 20 temporadas.

El último que se atrevió a desafiar a los poderosos con éxito fue el Blackburn Rovers, liderado por un tal Alan Shearer de 24 años, que convirtió 34 goles durante la liga 1994/1995.

Imagen tomada de rovers.co.uk

Alan Shearer / Imagen tomada de rovers.co.uk

El equipo dirigido por el escoces Kenny Dalglish demostró que los 84 puntos sumados en la temporada 1993/1994 no habían sido cuestión de suerte y se impuso al Manchester United con 89 unidades, uno más que los ‘diablos rojos’, en un dramático cierre de campeonato.

El Blackburn llegaba a la última jornada de la Premier, el 14 de mayo de 1995, con dos puntos de ventaja sobre su principal perseguidor, 89 y 87, respectivamente. Dependía de sí mismo; sin embargo, al frente estaba el mítico Liverpool.

Alan Shearer abrió el marcador a los 20 minutos, firmando así su tanto número 34 en el certamen, cifra inigualable desde entonces por un goleador de la liga inglesa. La fiesta parecía completa, pero John Barnes a los 64 minutos y Jamie Redknapp a los 90, sentenciaron el triunfo para los de Anfield y pusieron en suspenso la definición del título.

Por suerte, Manchester no pudo pasar del empate 1-1 ante West Ham United y el Blackburn Rovers terminó celebrando su único título de la Premier League y el tercero en la primera división de la liga inglesa, 81 años después del campeonato obtenido en la temporada 1913/1914 (el primero entre 1911 y 1912).

Imagen tomada de rovers.co.uk

Premier League 1994 - 1995 / Imagen tomada de rovers.co.uk

Desde entonces, Manchester United se ha quedado con 11 ligas, Arsenal con 3, Manchester City con 2 y Chelsea con 4. Estos dos últimos no se pueden catalogar como sorpresas bajo ninguna circunstancia, ya que por más de que el City ganará su tercer título de liga luego de 44 años y el Chelsea su segundo título después de 50 años, ambos equipos recibieron inversiones multimillonarias para alcanzar dicho objetivo.

Hay mucho del Leicester City y lo hecho hasta la fecha que rememora lo conseguido hace más de 20 años por el Blackburn Rovers:

- Los de Dalglish fueron campeones con un rendimiento del 70.6%, los de Ranieri son líderes parciales con un rendimiento del 71.5%.

- (Guardando todas las proporciones) Ambos equipos son guiados por dos delanteros ingleses, goleadores de sus temporadas, Shearer (goleador histórico de la Premier con 260 tantos) anotó 34 goles y Jamie Vardy suma 22.

- Ambos equipos, fundados en el Siglo XIX, asumieron el liderado regular de sus respectivas ligas entre las fechas 15 y 16.

- Ambos conjuntos fueron protagonistas unas temporadas más tarde de volver a la primera división, Blackburn fue campeón apenas 3 años después de conseguir el ascenso en 1991-1992 (casualmente tras derrotar al Leicester en la serie final de la promoción); mientras que el Leicester consiguió su regreso a primera hace 2 temporadas, tras ser campeón del torneo de segunda división en 2013-2014.

Premier League 1994 - 1995 / Imagen tomada de rovers.co.uk

Premier League 1994 - 1995 / Imagen tomada de rovers.co.uk

Leicester City está a 8 puntos de emular lo logrado por Blackburn Rovers hace más de 20 años y agregar una página más en la historia de pequeños valientes en tierrra de gigantes, ¿Le alcanzará?


@Crispinllos

Categoria
Deportes

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...
Recommend on Google

04

feb

2016

Fútbol colombiano: “porque te quiero te aporreo”

El pasado fin de semana inició la Liga Águila 2016 I, primera fecha en la que sobre el papel costaba encontrar un juego que de entrada llamará la atención. Más allá de los partidos con equipos tradicionales, que cada vez son más pocos, y de un Bucaramanga Vs. Medellín, la parrilla televisiva de nuestro fútbol se veía poco convincente.

