05

nov

2014

Partidos Prohibidos



“Tuve miedo de morir”, afirmó Albania Altin Lala, segundo entrenador del seleccionado albanés cuándo al promediar el minuto 41 del primer tiempo del partido entre el equipo de su país y Serbia, todo se convirtiera en caos al sobrevolar un dron con una bandera que decía “Gran Albania”, haciendo alusión a un proyecto nacionalista que aspira reunir en un mismo estado a las comunidades de origen albanés de Kosovo, Montenegro, Macedonia y sur de Serbia, además de la propia Albania.

El encuentro por la clasificación a la Eurocopa que organizará Francia en 2016, se llevó a cabo en el estadio del Partizán de Belgrado, algo inédito, ya que el conjunto albanés, con siete kosovares en su plantel, visitaba Serbia por primera vez desde su último partido en 1967, por lo que ya había sido considerado un encuentro con un alto contenido político. La UEFA había prohibido la asistencia de hinchas albanos al estadio. Es que Kosovo, dónde se habla mayoritariamente albano, proclamó su independencia de Serbia en 2008 y los serbios no la aceptaron.

Tomislav Nokolic, presidente de Serbia disfrutaba el partido desde su palco antes de que Stefan Mitrovic, jugador serbio, al percatarse del mensaje en la bandera decidiera bajar el dron, lo que provocó la reacción de los jugadores albanos terminando todo en una verdadera batalla campal, dónde hubo golpes entre los jugadores y con la policía serbia, así como un estallido de protesta entre los seguidores serbios, que comenzaron a lanzar bengalas y objetos al terreno de juego, obligando al el árbitro inglés Martin Atkinson, a dar por suspendido el partido.

En Pristina, capital de Kosovo, cerca de 5.000 albanokosovares que seguían el encuentro a través de una pantalla gigante de televisión, estallaron de júbilo tras la suspensión del partido, gritando consignas como “Gran Albania” y “Victoria”.

La comunidad albanesa de Kosovo, que es mayoritaria, aprovechó la desintegración de Yugoslavia para aspirar a la independencia de Serbia, pero todo acabó con una sangrienta intervención de la OTAN en 1999. Tras el acuerdo de paz, el gobierno local declaró en febrero de 2008 la independencia, reconocida por Estados Unidos, Reino Unido y Francia, pero rechazada por Serbia. Tampoco es admitida por Naciones Unidas, de ahí que Kosovo no pueda ser miembro de la FIFA ni de la UEFA, sólo puede participar en encuentros amistosos.

Este incidente se produjo a escasos días de la visita de Edi Rama a Belgrado, la primera de un primer ministro albanés en 70 años. Olsi Rama, su hermano, fue detenido algunos días después del encuentro acusado de organizar los hechos de sabotaje, el Ministerio del Interior serbio, afirmó en un comunicado que Rama ocupaba un asiento en la tribuna presidencial desde donde controlaba el dron con un mando a distancia.

“El fútbol no debería ser usado nunca para emitir mensajes políticos”, declaró Joseph Blatter, presidente de la FIFA, sobre lo ocurrido en Belgrado.  La UEFA también está bajo la lupa porque permitió que Albania y Serbia estén en el mismo grupo por la clasificación a la Eurocopa 2016, pero este duelo no aparece en la lista de ‘Partidos Prohibidos’ por la UEFA.

España-Gibraltar, Armenia-Azerbaiyán y Rusia-Georgia son los únicos choques que el máximo organismo del fútbol europeo vigila en los sorteos para evitar incómodas coincidencias. “Gibraltar no jugará encuentros de clasificación contra España. Siempre tratamos de arreglar las cosas adecuadamente y prever con antelación estas situaciones”, había advertido Michel Platini, presidente de la UEFA.

Armenia y Azerbaiyán están enfrentadas desde su independencia de la URSS por el enclave de Nagorno Karabaj, territorio fronterizo entre ambas naciones. Aunque de población armenia en su gran mayoría, este enclave pertenecía a Azerbaiyán cuando ambas formaban parte de la Unión Soviética.

En el caso de Georgia y Rusia, el enfrentamiento de sus selecciones en un campo de juego está vetado por la UEFA debido al conflicto que mantienen por la disputa de Osetia del Sur, región del Cáucaso que se declaró independiente en 1983, y en 2008 fue reconocida oficialmente por Rusia, lo que motivó la molestia de Georgia al considerar que este territorio le pertenecía.

Después de una sentencia del TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo), la UEFA se vio obligada, en 2013, a aceptar como nuevo miembro a Gibraltar, que en la fase de clasificación para la Eurocopa 2016 participará por primera vez en una competición oficial. Aunque con la limitación impuesta por el máximo organismo del fútbol europeo, que impide un enfrentamiento directo con España debido al histórico conflicto territorial sobre el Peñón. Lo que no muchos saben, es que durante el sorteo el destino puso a ambas selecciones en un mismo grupo, pero la UEFA lo tenía todo previsto y evitó el problema cambiando de grupo a Gibraltar. Sin duda para la FIFA, la peor combinación es el fútbol con la política, ya que si no se controla, puede convertirse en un coctel explosivo.

Daniel Santamaría Jaramillo.

@Danielsaja03

 

Categoria:
Sin categoría

COMENTARIOS:
0

Ranking

Loading ... Loading ...
Opinar | |
Recommend on Google
0

Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Puede escribir sus comentarios aquí Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión.
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.