Tags de Posts ‘José Pékerman’

14

oct

2015

La ausencia de Yepes, o cómo manejar veinteañeros millonarios

El 4 de julio de 2014, en medio de la simpatía de un país y de la “colombianada” que nunca falta (y que en esa ocasión se llamó “Era gol de Yepes”), Mario Alberto jugó su último partido con la Selección Colombia, el más importante en nuestra historia, además, pues fue en cuartos de final de un Mundial, lo más lejos que hemos llegado en el torneo más importante del mundo. Hoy, después de una fallida Copa América y un arranque de eliminatoria a Rusia 2018 que dejó un doloroso 3-0 en Uruguay, no puede ser más evidente que la ausencia de Yepes es el primero de los problemas de una Selección que hoy nos tiene a todos con dolor de camiseta.

Claro, es fácil señalar a Pékerman y sus errores (Tabárez le dio un repaso táctico en Montevideo) e inevitable iniciar una lista de jugadores para crucificar y otra con los que hicieron falta, pero lo cierto es que lo visto en el Centenario deja claro que en esta Selección Colombia no hay un líder, alguien que le recuerde a los jugadores qué significa esa camiseta que están vistiendo, y ese era Yepes. Mario Alberto, Faryd Mondragón y Luis Amaranto Perea tuvieron un papel fundamental rumbo a Brasil 2014 al ser el puente generacional entre un técnico que se acerca a los 70 (y que para rematar es argentino, es decir, de otra cultura) y una camada brillante de veinteañeros colombianos amantes del reguetón, el choke y las redes sociales, que durante esa eliminatoria y su respectivo Mundial vivieron su consolidación profesional y pasaron de ser simples jugadores de fútbol a ídolos nacionales y estrellas de contratos multimillonarios.

No hay nada más difícil que manejar un camerino. Los egos, las envidias, los reclamos (callados o abiertos) de aquel que siente que merece jugar y no es tenido en cuenta, el “quién es quién”, los premios, los contratos publicitarios para unos sí y para otros no… La Selección Colombia enfrentó todo eso entre 2011 y 2014 y salió adelante gracias a la manija que le dio Yepes. ¿Que hay que negociar la repartición de premios por los éxitos que estamos teniendo? Yepes se encarga. ¿Que te crees mucho porque estás figurando en Europa? Yepes ya pasó por ahí, duró diez años en el primer nivel del Viejo Continente y algún consejo te dará. ¿Que vas a maltratar al novato recién llegado que actúa en el fútbol colombiano? Yepes te enseña lo que es el respeto. ¿Que la fama te complica la vida familiar pues llueven las mujeres? Yepes te cuenta cómo mantener una relación estable a pesar del fútbol. ¿Que tienes una oferta y no sabes cómo negociar? Yepes te recomienda cómo evitar a los empresarios ladrones.

Yepes. El Capitán. El líder. El tipo que era ídolo de toda esa generación que lo acompañó al Mundial cuando ellos apenas eran prejuveniles que soñaban con ser profesionales, el mismo al que todos respetaban sin importar lo millones que empezaron a ganar o la fama que tenían. La Colombia que llegó a Brasil 2014 tenía los goles de Falcao (incluso logró superar con creces su ausencia en el Mundial), el talento de James y Cuadrado, el corazón de Sánchez, la seguridad de Ospina, el hambre de gloria de un grupo de muy buenos jugadores que se sabía haciendo historia, pero Yepes era la piedra filosofal del proyecto Pékerman, era el encargado de que tanta fama, tanto dinero y tanta gloria no se le subiera a la cabeza al equipo. Y Yepes ya no está.

Claro, a los 39 años aún juega con San Lorenzo y está activo, pero tras el Mundial, ejerciendo una vez más su papel de líder para definir los premios de todo el equipo, no se le ha vuelto a convocar y el tema camerino empezó a complicarse.

De entrada tenemos el episodio en la Copa América en el que James, Zúñiga y Armero protagonizaron un encontrón. El tema nunca se hizo público, pero la solución de Pékerman fue apostarle a su estrella y, tras el fracaso en Chile, ninguno de los dos laterales volvió a ser convocado (su nivel, además, facilita la decisión del entrenador). Pero a eso sumémosle la falta de mando en el campo. Cuando las cosas se complicaron en la Copa no hubo quién ordenara, quien impulsara anímicamente, quién hiciera salir ese “algo más” que todo futbolista lleva. Falcao, el primer heredero de la banda que por años llevó Yepes, fue un entusiasta motivador (verlo abrazando a los que fallaron los penales contra Argentina lo demuestra) pero un capitán no puede ser sólo un buen tipo, tiene que ser el “mandacallar”, al que le pides consejo, al que le haces caso, el que te da seguridad como persona y como futbolista… y ahí toca preguntarse, ¿a quién le hacen caso hoy los jugadores de la Selección?

