Tags de Posts ‘Omar Pérez’

10

jul

2013

“El equipo de Wilson tiene corazón y se merece salir campeón”

No fueron agradecimientos clichesudos y frases de moral barata hacia Santa Fe. Fueron palabras de afecto y cánticos que la tribuna tuvo con el equipo antes, durante y después del partido frente a Olimpia de Paraguay, fue un respaldo a todo el proceso que el plantel ha tenido durante estos últimos años.

Santa Fe volvió a la cúspide del fútbol colombiano logrando al mismo tiempo un Semifinal de Copa Libertadores. Se le volvió costumbre disputar los torneos, algo que un equipo grande siempre tiene que hacer. Tuvo que sufrir duras eliminaciones en cuadrangulares para luego alcanzar la séptima estrella y hoy, casi un año después, jugar nuevamente la final del fútbol colombiano frente a Atlético Nacional.

Si bien, hay un golpe anímico por la eliminación en la semifinal de la Libertadores frente a Olimpia, el equipo de Wilson Gutiérrez tiene que asimilar la derrota lo más pronto posible para pensar en la final de la Liga colombiana. Mental y físicamente los jugadores pueden estar desgastados, pero tienen que dejar el alma en la cancha como sucedió en el último juego frente a los paraguayos. Serie que se perdió en Asunción.

Futbolísticamente y con el respeto que se merece el rival, Santa Fe tiene mejores argumentos a nivel colectivo para vencer a Nacional. Seguramente el equipo de Osorio no será un rival fácil, contando además que es de esos equipos como Olimpia que pueden que no brinden un buen espectáculo que llame la atención al público, pero que poseen esa mística y suerte para sacar ventaja en momentos determinados del juego. ¡Sí! la suerte es necesaria para ser Campeón, esa que le faltó al remate de Borja que se estrelló en el palo.

Ahora bien, Santa Fe en este último año recuperó la historia de equipo grande que perdió durante muchos años. Hay que tener en cuenta que hace dos años los ‘leones’ fueron eliminados de la Sudamericana en instancias de cuartos de final en el último minuto por un penal. Ese mismo equipo quedó eliminado un mes después por el Once Caldas en las semifinales de la Liga Postobón.

Al mismo tiempo está volviendo a hacer y nacer hinchada apoyado por los grandes resultados. Hay más de 15.000 abonados, una cifra que seguramente el otro año aumentará. Por esta razón y muchas más estoy contento por el equipo. Durante el partido de ida de la semifinal de la Libertadores, los jugadores fueron unos verdaderos leones que corrieron los 94 minutos de juego que debieron ser 98 y que el árbitro no compensó, alcahueteando  la segunda mejor táctica de los paraguayos durante el juego: hacer maña y tirarse al césped del Campín.

Me sobran los pensamientos y me faltan las palabras para felicitar a todo Santa Fe por lo que realizó en la Libertadores. Me uniré al cántico que se ha vuelto popular en el Campín durante los últimos tiempos para apoyar a los jugadores que disputarán una nueva final: “El equipo de Wilson tiene corazón y se merece salir campeón”, agregando: y regresar a la Libertadores para volverla a disputar.

Ñapa: varios jugadores están construyendo una historia exquisita con el club como Omar Pérez, Camilo Vargas, Yulián Anchico, Francisco Meza, Daniel Torres, Juan Daniel Roa, Carlos Valdés y sí, hasta el mismo Gerardo Bedoya. Jugadores que han estado en el equipo durante estos años de buenos resultados. También, Wilson Gutiérrez que tiene la posibilidad de ser el segundo técnico de alcanzar dos títulos por el fútbol  colombiano con Santa Fe como le sucedió al argentino Julio Tocker en los años de 1958 y 1960. Ojalá se de este próximo 17 de julio con la octava estrella.

Jhon Álvaro Clavijo / Twitter: @siperohoyno

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking

13

jun

2013

Tan cerca pero tan lejos: un mes crucial para Santa Fe

Luego de 15 días de para por las fechas de eliminatorias, las ansiedad reaparece en el hincha cardenal. Se vienen ocho finales durante el próximo mes que pueden acercar a este plantel a que marque una bella historia consagrándose con dos títulos (Libertadores y Liga). ¡Pero vayamos despacio!

Contra el deportivo Cali, Once Caldas y Millonarios, Santa Fe disputó en liga  12 puntos logrando una cantidad de siete unidades, producto de dos triunfos, un empate  y una derrota. Es un grupo difícil, complicado, pero en el cual los dirigidos por Wilson Gutiérrez tienen con qué ganar.

