12

feb

2014

Comienzo impecable

Si  bien, el comienzo de año de Santa Fe ha sido excelente, todavía queda mucho terreno que recorrer. El equipo de Wilson Gutiérrez ha dejado una buena impresión en estos primeros siete partidos del año que ha disputado tanto por la Liga Postobón, como por la Copa Libertadores.

Ante todo, siempre es importante ganar y los ‘leones’ han cosechado 18 de 21 puntos posibles. Partiendo de esta premisa, siempre es importante ganar para corregir errores en próximos partidos. Que si el equipo ha jugado bien o no en estas salidas, abre la polémica de cómo el equipo de afrontar cada partido.

La mejor versión de Santa Fe hasta el momento ha sido la del segundo tiempo frente a Nacional de Paraguay. Aunque en el primer tiempo el equipo no encontró espacios para penetrar la defensa paraguaya, mantuvo la calma durante el encuentro para buscar la manera de vencer el arco del portero argentino Ignacio Don.

El equipo capitalino sabía que el desgaste hecho por Nacional de Paraguay en el primer tiempo iba a reflejarse en la segunda mitad del juego.  ‘El Tricolor’, como se le conoce al equipo guaraní, comenzó a jugar muy alargado y no salía en bloque como lo hizo en la primera parte y a dejar muchos espacios entre la línea defensiva  y la primera línea de volantes, espacio que aprovechó el ecuatoriano Édison Méndez para patear de afuera y poner a ganar a Santa Fe.

Luego, Santa Fe no le dio minutos de recuperación  a Nacional y anotó el segundo, tres minutos después. Otro punto positivo del equipo de Gutiérrez, que no se conformó con la primera anotación y comenzó a liquidar el encuentro lo más pronto posible.

Dominio de pelota, pases cortos, cambios de frente, son chispazos de buen juego que Santa Fe demostró en los segundos 45 minutos. Si bien, el gol paraguayo pudo poner un punto de suspenso en el juego, el equipo no se afanó y con la calma que lo caracteriza anotó el tercer gol para asegurar los tres primeros puntos en la fase de grupos de la Copa Libertadores.

Santa Fe es un equipo muy generoso en su elaboración de juego, que en cualquier momento y uno lo sabe, marcará un gol así no esté jugando su mejor partido. Tiene una nómina amplia con la que puede disputar los dos frentes mejorando lo hecho hace un año.

Jhon Álvaro Clavijo/Twitter: @siperohoyno

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking

Recommend on Google

20

ene

2014

Operación Morelia

El semestre pasado Wilson Gutiérrez miraba al banco y no tenía mucho que escoger.  Darío Rodríguez, un juvenil y canterano de Santa Fe, terminó siendo la solución del  equipo. El juvenil motivó a que la tribuna lo pidiera en los partidos de los  cuadrangulares semifinales de la Liga Postobón, por su entrega y compromiso con la  camiseta.

Ahora las cosas cambiaron; Rodríguez es una de las tantas variantes que en el ataque    tiene Gutiérrez para este semestre, junto a Sergio Herrera y hasta el mismo ‘Pulpo’  González, si retoma el nivel con el que comenzó el segundo semestre del 2013.

No solo en la delantera el equipo se reforzó con el regreso de Wilder Medina y  Jonathan Copete, sino también en la mitad del campo con la llegada del ecuatoriano y mundialista Édison Méndez, y de Luis Manuel Seijas, quién volvió al equipo para saldar la cuenta pendiente que tiene de salir campeón con los ‘leones’ en Liga.

Si la hinchada le reclamó el semestre pasado al presidente César Pastrana por las contrataciones de hace 7 meses, ahora debe ser consciente que el equipo se armó bien para afrontar los partidos de eliminación directa frente a Morelia en la primera fase de la Copa Libertadores.

Los jugadores saben que tienen un difícil reto frente a los mexicanos, pero que tienen todo para obtener la clasificación a ronda de grupos en el torneo más importante del continente. Teniendo en cuenta que Santa Fe estuvo dentro de los cuatro mejores en la edición 2013.

¿Cómo jugarle a Morelia? Sin muchos partidos de pretemporada y con el arribo de nuevos jugadores, varios de ellos ya han hecho parte de la nómina, lo mejor es afrontar estos dos juegos con la base del equipo del anterior semestre.

Estas serían dos  posibles nóminas que en lo personal, me llaman la atención para  enfrentar a Morelia el próximo 28 de enero y 5 de febrero a los mexicanos. No hay duda que Copete es titular indiscutible, pero todavía no se sabe en qué nivel llega a Santa Fe:

Camilo Vargas; Yulián Anchico, José Julián de la Cuesta, Francisco Meza, Hugo Acosta; Juan Daniel Roa, Daniel Torres, Luis Carlos Arias; Omar Pérez; Wilder Medina y Sergio Herrera.

En dado caso que el equipo quiera tener más volumen de ataque por los costados, se podría jugar con otro esquema teniendo solo a un hombre en punta. Sería interesante ver a Méndez, quien es un jugador con características de armador, en una posición más atrasada junto a Daniel Torres, para darle un mejor trato a la pelota y una salida más clara al equipo :

Camilo Vargas; Sergio Otálvaro, José Julián de la Cuesta, Francisco Meza, Luis Carlos Arias; Yulián Anchico, Édison Méndez, Daniel Torres, Luis Manuel Seijas; Omar Pérez y Wilder Medina.

Aunque Gutiérrez tiene una difícil tarea para escoger a los once titulares, tiene la ventaja de que muchos de sus jugadores son polifuncionales y pueden jugar en diferentes posiciones dentro del campo. Todo esto aportará para que Santa Fe logre el primer objetivo de este 2014, que es obtener la clasificación a la ronda de Grupos de la Copa Libertadores.

Jhon Álvaro Clavijo /Twitter: @siperohoyno

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking

Recommend on Google

27

nov

2013

Carta de un padre santafereño a su hijo

Desde que tengo uso de razón he seguido a Santa Fe.

Todavía recuerdo la primera vez que mi papá me regaló el uniforme del primer campeón del fútbol colombiano, la primera vez que me llevó al Campín. Todavía evoco las tristezas y alegrías que hemos compartido por el sentimiento que tenemos hacia nuestro equipo, toda esa emoción que produjo ver a Santa Fe en una semifinal de Libertadores y celebrando la séptima estrella. Inolvidables emociones que he experimentado con el primer hincha de Santa Fe que conocí, mi papá.

Y a pesar de todas estas vivencias, a mis 24 años nunca me he cuestionado ni tampoco le he preguntado a mi viejo: ¿por qué me hizo hincha de Santa Fe?.

Yo aún no lo sé y no sé si lo vaya a saber, pero lean a este padre santafereño que le escribió una carta a su hijo, de dos años, explicándole por qué quiere que sea hincha del ‘Expreso Rojo’.

Disfrútenlo…

¿Por qué quiero que seas de Santa Fe?

No te voy a mentir: no es el mejor equipo del mundo. Tampoco el más glorioso. De hecho, puede que no sea el mejor del país. Pasa que es el que me gusta a mí, y eso, te voy a explicar por qué, es muy, MUY importante.

Hoy adoras pasar tiempo conmigo. Te gusta que juguemos, que saltemos en la cama, que te siente en mis piernas a ver televisión o a jugar con el iPad, te gusta que cantemos juntos y que use tu barriga como tambor. Hoy, que tienes apenas dos años, soy tu mejor amigo.

Y se va a poner mejor: voy a ser tu héroe. Sentirás que no hay nadie más fuerte, más inteligente y más importante. No habrá pregunta que no pueda responderte, juguete que no consiga hacer funcionar, rompecabezas que no logre armar y monstruo que no pueda vencer. Lo podré todo. Y eso te va a maravillar.

Lo malo es que durará poco. Vas a crecer y empezaré a parecerte anticuado. Te luciré frágil y seguramente tendrás que bajar la mirada para verme a los ojos. Notarás mis errores y estarás en desacuerdo con mis decisiones. Me duele pensarlo, pero es inevitable: habrá días en que vas a odiarme.

Después de ser el primero en tu lista, tendré suerte si logro estar en el top 5 de tus preferencias. Por encima de mí estarán tu novia, tus amigos, las fiestas, el colegio y hasta el carro. De hecho, tendré suerte si logró estar en el top 10, porque luego vendrán tu esposa, tus hijos, el trabajo…

Y no podré recuperarte. Ya no nos gustará la misma música, ya no veremos los mismos programas de televisión, ya no querrás tenerme en todos tus ambientes y tampoco tendremos tanto tiempo para estar juntos. Harás tu vida. Y así debe ser.

Pero tengo un plan: Si logras querer a Santa Fe tanto como yo, si logro convencerte de que ESE es TU equipo por encima de todo, si logramos evitar a los que quieren que cambies de colores, si logramos que todos (tu mamá, tus abuel@s, tus tias, tus prim@s, nuestros amig@s) entiendan que no se trata de fútbol o de pasión, sino de amor, todo estará solucionado. Nos veremos cada domingo para ir juntos al estadio. Será NUESTRO espacio, solo nuestro, y tendré un poquito de ti al menos una vez a la semana.

Por favor, sé hincha de Santa Fe. Te lo pido por amor. No por amor a Santa Fe, sino por amor a ti.”

Por: Hernando Paniagua /Twitter: @don_paniagua

Categoria
Sin categoría

TAGS

comentarios
0

ranking

Recommend on Google

10

jul

2013

“El equipo de Wilson tiene corazón y se merece salir campeón”

No fueron agradecimientos clichesudos y frases de moral barata hacia Santa Fe. Fueron palabras de afecto y cánticos que la tribuna tuvo con el equipo antes, durante y después del partido frente a Olimpia de Paraguay, fue un respaldo a todo el proceso que el plantel ha tenido durante estos últimos años.

Santa Fe volvió a la cúspide del fútbol colombiano logrando al mismo tiempo un Semifinal de Copa Libertadores. Se le volvió costumbre disputar los torneos, algo que un equipo grande siempre tiene que hacer. Tuvo que sufrir duras eliminaciones en cuadrangulares para luego alcanzar la séptima estrella y hoy, casi un año después, jugar nuevamente la final del fútbol colombiano frente a Atlético Nacional.

Si bien, hay un golpe anímico por la eliminación en la semifinal de la Libertadores frente a Olimpia, el equipo de Wilson Gutiérrez tiene que asimilar la derrota lo más pronto posible para pensar en la final de la Liga colombiana. Mental y físicamente los jugadores pueden estar desgastados, pero tienen que dejar el alma en la cancha como sucedió en el último juego frente a los paraguayos. Serie que se perdió en Asunción.

Futbolísticamente y con el respeto que se merece el rival, Santa Fe tiene mejores argumentos a nivel colectivo para vencer a Nacional. Seguramente el equipo de Osorio no será un rival fácil, contando además que es de esos equipos como Olimpia que pueden que no brinden un buen espectáculo que llame la atención al público, pero que poseen esa mística y suerte para sacar ventaja en momentos determinados del juego. ¡Sí! la suerte es necesaria para ser Campeón, esa que le faltó al remate de Borja que se estrelló en el palo.

Ahora bien, Santa Fe en este último año recuperó la historia de equipo grande que perdió durante muchos años. Hay que tener en cuenta que hace dos años los ‘leones’ fueron eliminados de la Sudamericana en instancias de cuartos de final en el último minuto por un penal. Ese mismo equipo quedó eliminado un mes después por el Once Caldas en las semifinales de la Liga Postobón.

Al mismo tiempo está volviendo a hacer y nacer hinchada apoyado por los grandes resultados. Hay más de 15.000 abonados, una cifra que seguramente el otro año aumentará. Por esta razón y muchas más estoy contento por el equipo. Durante el partido de ida de la semifinal de la Libertadores, los jugadores fueron unos verdaderos leones que corrieron los 94 minutos de juego que debieron ser 98 y que el árbitro no compensó, alcahueteando  la segunda mejor táctica de los paraguayos durante el juego: hacer maña y tirarse al césped del Campín.

Me sobran los pensamientos y me faltan las palabras para felicitar a todo Santa Fe por lo que realizó en la Libertadores. Me uniré al cántico que se ha vuelto popular en el Campín durante los últimos tiempos para apoyar a los jugadores que disputarán una nueva final: “El equipo de Wilson tiene corazón y se merece salir campeón”, agregando: y regresar a la Libertadores para volverla a disputar.

Ñapa: varios jugadores están construyendo una historia exquisita con el club como Omar Pérez, Camilo Vargas, Yulián Anchico, Francisco Meza, Daniel Torres, Juan Daniel Roa, Carlos Valdés y sí, hasta el mismo Gerardo Bedoya. Jugadores que han estado en el equipo durante estos años de buenos resultados. También, Wilson Gutiérrez que tiene la posibilidad de ser el segundo técnico de alcanzar dos títulos por el fútbol  colombiano con Santa Fe como le sucedió al argentino Julio Tocker en los años de 1958 y 1960. Ojalá se de este próximo 17 de julio con la octava estrella.

Jhon Álvaro Clavijo / Twitter: @siperohoyno

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking

Recommend on Google

13

jun

2013

Tan cerca pero tan lejos: un mes crucial para Santa Fe

Luego de 15 días de para por las fechas de eliminatorias, las ansiedad reaparece en el hincha cardenal. Se vienen ocho finales durante el próximo mes que pueden acercar a este plantel a que marque una bella historia consagrándose con dos títulos (Libertadores y Liga). ¡Pero vayamos despacio!

Contra el deportivo Cali, Once Caldas y Millonarios, Santa Fe disputó en liga  12 puntos logrando una cantidad de siete unidades, producto de dos triunfos, un empate  y una derrota. Es un grupo difícil, complicado, pero en el cual los dirigidos por Wilson Gutiérrez tienen con qué ganar.