Sin embargo, y a pesar de los estadios con poca asistencia en sus tribunas (exceptuando El Campín y el Atanasio Girardot) y con pésimas condiciones en sus campos de juego, la jornada entregó más de lo que parecía ofrecer.

La primera fecha dejó un promedio de 2,4 goles por partidos, goleadas, triunfos inesperados y tan solo dos 0-0. No obstante, si se excluyen los espectadores de Bogotá y Medellín (25.978 y 30.982 hinchas, respectivamente) el promedio de asistencia aproximado se reduce de 10.600 a 6.130 personas por juego, una falencia común en los escenarios deportivos del país y en el fútbol colombiano en general.

Foto: Colprensa

Foto: Colprensa

La liga local y su sistema de juego son garantía de grandes emociones, a diferencia de algunas de las más prestigiosas competencias a nivel mundial, donde pareciera existir un libreto de principio a fin, con los mismos protagonistas de siempre, definiendo su campeón en apenas dos juegos.

Sin embargo, ¿La emoción del FPC es un aval del buen fútbol?… ¡Por supuesto que no!, y este sistema de campeonato ya ha premiado en muchas oportunidades la mediocridad con la que muchos afrontan su primera fase (‘todos contra todos’) y castigado injustamente el desgaste que algunos otros hacen en la misma instancia.

Foto: Colprensa

Foto: Colprensa

Cambiar la forma en la que se disputa la hoy llamada Liga Águila no significa que los estadios se colmen de espectadores, aunque sí es un salto definitivo a una liga, valga la redundancia, de verdad, una competencia en la que el equipo campeón sea aquel que sume más puntos a lo largo de la temporada, no el que remate mejor su último tramo, algo que sin duda levantaría la calidad del juego local.

Aun así, es importante reconocer que hoy por hoy son más las cosas positivas que las negativas, que a pesar de que siempre se puede mejorar, en este momento son más los aciertos que las imprecisiones y que el rentado local sigue ganando terreno y reconocimiento a nivel internacional, por momentos, incluso por encima de potencias del continente.

Foto: Colprensa

Foto: Colprensa

En definitiva, el fútbol colombiano es nuestro, con sus virtudes y defectos, es el que nos emociona y nos mueve (un grito de gol de un hincha del Pasto es mil veces más sincero que el de un ‘hincha’ criollo del Barcelona o el Real Madrid), el que nos representa y de alguna manera lo que somos. Sea la Liga número 11 en el mundo o la número 100, la seguiremos viendo con los mismos ojos y con el mismo sentimiento.

 

@Crispinllos

Categoria
Deportes

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...
Recommend on Google

24

sep

2015

El Primer Ronaldo

Ronaldo” es un nombre común en el idioma portugués y habitual en el fútbol desde la década de los 90, cuando un tal Ronaldo Luis Nazário de Lima hizo su prometedora aparición en el Cruzeiro de su natal Brasil, por allá en 1993 con apenas 17 años. Casi a la par, cuatro años más tarde y con la misma edad en la que su compatriota hizo su debut, Ronaldo de Asis Moreira  (Ronaldinho) se consagraba campeón del Mundial de Fútbol Sub-17 con la selección juvenil de Brasil, mismo año en que se proyectaba como la nueva joya del Gremio de Portoalegre.

Cinco años después, en otro lugar del mundo, curiosamente con la misma edad de la llegada al profesionalismo de sus “tocayos”, Cristiano Ronaldo jugó sus primeros minutos como futbolista de alto rendimiento, en un partido de Liga de Campeones en el que su equipo, el Sporting Lisboa, enfrentó al Inter de Milán.

Sin embargo, mucho antes de que ‘O Fenómeno’ empezara la tradición mundial de este nombre en el fútbol, Ronaldo Rodrigues de Jesus acumulaba títulos en el balompie de su país.

Nació en Sao Paulo el 19 de junio de 1965, debutó en 1985 en Rio Preto, mismo año en el que fue trasladado al Sao Paulo. En el momento en que arribó al tricolor brasileño, la palabra campeón se incluyó en su léxico.  Estuvo ocho temporadas en el equipo paulista (1986-1993), tiempo suficiente para alzarse con 12 títulos, entre los cuales se incluyen 2 Copas Libertadores, 2 Copas Intercontinentales, una Recopa Sudamericana y una Supercopa Sudamericana.

 

Foto: Pes Miti del Calcio

Foto: Pes Miti del Calcio

No marcaba goles como sus sucesores, por el contrario, trataba de evitarlos dado su posición en el campo de juego, en sus inicios como lateral izquierdo y desde 1991 como defensa central. Tampoco contaba con la precisión, la potencia, la efectividad y la magia de los otros ‘Ronaldos’; no obstante, esto no fue un impedimento para consagrarse campeón del mundo con su selección, título del que CR7 pareciera encontrarse a años luz de conseguir.

Estando en el Shimizu S-Pulse, equipo del fútbol japonés, recibió el llamado de Carlos Alberto Parreira para vestir los colores de la ‘verdeamarela’ en la Copa del Mundo por disputarse en Estados Unidos. Portó la camiseta número 4 y al igual que Ronaldo Luis Nazário en dicho torneo, no jugó ni un solo minuto de la competencia, de todos modos le alcanzó para escribir su nombre entre ese selecto grupo de campeones del mundo.

 

Foto: nacion.com

Foto: nacion.com

En 1995 volvió a Brasil para levantar sus últimos dos títulos como futbolista profesional, el Campeonato Carioca de 1996 con Flamengo y el extinto Torneo Río-Sao Paulo en 1997 con Santos. Tuvo un paso fugaz por el Coritiba, para finalmente vincularse al Ponte Petra.

Se le reseña como un jugador “lento y de cintura dura”, por su porte físico se le dio el apelativo de ‘Ronaldao’. En 2002, con 37 años, sin recibir un solo Balón de Oro, sin el reconocimiento del mundo del deporte, pero con un palmarés de 15 títulos, dijo adiós al fútbol profesional el primer Ronaldo.

 

@Crispinllos

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...
Recommend on Google

01

sep

2015

No más fechas de los (no) clásicos

Es un despropósito insistir en llamar a la fecha 10 del FPC, jornada 9 cuando jugaban 18 equipos, “la fecha de los clásicos”, y así como me resulta inoportuno denominarla así, me parece absurdo que se siga insistiendo en jugar esta fecha extra en la naciente Liga Águila.

Primero, ¿Cuáles clásicos?: Entre el viernes 4 y el domingo 6 de septiembre, se disputarán los habituales 10 juegos de la liga local, de los cuales solo tres pueden considerarse verdaderos derbis: Santa Fe – Millonarios, Medellín – Nacional y Huila – Tolima, este último con complicaciones adicionales. Juegos como Envigado – Jaguares, Pasto – La Equidad, o Cúcuta – Alianza Petrolera, por nombrar algunos, no representan ningún enfrentamiento histórico.

Foto EFE

Foto EFE

Segundo, asistencias: ni siquiera rivalidades nuevas como Junior – Uniautónoma y Boyacá Chicó – Patriotas, si es que aplica el término ‘rivalidad’ por el simple hecho de ser equipos que comparten una misma ciudad, son juegos que motiven al hincha a asistir a un escenario deportivo. Al último duelo entre barranquilleros apenas asistieron 3.500 personas.

Además, el enfrentamiento entre boyacenses y “el clásico del Tolima grande” se encuentran desnaturalizados por la reestructuración de sus estadios tradicionales, por lo que el acompañamiento en el Metropolitano de Techo de Bogotá y el Centenario de Armenia, respectivamente, no es prometedor.

Tercero, el fixture: un partido puede no hacer la diferencia, pero para Santa Fe, Junior y Tolima, equipos que disputan Liga y Copa Águila, y Copa Sudamericana, un juego menos ayudaría significativamente a descongestionar el calendario.

Cuarto, los perjudicados: irónicamente Millonarios, Nacional, Santa Fe y Medellín, equipos que mantienen con vida la mal llamada fecha de clásicos, se ven en desventaja respecto a otros históricos del FPC. Sin desmeritar el nivel de Uniautónoma o Cortuluá, Junior y Deportivo Cali juegan un partido adicional ante rivales de menor calibre, mientras que bogotanos y antioqueños se enfrentan dos veces entre sí.

La ausencia de tradicionales como América de Cali, Atlético Bucaramanga, Deportivo Pereira y el mismo Unión Magdalena, han hecho que la palabra clásico se encuentre en vía de extinción en el fútbol colombiano. Repetir un mismo juego cuatro veces durante un año no desencadena una rivalidad histórica. Mientras que puede que apuntarle a la expectativa que genera la espera por un verdadero derbi, termine contribuyendo al espectáculo.

 


@Crispinllos

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...
Recommend on Google

10

ago

2015

¿Y si unificamos nuestro fútbol?: Una sola Confederación

¿Se imaginan que en Europa existiera una confederación aparte de la Uefa, conformada exclusivamente por los países ubicados al oriente del continente? Selecciones como Rusia, Estonia, Lituania, Ucrania y Bielorrusia, entre algunas más de pocos pergaminos futbolísticos, disputarían entre sí sus propias eliminatorias rumbo al Mundial, restando cupos para gigantes como Alemania, Francia, España, Italia, Portugal, Inglaterra u Holanda.

Existiría además un torneo de clubes distinto a la Champions, con menor propagación, interés y nivel, pero que también daría un cupo al Mundial de Clubes. Y claro, no podría faltar el paralelo a la Eurocopa, competición que entregaría una zona a la Copa Confederaciones.

Utópico, pero sobre todo absurdo, ¿No?… Pues bien, una historia similar se ha vivido en el fútbol de nuestro continente desde hace más de 80 años. Desde las primeras eliminatorias realizadas para una Copa del Mundo (Italia 1934) se ha visto al territorio americano dividido en torno al fútbol.

Progresivamente, con el surgimiento de la Concacaf: Confederación de América del Norte, Central y el Caribe, nacieron la hoy denominada “Concachampions”, torneo análogo a la Copa Libertadores y en el cual participan 24 equipos de más de 10 distintos países, y la Copa Concacaf, torneo semejante a la Copa América y actualmente llamado Copa Oro.

El principal alegato para conformar una segunda confederación en el continente, fue la ubicación geográfica, dado que nuestro territorio es mucho más extenso que el europeo y el desplazamiento podía tornarse algo tormentoso o imposible logísticamente, en especial a las islas del Caribe.

Más allá de las distancias entre sus países, la Uefa es un ejemplo de logística y organización. En la actualidad cuenta con 54 naciones asociadas, tres más de las que suman Conmebol y Concacaf, 10 y 41 respectivamente. Sus formatos de eliminatorias mundialistas, Eurocopa con sus respectivas clasificatorias y torneos continentales de clubes, bien podrían implementarse en toda América.

Foto: EFE

Foto: EFE

La pregunta es: ¿Unificar nuestro fútbol pone en riesgo el nivel sudamericano? A nivel personal lo considero enriquecedor, tanto futbolística como culturalmente, pero sobre todo justo, y tomo el marco de la Copa Libertadores y la Copa América como principales argumentos:

De las 18 ediciones en las que han sido invitados clubes mexicanos, en 8 han alcanzado llegar hasta semifinales, quedándose en tres de ellas como subcampeones (Cruz Azul, Chivas y Tigres). Mientras que en la Copa América, México y Estados Unidos han integrado los cuatro primeros lugares en cinco ocasiones: Estados Unidos 4to en una oportunidad, México 3ro en tres ediciones y subcampeón en la Copa celebrada en Colombia.

Aunque hoy las distancias geográficas parecen un problema menor, intereses de tipo económico nos mantienen a años luz de unificar el fútbol en América. Sin embargo, no está de más poner el tema en discusión y plantear la reflexión, ¿Se imaginan que en América existiera una sola confederación?

 

@Crispinllos

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...
Recommend on Google