Con Millonarios, contando los juegos de Superliga y Liga se obtuvieron nueve puntos de los 12 que se disputaron y ahí, con el clásico rival se va a definir el paso a la final, si se obtiene cuatro puntos en los dos partidos y haciendo respetar la condición de local, algo que Santa Fe hace valer sobre todo con el Cali, se podría llegar a una final.

Apartando el juego de las matemáticas, el equipo es consciente que tiene una gran oportunidad de marcar historia y que se puede conseguir yendo paso a paso, con humildad, mesura y sobre todo, con buen fútbol. Ese buen fútbol al que a Santa Fe no le hace falta y que se vio reconocido en las llaves de octavos de final frente a Gremio y en los cuartos, contra Garcilaso. Además el equipo contó con 15 días de descanso que servirán para afrontar con el plantel titular los primeros juegos de los cuadrangulares semifinales, antes de disputar las llaves de la semifinal de la Libertadores ante Olimpia de Paraguay.

Si bien, el pan se puede quemar en la puerta del horno, Santa Fe cuenta con jugadores de experiencia como Omar Pérez, Gerardo Bedoya y Yulián Anchico que ofrecen tranquilidad y como se dice popularmente “cancha”, para disputar instancias cruciales como las que se avecinan.  Asimismo cuenta con hombres talentosos que pueden definir un partido complicado como sucedió con Wilder Medina frente a Gremio. También se encuentra Jefferson Cuero que con un disparo de media distancia o una diagonal de afuera hacia adentro puede romper la línea defensiva más férrea de un equipo paraguayo  y como en todo equipo que aspira a cosas grandes, se cuenta con un gran portero, Camilo Vargas.

Independiente de lo que sucede a partir de este sábado. Aplaudo al equipo de todo lo que realizó hasta el momento, llegando a ser el mejor club de la actualidad del balompié nacional. Aplaudo su unidad de grupo, la familia que ha querido conservar el presidente César Pastrana y la confianza que le dio a Wilson Gutiérrez. ¡Sí! Ese mismo que trajo la esquiva séptima estrella y que a pesar de las críticas, ahora tiene a Santa Fe dentro de los cuatro mejores equipos del continente y que también lo tiene disputando las finales del fútbol colombiano.

Lo que viene, es reafirmar la condición de favoritos en la Liga Postobón y de dar el salto a la consagración en la Libertadores. Primero, frente a un equipo copero como lo es Olimpia, pero que en la actualidad el cuadro ‘cardenal’ tiene más argumentos futbolísticos para llegar a la final. Eso, se tendrá que demostrar en la cancha y seguramente el plantel asumirá estos encuentros con responsabilidad y con hambre de gloria, porque saben que todavía no han ganado nada.

Tiempo extra: para los críticos de Wilson Gutiérrez que afirman que él no sabe nada de fútbol, vale refrescarles la memoria sobre los números que ha tenido el técnico del equipo bogotano durante este año, contando Superliga, Liga, Copa Libertadores y Copa Postobón.

Libertadores:      10 PJ.   7 PG.      2 PE.  1 PP.     23 PTS.    16 GF.        7 GE.    DIF: 9

Liga Postobón:   18 PJ.   9 PG.      6 PE.   3PP.      33 PTS.    32 GF.      25 GE.   DIF: 7

Copa Postobón: 10 PJ.   3 PG.      6PE.    1PP.      15 PTS.     10 GF.      8 GE.   DIF: 2

Superliga:          2 PJ.      2 PG.                                 6 PTS.      3 GF.       1 GE.  DIF: 2

Total:                  40 PJ. 21 PG.  14 PE.  5 PP.       77 PTS.    61 GF.     41 GE.  DIF: 20

Rendimiento: 64, 1 %

¡Menos mal no sabe nada de fútbol!

Jhon Álvaro Clavijo @siperohoyno

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking

28

feb

2013

¡Feliz cumpleaños Santa Fe! un año más de grandeza

Uno no elige de quién enamorarse y así mismo sucedió para ser hincha de Santa Fe. ¡No! No tuve que elegir entre el color rojo y el azul, simplemente en mi chip venía la palabra Santa Fe.

Desde pequeño acompañaba los domingos a mi papá a montar bicicleta por la sabana de Bogotá con sus amigos, la gran mayoría hinchas de Millonarios quienes me regalaban vasos, camisetas del equipo azul pero se las devolvía sin pena.

