Tags de Posts ‘Chile 2015’

17

jun

2015

La ley y el orden… y el fútbol: una mirada al caso Vidal

“Espósame, pero te vas a cagar a todo Chile”, le dijo Arturo Vidal, ‘El Rey’, el crack de la selección anfitriona de esta Copa América 2015, al carabinero que lo detuvo tras el accidente de tránsito que causó la primera gran novela de este torneo.

Resumamos: Sampaoli les dio el día libre a sus jugadores tras el 3-3 con México, el volante de Juventus se fue en su Ferrari y se tomó unos tragos en un casino con su familia, y regresando a la concentración, pasado de tragos y de velocidad (no es buena combinación, ¡menos en un Ferrari!), se estrelló con otro vehículo. No hubo muertos, pero la esposa de Vidal sufrió contusiones “de mediana gravedad”, según el parte médico.

Según la ley chilena, Arturo Vidal tenía que ir a la cárcel, y efectivamente pasó la noche detenido; sin embargo, en la mañana, en la audiencia frente al juez, le dieron libertad condicional, le quitaron la licencia de conducción, le pusieron una multa y le dijeron que se tiene que reportar mensualmente en el consulado chileno en Milán.

Tras esto, que de por sí es arbitrario pues según consulté en el código de policía de Chile lo que hizo Vidal da entre 61 y 540 días de cárcel, vino el colofón: el técnico Sampaoli, en una rueda de prensa en la que dejó claro que perdona el error de su figura porque lo necesita para poder dar la pelea en la Copa América, cerró un nuevo episodio de cómo el fútbol está sobre la ley en nuestras tierras latinas.

De eso sí que sabemos en Colombia y el primer nombre que se viene a la mente, claro, es el de Jairo ‘El Tigre’ Castillo, que estuvo implicado en la muerte de dos jóvenes en 2001, “homicidio culposo” dijo el juez, dictando una condena en prisión de 36 meses que nunca se cumplió. Porque en esta parte del mundo el fútbol está por encima de la ley: Javier Flórez asesinó a tiros a un hincha del Junior en 2009 pero su tiempo en la cárcel fue mínimo, Freddy Rincón aparece en la lista de buscados de la Interpol y aún así firma autógrafos y da entrevistas en Cali y Bogotá, Eudalio Arriaga le disparó a una joven en Turbo y le dieron casa por cárcel…

La lista sigue y tal vez la única excepción en Colombia es René Higuita, quien sí tuvo que ir preso siete meses por intervenir en la liberación de un secuestro. Se le acusó de enriquecimiento ilícito.

Ahora, el problema no está en que las figuras públicas estén por encima de la ley. El tristemente famoso “usted no sabe quién soy yo”, que va de falsos sobrinos de expresidentes a jovencitas de escote generoso y camisa con botones firmes, nace precisamente porque en Colombia (y en Chile, y en general en Latinoamérica), hay un serio problema de institucionalidad: no respetamos a las instituciones y a quienes las representan. El análisis va más allá de los casos de tránsito: por tradición respetamos al líder, no a la ley, pues la ley ha sido violada tantas veces –mostrando la debilidad de las instituciones- que buscando legitimidad le apostamos al fuerte, al famoso, al “importante”. De ahí la corrupción y el abuso; es decir, si sabes que no te va a pasar nada porque puedes darle la vuelta a las leyes amparado en tu poder/fama/dinero/contactos, ¿para qué cumplirlas?

El caso es que los hinchas chilenos están felices con el perdón a Vidal, olvidando que seguramente si uno de ellos hubiese sido el del accidente a esta hora estaría detenido. Pero eso qué importa, el discurso continental es que el bien común es el fútbol, no el respeto a las instituciones, y gracias a su valor en lo primero el crack puede saltarse lo segundo. Piénselo de la siguiente forma: si James protagonizara un accidente así en Colombia, seguramente tampoco le pasaría nada judicialmente hablando.

La opereta de Vidal, además, terminó como tocaba. Entre lágrimas, tras ser perdonado por la justicia y por el técnico, el ídolo salió a disculparse con todos en una rueda de prensa en la que dijo estar muy avergonzado, demostrando que Latinoamérica no sólo es la tierra de la falta de peso de lo institucional, sino del melodrama. Varios aplaudieron.

Pero la novela sigue en la medida en que todos están pendientes de Vidal y su rendimiento: si Chile fracasa, será su culpa y la de Sampaoli por no haber sacado del equipo a un díscolo. Es más, como bien lo señaló un colega chileno: ¿con qué criterio le dice el técnico algo ahora a cualquiera que se salte la disciplina de la selección?

Ya suficiente presión tenía Chile para ganar su primera Copa América… ahora, si la gana, el mensaje será aún más extraño: saltarse la ley y el orden vale siempre y cuando seas exitoso.

Sí, éticamente delicioso.

En Twitter: @PinoCalad

Categoria
General, Gol Caracol

comentarios
0

ranking

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos
Loading ... Loading ...

14

jun

2015

¿Qué le pasó a la Selección Colombia?