Con Millonarios, contando los juegos de Superliga y Liga se obtuvieron nueve puntos de los 12 que se disputaron y ahí, con el clásico rival se va a definir el paso a la final, si se obtiene cuatro puntos en los dos partidos y haciendo respetar la condición de local, algo que Santa Fe hace valer sobre todo con el Cali, se podría llegar a una final.

Apartando el juego de las matemáticas, el equipo es consciente que tiene una gran oportunidad de marcar historia y que se puede conseguir yendo paso a paso, con humildad, mesura y sobre todo, con buen fútbol. Ese buen fútbol al que a Santa Fe no le hace falta y que se vio reconocido en las llaves de octavos de final frente a Gremio y en los cuartos, contra Garcilaso. Además el equipo contó con 15 días de descanso que servirán para afrontar con el plantel titular los primeros juegos de los cuadrangulares semifinales, antes de disputar las llaves de la semifinal de la Libertadores ante Olimpia de Paraguay.

Si bien, el pan se puede quemar en la puerta del horno, Santa Fe cuenta con jugadores de experiencia como Omar Pérez, Gerardo Bedoya y Yulián Anchico que ofrecen tranquilidad y como se dice popularmente “cancha”, para disputar instancias cruciales como las que se avecinan.  Asimismo cuenta con hombres talentosos que pueden definir un partido complicado como sucedió con Wilder Medina frente a Gremio. También se encuentra Jefferson Cuero que con un disparo de media distancia o una diagonal de afuera hacia adentro puede romper la línea defensiva más férrea de un equipo paraguayo  y como en todo equipo que aspira a cosas grandes, se cuenta con un gran portero, Camilo Vargas.

Independiente de lo que sucede a partir de este sábado. Aplaudo al equipo de todo lo que realizó hasta el momento, llegando a ser el mejor club de la actualidad del balompié nacional. Aplaudo su unidad de grupo, la familia que ha querido conservar el presidente César Pastrana y la confianza que le dio a Wilson Gutiérrez. ¡Sí! Ese mismo que trajo la esquiva séptima estrella y que a pesar de las críticas, ahora tiene a Santa Fe dentro de los cuatro mejores equipos del continente y que también lo tiene disputando las finales del fútbol colombiano.

Lo que viene, es reafirmar la condición de favoritos en la Liga Postobón y de dar el salto a la consagración en la Libertadores. Primero, frente a un equipo copero como lo es Olimpia, pero que en la actualidad el cuadro ‘cardenal’ tiene más argumentos futbolísticos para llegar a la final. Eso, se tendrá que demostrar en la cancha y seguramente el plantel asumirá estos encuentros con responsabilidad y con hambre de gloria, porque saben que todavía no han ganado nada.

Tiempo extra: para los críticos de Wilson Gutiérrez que afirman que él no sabe nada de fútbol, vale refrescarles la memoria sobre los números que ha tenido el técnico del equipo bogotano durante este año, contando Superliga, Liga, Copa Libertadores y Copa Postobón.

Libertadores:      10 PJ.   7 PG.      2 PE.  1 PP.     23 PTS.    16 GF.        7 GE.    DIF: 9

Liga Postobón:   18 PJ.   9 PG.      6 PE.   3PP.      33 PTS.    32 GF.      25 GE.   DIF: 7

Copa Postobón: 10 PJ.   3 PG.      6PE.    1PP.      15 PTS.     10 GF.      8 GE.   DIF: 2

Superliga:          2 PJ.      2 PG.                                 6 PTS.      3 GF.       1 GE.  DIF: 2

Total:                  40 PJ. 21 PG.  14 PE.  5 PP.       77 PTS.    61 GF.     41 GE.  DIF: 20

Rendimiento: 64, 1 %

¡Menos mal no sabe nada de fútbol!

Jhon Álvaro Clavijo @siperohoyno

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking

Recommend on Google

28

feb

2013

¡Feliz cumpleaños Santa Fe! un año más de grandeza

Uno no elige de quién enamorarse y así mismo sucedió para ser hincha de Santa Fe. ¡No! No tuve que elegir entre el color rojo y el azul, simplemente en mi chip venía la palabra Santa Fe.

Desde pequeño acompañaba los domingos a mi papá a montar bicicleta por la sabana de Bogotá con sus amigos, la gran mayoría hinchas de Millonarios quienes me regalaban vasos, camisetas del equipo azul pero se las devolvía sin pena.

Siempre tuve la duda de por qué querían que me uniera a sus filas, qué necesidad había si ellos eran mayoría. Me argumentaban que Santa Fe llevaba 20 años sin lograr un título, esos argumentos los castigarían unos años después.

Aquellos amigos de mi papá me tenían un apodo bien particular ‘Conmebol’. Por aquella época Santa Fe estaba disputando las instancias finales del torneo continental y que luego perdería la final ante Lanús de Argentina. Luego de acompañar a mi papá, él me llevaba al Campín para seguir al equipo en el que estaban Rafael Dudamel, Nelson Florez, Óscar Upegui, ‘Pacho’ Wittinghan y entre otros. Ese, fue el primer Santa Fe que tuve que ver, un equipo sin tanta clase como el de hoy pero con la garra que caracteriza a la institución.

Pasaron los años y me seguía vistiendo de rojo los domingos. Tenía la esperanza de algún día ver al equipo campeón, pero no llegaban  títulos, las  victorias eran escasas, lloraba con la final de la Merconorte, y al tiempo me alejaba del Campín. Siempre he creído que el hincha no es necesariamente aquel que se siente orgulloso porque va cada domingo al estadio supuestamente ‘apoyar’ al equipo, cuando van es a tirarle monedas a sus propios jugadores o a pelear con los fanáticos rivales.

Yo también sufría sin necesidad de ir al estadio, ya fuera por televisión o cuando no lo transmitían me ponía a oír las narraciones de Jorge Eliecer Torres en radio.

Pasaban los años y no me desprendía del equipo desde el radio o el televisor. Disfrutaba del gol del ‘Guigo’ Mafla ante el América en las finales del 2000 o sufría con un gol de Millonarios en el último minuto que nos dejaba sin posibilidad de ir a una Copa Libertadores.

Pasaron jugadores que querían la camiseta como Agustín Julio, Léider Preciado o hasta el mismo ‘Cachaza’ Hernández, ídolo de oriental, pero la séptima estrella no llegaba. Como a mí papá ya no le interesaba ir más al estadio, decidí ir sólo y volví en el 2003 en un clásico ante Millonarios que quedó empatado a un gol. Ya ir al Campín no era plan de padre e hijo, sino de un heredero de un equipo de fútbol que iba y gastaba su plata para ir a ver a Santa Fe.

Ya en el 2005 se estuvo cerca, la confianza del hincha para volver al Campín creció en todo el año. Y al final, el premio se dio contra el Pereira cuando faltando 10 minutos los ‘cardenales’ consiguieron el boleto a la Libertadores del 2006.

Era un sueño ver al equipo en el torneo más importante del continente y un agrado ir a verlo. Ver la contundencia de Preciado, la agilidad de Yanes, la precisión de David Montoya y la seguridad que brindaba el central uruguayo Nelson Olveira.

Luego vinieron años en el que el equipo  no tuvo destacados torneos hasta que en el 2009, en cabeza de Omar Pérez, Santa Fe logró la Copa Colombia. Este fue el punto de partida para que los ‘leones’ comenzaran a disputar los torneos de la Liga y estar cerca de la séptima estrella.

En el 2010 el Boyacá Chicó eliminó en el Campín a Santa Fe de las finales y unos meses después en el torneo finalización, Wilder Medina nos sacó de la final faltando dos minutos para que terminara el juego. En lo personal, ha sido el día que más he odiado al fútbol, pero no a Santa Fe ¡Jamás!

Un año después, la oportunidad se volvía a escapar frente al Once Caldas. Pero el 2012 fue una revancha contra 37 años de decepciones, ilusiones y frustraciones. También, fue poder volver a animar a mi papá a que volviera al estadio para despedir a Léider y Julio, y luego darnos el gusto de ver un banquete de 5 goles contra el Real Cartagena.

La ilusión y la felicidad de ver al equipo coronarse campeón crecieron más al final del partido ante Equidad. Las caras de los hinchas se veían ilusionadas en el Campín luego del pitazo final del juego y unos días después, todos sabríamos el final de esta historia.

Tiempo extra: este fue un relato de algunos recuerdos que he tenido de Santa Fe durante mis 23 años de edad. Seguro habrá más relatos y experiencias de otros hinchas de Santa Fe sobre cómo se volvieron fanáticos del equipo. El sentimiento hacia los ‘leones’ nunca se ha ido y ni se irá. Es respetar los colores de la institución, el escudo y esta es la identidad que Santa Fe está promoviendo en estos años hacia el jugador y el hincha.

También es respetar la historia y a esos hombres que lograron de Santa Fe un gran equipo como Alfonso Cañón, Alberto Pandolfi, Dragoslav Sekularak, Juan Carlos Sarnari, Lorenzo Devani, Osvaldo Panzutto, Alberto Perazzo, el ‘Tren’ Valencia’, Hugo Gottardi, Ernesto Díaz, el ‘checho’ Angulo, el ‘Cahcacho’ Rodríguez, José James Mina Camacho, entre otros.

¡Feliz cumpleaños Independiente Santa Fe!

Jhon Álvaro Clavijo/ Twitter: @siperohoyno

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking

Recommend on Google

17

feb

2013

Oportunidad desaprovechada por los suplentes

Hace tiempo no había visto a varios jugadores sin entrega por el equipo en un partido, tal vez la última vez que sucedió fue el semestre pasado cuando Santa Fe perdió 4-0 en condición de visitante contra el Cúcuta. Pero lo de esta tarde fue vergonzoso.

Hay que tener en cuenta que el once titular que saltó a la cancha no fue un equipo mixto, sino un equipo suplente. El único que hace parte de los titulares en este comienzo de año es Camilo Vargas y en unas ocasiones Juan Daniel Roa.

Jairo Suárez nunca me ha gustado como jugador, pero independiente de eso, desde un principio vi mal su regreso al equipo. Increíble que no exista un canterano en esa posición. No es un refuerzo y hoy se vio superado cada vez que Itagüí atacaba por su banda derecha. Aunque no tuvo responsabilidad en los goles, tampoco salió al ataque.

Por otra parte, los centrales Germán Centurión y Julián Quiñones desentonaron, los dos están lentos y también mal por arriba. Se entendió la razón por la que Wilson Gutiérrez no usaba como titular a Quiñones, quien en lo personal lo pedí en la titularidad en varios partidos.

También es preocupante lo de Gerardo Bedoya, quien hizo recorridos largos para recuperar la pelota y dejaba solo a Roa en la mitad de la cancha. Además, no entregó bien la pelota en más de una ocasión, tanto que en una de esos malos pases nació el cuarto gol del rival.

Lo de Emanuel Molina, Fernando Cárdenas, Danilo Moreno Asprilla y Jefferson Cuero demostró que los jugadores necesitan conocerse y estar juntos en varios partidos. No lograron hacer más de cinco pases seguidos, tampoco crearon oportunidades de gol en el arco de Itagüí, en pocas palabras, no se entendieron en la ofensiva de Santa Fe.

De esta manera Gutiérrez demostró la no titularidad de Quiñones y la razón de por qué muchos están en la banca. Pero sí hay que considerar que el técnico del equipo se equivocó en no mezclar los titulares con los suplentes en el once inicialista del juego ante Itagüí.

Pudo ser una buena oportunidad para haber probado en la delantera a Medina con Cuero. En la mitad del campo a John Valencia con Roa y en defensa a Valdés o el mismo Meza, con centurión o Quiñones.

Tiempo extra: así como muchos decíamos que con Quiñones Santa Fe mejoraría por arriba, algunos decían que con la línea de cuatro al equipo no le levantarían la pelota. Ni lo uno ni lo otro. Defiendo la línea de tres, aunque sea riesgoso, pero el equipo va a jugar a lo que sabe, que es hacer circular la pelota y con mayor tenencia sobre ella. Se va a salir más por las puntas con Luis Carlos Arias y Yulián Anchico.

Claro, existe un riesgo jugar con este esquema, pero es en la debilidad en la que el equipo debe trabajar más, tanto en el regreso de Anchico como de Arias y hacer más presión desde la primera línea de volantes para no dejar levantar la pelota.

Jhon Álvaro Clavijo/ Twitter: @siperohoyno

Categoria
Sin categoría

comentarios
1

ranking

Recommend on Google

11

feb

2013

Del minuto de Dios al comienzo en la Copa Libertadores

David Montoya colocaba desde el punto del penal el 3-1 a favor de Santa Fe, en los minutos finales frente a Chivas de Guadalajara. El pase a cuartos de final se había perdido en el juego de ida en México cuando los ‘rayados’ se impusieron con autoridad 3-0 y luego en el enfrentamiento de vuelta, empezaron ganando 0-1 en el potrero de ese entonces que existía en el Campín. Ese, fue el último juego de Santa Fe en una Copa Libertadores.

Siete años después el ‘expreso’ vuelve al torneo más importante de clubes en nuestro continente. Esta vez, a comparación de la última participación hay un equipo de más jerarquía, categoría y de mayor nivel del que compitió en la edición del 2006, el cual comenzará su actuación este miércoles en Perú ante el Real Garcilaso.

Wilson Gutiérrez cuenta con un plantel generoso en nombres y talento del que seguramente y como se ha demostrado en este comienzo de año, irán a buscar el triunfo en cualquier cancha del continente

El último partido contra Nacional dejó una lección. El equipo se le ve cómodo cuando tiene la pelota, cuando la hace circular entre Yulián Anchico, John Valencia, Omar Pérez y el mismo Luis Carlos Arias. Algo que no sucedió en los últimos minutos del juego y en el que el rival aprovechó para alcanzar el empate.

Los cambios no fueron los adecuados y sobre todo cuando Omar necesitaba un socio en la mitad de la cancha como Emanuel Molina, alguien que aguantara el resultado con la pelota en los pies y esto último fue lo que no sucedió.

He leído muchos comentarios que la línea de tres no es buena para Santa Fe, en lo personal me gusta, pero quisiera ver junto a  Carlos Valdés y Francisco Meza a Julián Quiñones que demostró el año anterior que es fuerte en el juego aéreo y que además, brinda seguridad y rapidez en la zona defensiva del equipo. Hay que tener en cuenta que Quiñones en el torneo del título conformó en varios partidos con Meza una defensa de tres centrales.

Seguramente el técnico, a la medida que vayan pasando los juegos tanto en la liga local como en la Libertadores, irá probando jugadores y también diferentes esquemas tácticos ya que el equipo tiene futbolistas que se pueden adaptar en cualquier otra zona del campo.  El mejor ejemplo es el de Arias, que se ha acomodado en otra posición que no es la suya desde el año pasado y quien ha sido el de mejor nivel en estos juegos de comienzo de temporada.

De esta manera hay que decirle a la afición que no se preocupe, que lo sucedido el sábado ante Nacional fue más una enseñanza para el equipo y que seguramente esos errores no se cometerán en la Libertadores, torneo en el que Santa Fe peleará en instancias finales porque hay equipo.

Dato Cardenal: Santa Fe llegó a 30 partidos consecutivos en Liga marcando gol en condición de local. La última vez que los ‘leones’ no marcaron como local fue contra el América el 12 de octubre del 2011 (0-1).

Tiempo Extra: Al parecer a Jefferson Cuero nunca le enseñaron una lección básica en el fútbol: “Si pierdes el balón, tienes que ir a recuperarlo de inmediato y no quedarte parado”, porque eso fue lo que no hizo Cuero unos segundos antes en el gol del empate de Nacional.

Jhon Álvaro Clavijo/ Twitter: @siperohoyno

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking

Recommend on Google

11

ene

2013

2013: año de nuevos objetivos para Santa Fe

Luego del guayabo por el título conseguido en el primer semestre del año pasado, que duró todo el anterior torneo, Santa Fe tiene nuevas metas y objetivos para este 2013 que comienza con la disputa de la Superliga el 23  y 27 de enero ante Millonarios. Por simple honor y demostración de grandeza el equipo debe ir por el triunfo ante el rival de patio y conseguir este trofeo para comenzar con pie derecho el año.

Luego y a la par, tendrá que afrontar la Copa Colombia, la Liga y finalmente la Copa Libertadores. Normalmente y sobre todo en nuestro país los equipos tienden a escoger un torneo y dejar de lado el certamen local. Con las nuevas caras que se han sumado al equipo y manteniendo la base del 2012 el conjunto ‘cardenal’, puede luchar en los dos torneos hasta instancias finales y decidiendo a lo último, elegir alguna de las competiciones.

Santa Fe está en un grupo asequible en el que puede asegurar su cupo dentro de los 16 mejores clubes de América.  Esto demostraría que el escuadro ‘rojo’, puede ir por el título, sin dejar de tener en cuenta que los equipos brasileños junto a Boca Juniors y Vélez Sarsfield, parten como favoritos para obtener el título.

A falta de que se incorpore uno, o dos nuevos refuerzos para este semestre, el equipo tiene una nómina para pelear los dos frentes. Está en la capacidad de los jugadores demostrarlo en la cancha y comenzar a romper esa mala maña de estar bien en una competición y mal en la otra.  El futbolista colombiano, y el que esté en Santa Fe, tiene que acostumbrarse a disputar y ganar títulos en todos los certámenes en los que se compita uno tras otro. Hay equipo con el que se puede salir campeón, así no haya estado de acuerdo en algunas incorporaciones al plantel (Marino García, Humberto Mendoza y Jairo Suárez).

Tiempo extra: la llegada del preparador físico uruguayo Esteban Gesto indica que la junta directiva quiere ver al equipo compitiendo hasta instancias finales tanto en el torneo local como en la Copa Libertadores, y la mejor manera fue traer a un hombre de experiencia en la parte física como en la dirección técnica  y que trabajó de la mano de Oscar Tabares, en la selección uruguaya. Esto es una razón más para esperar que el equipo obtenga un título en el primer semestre del 2013 y vaya por la Liga Postobón II. El hincha como el equipo, deben acostumbrarse a ganar y quitarse ese rótulo de “sufridos”.

Jhon Álvaro Clavijo /Twitter: @siperohoyno

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking

Recommend on Google

06

dic

2012

Antes de marcar el primer gol, hay que pedir disculpas

El reloj marcaba el minuto 88 y Santa Fe estaba cerca de llegar a la final del fútbol Colombiano para disputar el título. Pero en ese instante, Wilder Medina controló el balón, se volteó y soltó un remate al ángulo superior derecho del arco que defendía Agustín Julio. Lo acepto, esa eliminación me dolió más que la misma final que se perdió contra Nacional en el 2005.

En ese momento Medina para mí, era el jugador que más detestaba y no sólo por ese gol, sino porque en la primera fecha de ese cuadrangular también le había marcado a Santa Fe en Ibagué el gol del empate 2-2 a falta de cinco minutos para que concluyera el juego. En fin, pasaron los meses y en el primer torneo del 2011, otra vez tocaba verse las caras con el Tolima, sí, ese equipo que mató las esperanzas en ese 2010 a todos los hinchas cardenales de gritar ¡CAMPEÓN! después de tantos años.

Y otra vez Medina, como buen verdugo, marcaba de penal y nuevamente al final del juego en el minuto 89. Ya no le tenía bronca  porque sabía que ese era su trabajo, hacer goles y preciso Santa Fe era su víctima. Horas después de ese encuentro en el 2011, oí reacciones por parte del jugador antioqueño contra Santa Fe y al mismo tiempo contra Julio.

Se dijeron de todo: Julio le preguntaba antes de ese cobro que a qué sabía, me imagino que la marihuana; él respondió después del tanto, que a gol. La pelea siguió luego del juego tanto que el exarquero puso en su cuenta de Twitter que el delantero era grosero y que para él, era difícil no recordarle lo que era.

Pasaron las semanas y el artillero del Tolima resultó positivo en el control de antidopaje en ese juego de la primera fecha del apertura 2011. En su defensa, Medina declaró a varios medios de comunicación que recibió amenazas provenientes de Bogotá por ese gol que anotó en las finales del 2010 al equipo ‘cardenal’, y que lo de las muestras de dopaje se trataba de una campaña en su contra.

Las declaraciones insinuaron que el equipo estaba detrás de todo esto. Lo cual y a título personal, me sentí ofendido por lo que quiso insinuar el delantero. Ya no importaban los goles, había asimilado que ese era su trabajo, me daba rabia que no aceptara su error y que se ensañara contra la institución.

Cuando llegó a Santa Fe

Cuando oí la noticia que el delantero llegaba a Santa Fe para reforzar al equipo para el próximo año, quedé sorprendido al igual que toda la hinchada. ¡Sí! como jugador sé que es un delantero que puede aportar mucho a la Libertadores y Liga Postobón del otro año ¿Pero en la parte personal? ¿Y lo que dijo en contra del equipo qué, se olvida?

En varias entrevistas el jugador manifestó que quiere dar lo mejor de sí para poner feliz a la hinchada. Además, que es consciente  que esta, es su última  oportunidad de su carrera profesional y que se la está brindando César Pastrana y el club. También, que estaba muy feliz y se sentía a gusto estar en Santa fe, que ya había arreglado sus problemas con Julio y ahí es cuando más de uno se pregunta y me incluyo ¿Con la institución?

Así como ha dicho que quiere ser persona, el pedir disculpas a Santa Fe lo acercará más a sus objetivos personales y lo cual, hasta el momento, no lo ha hecho y lo deberá hacer. Luego, de ahí en adelante cuando comience a jugar sólo le quedará hacer goles y no volver a caer en los errores del pasado, no para ganarse a la tribuna, sino por él y su familia.

Ojalá pida disculpas  porque es lo mínimo que puede hacer con la institución que le está brindando la mano. Y como dicen por ahí, del dicho al hecho hay mucho trecho.

Gran parte de la fanaticada espera que tenga éxito con Santa Fe y  también deseo  que lo tenga, pero ahora tiene que comenzar a cambiar en lo personal y unas disculpas no quedarían mal.

La ñapa: el fútbol colombiano está de luto por el fallecimiento de Miguel Calero. Independiente de las camisetas que haya defendido en Colombia, fue uno de los íconos para muchos que cuando éramos niños quisimos ser futbolistas y veíamos en él y en otros jugadores más, un ejemplo a seguir. Por eso este espacio para darle gracias por el espectáculo que brindó dentro de un terreno de juego. Ojalá la Dimayor estudie la propuesta que está tomando fuerza sobre crear el premio ‘Miguel Calero’, como reconocimiento al mejor portero de cada campeonato.

Jhon Álvaro Clavijo/Twitter: @siperohoyno

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking

Recommend on Google