Siempre tuve la duda de por qué querían que me uniera a sus filas, qué necesidad había si ellos eran mayoría. Me argumentaban que Santa Fe llevaba 20 años sin lograr un título, esos argumentos los castigarían unos años después.

Aquellos amigos de mi papá me tenían un apodo bien particular ‘Conmebol’. Por aquella época Santa Fe estaba disputando las instancias finales del torneo continental y que luego perdería la final ante Lanús de Argentina. Luego de acompañar a mi papá, él me llevaba al Campín para seguir al equipo en el que estaban Rafael Dudamel, Nelson Florez, Óscar Upegui, ‘Pacho’ Wittinghan y entre otros. Ese, fue el primer Santa Fe que tuve que ver, un equipo sin tanta clase como el de hoy pero con la garra que caracteriza a la institución.

Pasaron los años y me seguía vistiendo de rojo los domingos. Tenía la esperanza de algún día ver al equipo campeón, pero no llegaban  títulos, las  victorias eran escasas, lloraba con la final de la Merconorte, y al tiempo me alejaba del Campín. Siempre he creído que el hincha no es necesariamente aquel que se siente orgulloso porque va cada domingo al estadio supuestamente ‘apoyar’ al equipo, cuando van es a tirarle monedas a sus propios jugadores o a pelear con los fanáticos rivales.

Yo también sufría sin necesidad de ir al estadio, ya fuera por televisión o cuando no lo transmitían me ponía a oír las narraciones de Jorge Eliecer Torres en radio.

Pasaban los años y no me desprendía del equipo desde el radio o el televisor. Disfrutaba del gol del ‘Guigo’ Mafla ante el América en las finales del 2000 o sufría con un gol de Millonarios en el último minuto que nos dejaba sin posibilidad de ir a una Copa Libertadores.

Pasaron jugadores que querían la camiseta como Agustín Julio, Léider Preciado o hasta el mismo ‘Cachaza’ Hernández, ídolo de oriental, pero la séptima estrella no llegaba. Como a mí papá ya no le interesaba ir más al estadio, decidí ir sólo y volví en el 2003 en un clásico ante Millonarios que quedó empatado a un gol. Ya ir al Campín no era plan de padre e hijo, sino de un heredero de un equipo de fútbol que iba y gastaba su plata para ir a ver a Santa Fe.

Ya en el 2005 se estuvo cerca, la confianza del hincha para volver al Campín creció en todo el año. Y al final, el premio se dio contra el Pereira cuando faltando 10 minutos los ‘cardenales’ consiguieron el boleto a la Libertadores del 2006.

Era un sueño ver al equipo en el torneo más importante del continente y un agrado ir a verlo. Ver la contundencia de Preciado, la agilidad de Yanes, la precisión de David Montoya y la seguridad que brindaba el central uruguayo Nelson Olveira.

Luego vinieron años en el que el equipo  no tuvo destacados torneos hasta que en el 2009, en cabeza de Omar Pérez, Santa Fe logró la Copa Colombia. Este fue el punto de partida para que los ‘leones’ comenzaran a disputar los torneos de la Liga y estar cerca de la séptima estrella.

En el 2010 el Boyacá Chicó eliminó en el Campín a Santa Fe de las finales y unos meses después en el torneo finalización, Wilder Medina nos sacó de la final faltando dos minutos para que terminara el juego. En lo personal, ha sido el día que más he odiado al fútbol, pero no a Santa Fe ¡Jamás!

Un año después, la oportunidad se volvía a escapar frente al Once Caldas. Pero el 2012 fue una revancha contra 37 años de decepciones, ilusiones y frustraciones. También, fue poder volver a animar a mi papá a que volviera al estadio para despedir a Léider y Julio, y luego darnos el gusto de ver un banquete de 5 goles contra el Real Cartagena.

La ilusión y la felicidad de ver al equipo coronarse campeón crecieron más al final del partido ante Equidad. Las caras de los hinchas se veían ilusionadas en el Campín luego del pitazo final del juego y unos días después, todos sabríamos el final de esta historia.

Tiempo extra: este fue un relato de algunos recuerdos que he tenido de Santa Fe durante mis 23 años de edad. Seguro habrá más relatos y experiencias de otros hinchas de Santa Fe sobre cómo se volvieron fanáticos del equipo. El sentimiento hacia los ‘leones’ nunca se ha ido y ni se irá. Es respetar los colores de la institución, el escudo y esta es la identidad que Santa Fe está promoviendo en estos años hacia el jugador y el hincha.