James ha sido capitán y su liderazgo está entronado en su talento y prestigio internacional, pero la estrella del equipo no es necesariamente su líder (pregúntenle a Messi, es más, al mismo Falcao), menos a esa edad. Ospina tiene influencia en el camerino pero no voz de mando y Guarín, un “patrón” nato que es capitán del Inter de Milán, en estos dos partidos nos quedó debiendo pues es evidente que nunca se ha sentido el capo de la Selección, y sin confianza no hay capitán. ¿Carlos Sánchez? Lo diré una y mil veces, cuando sea grande quiero ser como el hoy volante del Aston Villa, pero ser el hombre fuerte del equipo en la cancha no te convierte en el hombre fuerte fuera de ella. Eso se gana con experiencia, con años, con una palabra mágica llamada respeto.

Deportivamente Yepes es reemplazable: Jeison Murillo, por más que tuviera un partido flojo en Montevideo, es el llamado a ser el nuevo comandante de la defensa. Pero capitán no hay. Al menos hoy. Y aunque algunos veteranos periodistas a quienes respeto digan que les importa muy poquito quién sea el dueño de la banda en la Selección, no se trata sólo de una cinta en el brazo, se trata de manejar un camerino, de recordarle constantemente a un puñado de veinteañeros multimillonarios acosados por los contratos publicitarios, por las ofertas de clubes grandes, por el impacto mediático, que todo eso queda a un lado cuando se ponen la camiseta de la Selección Colombia pues se están poniendo la bandera del país.

No hay grandes equipos sin grandes líderes y el nuestro tiene un montón de magníficos jugadores, pero hoy no tiene capitán. Y sin capitán se hunde hasta el mejor barco.

En Twitter: @PinoCalad

Categoria
Gol Caracol

comentarios
1

ranking

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos
Loading ... Loading ...

14

abr

2014

Cómo abusar del fútbol con fines políticos: Santos y Pékerman

Las encuestas van mal y la reelección no pinta como Juan Manuel Santos pensaba. Claro, hay cifras que defienden la gestión del presidente, así como hay muchísimas que la condenan -comenzando por los falsos positivos de cuando era MinDefensa de Uribe (yo no olvido)-, pero en general eso de caerse de una bicicleta, el episodio de la incontinencia y la desfachatez de las elecciones parlamentarias no le ayudan mucho en su campaña. ¿Qué hacer en la Unidad Nacional para solucionar esto? Pues acudir al fútbol, al circo nacional, a lo único que medio nos une, para ver si capta votos que hagan que valga la pena la inversión en botox.

Categoria
Gol Caracol

comentarios
0

ranking

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos
Loading ... Loading ...

30

ago

2012

Amigo Pékerman: la mujer del César no sólo debe ser casta, debe parecerlo

El nombre es familiar desde diciembre, pues Pascual Lezcano estuvo al frente de las negociaciones que trajeron a José Pékerman a Colombia. Su cara también pues, con actitud dura y rostro de pocos amigos, era el tipo joven y pelilargo que nadie conocía pero que salió en todas las fotos y tomas en la presentación oficial del seleccionador. Sin embargo, ahora el representante y yerno del DT de la Selección  es el señor del escándalo.

Categoria
General, Gol Caracol

comentarios
29

ranking

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos
Loading ... Loading ...

01

mar

2012

Tres cositas sobre el arranque de la Era Pékerman

Lo he dicho una y mil veces: la Selección tiene en mi el efecto de ese primer amor que uno siempre lleva en el corazón, que uno siempre quiere y con el que se va a caer siempre una vez más, a pesar de las penas. Por eso, más allá de este alarde de poesía barata, también me entusiasmé con el debut de Pékerman al frente del equipo, aunque admito algunas preocupaciones. Esta es mi mirada sobre lo que pasó esta semana, que culminó con el 2-0 de Colombia sobre México, pero que tiene que seguir hasta junio cuando se juega lo que cuenta: Perú y Ecuador.

Categoria
General

comentarios
17

ranking

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos
Loading ... Loading ...

22

feb

2012

Selección Colombia: tenemos nombres… ¿y el plan de trabajo?

Por fin tenemos una convocatoria de Pékerman y, más allá de que algunos nombres no le suenen a muchos, quedó claro que el nuevo técnico va a trabajar sobre la base de lo que tenían los dos anteriores. No sólo por cuestiones prácticas (no hay mucho tiempo para ponerse a inventar), sino porque en últimas no hay mucho más.

Categoria
General

comentarios
24

ranking

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos
Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Publicidad

Publicidad