No, no sólo era el discurso de los hinchas que soñaban con un debut triunfal frente a Venezuela y que hasta este primer partido estaban, en su mayoría, hablando de pelear el título. Tampoco se trataba de la ilusión de medios patrioteros ni de anunciantes a los que los triunfos de la Selección Colombia les engordan los bolsillos. Tanto Pékerman como los jugadores hablaron en la antesala de esta Copa de mantener el prestigio obtenido en Brasil 2014 y de pelear el campeonato. Ellos hablaron de ganar, de levantar trofeos, de demostrar cosas. Por eso es inevitable preguntarse: ¿por qué ese debut frente a Venezuela?

No se trata sólo de la derrota, que de por sí duele y pesa, pues ahora hay que jugarse la vida con Brasil para tratar de llegar con opciones de clasificación frente a Perú, se trata del juego: ¿qué le pasó a la Selección Colombia que nos enamoró en la eliminatoria y el Mundial? ¿Qué pasó en este 2015 con el equipo ordenado y lleno de talento y enjundia que nos cautivó en 2012, 2013 y 2014?

Claro, los jugadores no son los mismos, y no hablo sólo de la renovación en la nómina: ya no están Yepes o Perea, no vinieron Aguilar y Guarín, pero, además, Falcao, Zúñiga, Armero, Zapata y Valencia no son lo que fueron.

Detesto decirlo, pues he admirado su fútbol desde que jugaba en Nacional, pero frente a Venezuela vi la versión más triste de Camilo Zúñiga en muchísimo tiempo. Las lesiones y la falta de ritmo le han pasado factura al que fue un lateral fantástico y que en el primer duelo de esta Copa América dejó todo qué desear.

Yo, Falcaísta como el que más (lo admiro, me parece un goleador tremendo, detesto lo que vivió en  el Manchester United), sentado en la tribuna del Teniente de Rancagua pude ver a pocos metros lo que tantos le criticaron al Tigre en Inglaterra: no es el mismo que vi en la Eliminatoria, no está fino, está ansioso, le cuesta demasiado hacer lo que en 2013 le salía como respirar. Como tampoco es el mismo Zapata, antes eterno suplente de Yepes cuando era titular en el Milan y hoy su reemplazo en la zaga cuando pocos partidos ha tenido desde enero; ni es el mismo Armero, recién contratado por Flamengo, ni es el mismo Valencia, antes 5 temible y ahora, tras varias lesiones, reinventado como volante por izquierda sin salida ni presión.

Y ahí van otras preguntas, ¿por qué si el discurso oficial es que se venía a Chile a pelear el título, en el primer partido pareció que el equipo fue planteado para reivindicar a los que no han tenido un buen año en sus clubes? ¿Por qué el primer tiempo pareció que el reputado equipo colombiano menospreció a un rival que hasta el más ignorante aficionado sabe que siempre ha sido complicado para la Selección (sí James, hablo de ti)? ¿Por qué queda la sensación de que Pékerman respetó de más a un camerino que no tuvo cómo responderle?

El miércoles, frente a Brasil, un equipo al que sólo le hemos ganado una vez en la historia (precisamente en la Copa de 1991, también en Chile), se esperan las respuestas.

En Twitter: @PinoCalad

Categoria
General, Gol Caracol

comentarios
3

ranking

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos
Loading ... Loading ...

11

jun

2015

Bachelet y el “Efecto Copa América”

En Santiago sólo se habla de dos cosas por estos días: discusiones eternas sobre si Chile podrá por fin ganar su primera Copa América y apuestas sobre qué tan monumental será la chiflada a la presidenta Michelle Bachelet en la ceremonia inaugural del torneo.

Bachelet, en el poder de nuevo desde el año pasado tras haber sido mandataria entre 2006 y 2010, pasa por su peor momento debido a un escándalo de corrupción que bien parece el de la FIFA.

Resulta que en la antesala de la Copa se descubrió el tráfico de influencias de su hijo, Sebastián Dávalos,  en unas compras de tierras. Esto abrió la puerta para los escándalos: el ministro Jorge Insunza acaba de renunciar acusado de asesorar empresas mineras mientras era diputado y en todos los diarios, junto a las fotos de Alexis Sánchez, Arturo Vidal o Claudio Bravo, aparecen titulares señalando la financiación irregular de los partidos políticos.

Hay crisis y hay Copa América, una combinación peligrosa para una presidenta que sólo tiene el 25% de favorabilidad en las encuestas y que, a pesar de eso, anunció que va a estar en el Estadio Nacional para la ceremonia inaugural y el partido Chile-Ecuador.

La gran pregunta que todos se hacen es: ¿podrá la Copa esconder el escándalo? Mientras la selección de Chile gane, todo es posible. Pero Chile, como ya lo dije, nunca ha ganado una Copa América y en su último amistoso la hinchada chifló a un equipo al que, por cuenta de la política, le está cayendo más presión de la esperada.

A muchos en Santiago se les hace agua la boca la simple imagen de lo que pasará en la inauguración: un palco con Bachelet y los dirigentes del fútbol sudamericano señalados por el ‘FIFAgate’ (eso sí, Blatter no viene)… ¡Alisten el chiflido!

En Twitter: @PinoCalad

PD/ Lo bueno de la eliminación de la Sub20 en el Mundial es que ‘Piscis’ Restrepo no va a dirigir el equipo de Olímpicos… ¿será Lorenzo? Por ahí va la cosa

Categoria
General, Gol Caracol

comentarios
0

ranking

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos
Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Publicidad

Publicidad