También es respetar la historia y a esos hombres que lograron de Santa Fe un gran equipo como Alfonso Cañón, Alberto Pandolfi, Dragoslav Sekularak, Juan Carlos Sarnari, Lorenzo Devani, Osvaldo Panzutto, Alberto Perazzo, el ‘Tren’ Valencia’, Hugo Gottardi, Ernesto Díaz, el ‘checho’ Angulo, el ‘Cahcacho’ Rodríguez, José James Mina Camacho, entre otros.

¡Feliz cumpleaños Independiente Santa Fe!

Jhon Álvaro Clavijo/ Twitter: @siperohoyno

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking

11

feb

2013

Del minuto de Dios al comienzo en la Copa Libertadores

David Montoya colocaba desde el punto del penal el 3-1 a favor de Santa Fe, en los minutos finales frente a Chivas de Guadalajara. El pase a cuartos de final se había perdido en el juego de ida en México cuando los ‘rayados’ se impusieron con autoridad 3-0 y luego en el enfrentamiento de vuelta, empezaron ganando 0-1 en el potrero de ese entonces que existía en el Campín. Ese, fue el último juego de Santa Fe en una Copa Libertadores.

Siete años después el ‘expreso’ vuelve al torneo más importante de clubes en nuestro continente. Esta vez, a comparación de la última participación hay un equipo de más jerarquía, categoría y de mayor nivel del que compitió en la edición del 2006, el cual comenzará su actuación este miércoles en Perú ante el Real Garcilaso.

Wilson Gutiérrez cuenta con un plantel generoso en nombres y talento del que seguramente y como se ha demostrado en este comienzo de año, irán a buscar el triunfo en cualquier cancha del continente

El último partido contra Nacional dejó una lección. El equipo se le ve cómodo cuando tiene la pelota, cuando la hace circular entre Yulián Anchico, John Valencia, Omar Pérez y el mismo Luis Carlos Arias. Algo que no sucedió en los últimos minutos del juego y en el que el rival aprovechó para alcanzar el empate.

Los cambios no fueron los adecuados y sobre todo cuando Omar necesitaba un socio en la mitad de la cancha como Emanuel Molina, alguien que aguantara el resultado con la pelota en los pies y esto último fue lo que no sucedió.

He leído muchos comentarios que la línea de tres no es buena para Santa Fe, en lo personal me gusta, pero quisiera ver junto a  Carlos Valdés y Francisco Meza a Julián Quiñones que demostró el año anterior que es fuerte en el juego aéreo y que además, brinda seguridad y rapidez en la zona defensiva del equipo. Hay que tener en cuenta que Quiñones en el torneo del título conformó en varios partidos con Meza una defensa de tres centrales.

Seguramente el técnico, a la medida que vayan pasando los juegos tanto en la liga local como en la Libertadores, irá probando jugadores y también diferentes esquemas tácticos ya que el equipo tiene futbolistas que se pueden adaptar en cualquier otra zona del campo.  El mejor ejemplo es el de Arias, que se ha acomodado en otra posición que no es la suya desde el año pasado y quien ha sido el de mejor nivel en estos juegos de comienzo de temporada.

De esta manera hay que decirle a la afición que no se preocupe, que lo sucedido el sábado ante Nacional fue más una enseñanza para el equipo y que seguramente esos errores no se cometerán en la Libertadores, torneo en el que Santa Fe peleará en instancias finales porque hay equipo.

Dato Cardenal: Santa Fe llegó a 30 partidos consecutivos en Liga marcando gol en condición de local. La última vez que los ‘leones’ no marcaron como local fue contra el América el 12 de octubre del 2011 (0-1).

Tiempo Extra: Al parecer a Jefferson Cuero nunca le enseñaron una lección básica en el fútbol: “Si pierdes el balón, tienes que ir a recuperarlo de inmediato y no quedarte parado”, porque eso fue lo que no hizo Cuero unos segundos antes en el gol del empate de Nacional.

Jhon Álvaro Clavijo/ Twitter: @siperohoyno

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking

08

nov

2012

Omar Pérez, el nuevo integrante del Olimpo cardenal

“Los héroes nacen con una hazaña inaugural, que a la vez confirma la expectativa general. En el nacimiento de un héroe siempre existe el factor expectativa, es decir; hay personas que hacen lo que deberíamos hacer pero que no habíamos pensado hacer y que de repente, muestran el camino”, Crhistian Bromberger, profesor de etnología (Universidad Provence).

En los 36 años, seis meses y 25 días pasaron varios nombres de jugadores que fácilmente habrían podido conseguir la séptima estrella para Santa Fe. Entre ellos Hugo Gottardi, Freddy Rincón, Adolfo el ‘tren’ Valencia, Acisclo Córdoba, Agustín Julio y Léider Preciado. Varios de ellos se convirtieron en ídolos de la hinchada ‘cardenal’ durante las temporadas en las que estuvieron en el equipo, sin la fortuna de coronarse campeones.

Pero siempre tuve la inquietud, sin quitar mérito a los futbolistas anteriormente nombrados, cómo alguien podía ser ídolo sin haber conseguido un título. No tuve la oportunidad de ver jugar en el equipo a Gottardi, quien fue Botín de Oro en dos ocasiones: en 1983  (29 goles) y 1984 (23 goles), esta última, Santa Fe no disputó las finales en las que hubo 14 partidos de más. Tampoco pude ver al ‘tren’ en sus primeros años con el equipo, seguramente era todo un espectáculo ir al Campín a verlo en el ataque junto a Acisclo Córdoba.

A mí me tocó ver al ‘Guigo’ Mafla, que en el 2000 fue fundamental para que el equipo peleara al final el título con el América, Tolima y Junior. También disfruté y celebré los goles de Preciado, que siempre se hacía presente con anotaciones en partidos claves como los clásicos ante Millonarios. Pero ellos dos tampoco  fueron campeones con el equipo.

Pero a partir del 2009 llegó a Santa Fe Omar Pérez. El argentino se convirtió en líder y capitán del plantel, por su inteligencia y facilidad al momento de jugar con el balón. En estos tres años, Omar tuvo que pasar de la frustración a la gloria. Supo qué era estar ilusionado con Santa Fe y después ver cómo todo se derrumbaba  en un instante sin que él pudiera hacer algo y luego, pasar a la resignación y pensar como todo hincha: “otro año sin título ¿cuándo será?”.

En la derrota se conocen los verdaderos triunfadores, se demuestra la capacidad mental de la persona, y en este caso del futbolista, para asimilar y superar el “fracaso”. Esto fue lo que sucedió con Omar, como capitán y máximo líder de Santa Fe, quien luego de las eliminaciones con el Boyacá Chicó (2010 Apertura), Tolima (2010 Finalización), Vélez Sarsfield (Sudamericana 2011) y Once Caldas (2011 Finalización), mostró el camino junto a sus compañeros de equipo obteniendo el campeonato de la Liga Postobón, algo que varios intentaron hacer ver y no lograron guiar el camino del éxito.

A Partir del 15 de julio del 2012 nació un nuevo ídolo en Santa Fe, un nuevo  “héroe” o como cada quien lo quiere llamar. ¡Sí! Omar Pérez. De los pies de él brotaron los  dos goles en la finales disputas en Pasto y en Bogotá. Con su precisión comenzaron las jugadas de las anotaciones frente a Equidad. De su inteligencia y sencillez para jugar al fútbol los delanteros aprovecharon en más de una oportunidad para anotar y él, el mismo que viste la camiseta 10 concluyó, en más de 40 ocasiones, con la pelota dentro del arco durante estos años en Santa Fe.

Omar, en el mismo instante que se encontraba arrodillado levantando los brazos y con lágrimas en el rostro cuando el árbitro pitó el final del partido, se abrió un campo en la cúspide de los ídolos de Santa Fe y se posicionó al lado de grandes como Alfonso Cañón, Alberto Pandolfi, Dragoslav Sekularak, Juan Carlos Sarnari, Lorenzo Devani, Osvaldo Panzutto, Alberto Perazzo,  entre otros, para quedar en la memoria del club como uno de los grandes de la historia del equipo. Seguro, al igual que muchos de ellos conseguirá más títulos para el cuadro rojo en el próximo año  y por qué no, pelear la Libertadores 2013.

Ñapa: Omar Pérez consiguió junto a todo un plantel con la dirección técnica de Wilson Gutiérrez, algo que muchos futbolistas no pudieron lograr en años. Por eso, el “10” argentino, es el referente del título. Y el plantel, cuando vayan pasando los años se convertirá en histórico como el grupo de jugadores que le volvió la alegría a toda una hinchada que en su gran parte, nunca habían visto a su equipo campeón del fútbol colombiano.

Jhon Álvaro Clavijo / Twitter: @siperohoyno

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking