23

feb

2015

Cuatro grandes, un León y un Globo

Por primera vez en la historia de la Copa Libertadores, cuatro de los cinco grandes del fútbol argentino la están disputando el mismo año. Boca, River, San Lorenzo –último campeón- y Racing, están presentes en la edición número 56 del torneo.

Junto a ellos, Estudiantes de La Plata y Huracán, ambos ingresados tras vencer en la primera fase, completan los seis clubes de AFA que hacen presencia en el torneo continental más importante.

A continuación, un análisis de cada uno de los equipos:

Boca Juniors:

El equipo dirigido por el Vasco Arruabarrena, que ingresó a la competición tras un polémico partido de desempate contra Vélez Sarsfield, volvió a sacudir el mercado. Al club xeneize llegaron 10 jugadores -siendo Pablo Daniel Osvaldo el más destacado-, pero también emigraron nueve hombres.

De esta manera, son 24 los hombres de primer nivel con los que podrá contar el DT. Sin embargo, y a pesar del alto número de contrataciones y de jugadores, el equipo mantiene la base del año pasado. Orion, Cata Díaz, Gago y siguen siendo los referentes de este equipo, más Chávez y Calleri, quienes habitualmente aparecen en la parte delantera la alineación.

A ellos se suman nombres importantes como Marco Torsiglieri, Pablo Pérez, Nicolás Lodeiro y el Burrito Martínez. Esto le permitirá al técnico tener variantes en caso de lesiones y una rotación óptima con respecto al campeonato local.

Boca integra el grupo 5 junto a Montevideo Wanderers, de Uruguay, Zamora, de Venezuela, y Palestino, de Chile, al que ya derrotó 2-0 como visitante. Viendo estos nombres uno asume que los argentinos no tendrán mucho problema en adjudicarse el primer puesto del sector.

River Plate:

Tras un 2014 laudable y un comienzo de 2015 difícil en cuanto a amistosos –el 0-5 contra Boca-, pero excelente en materia oficial –le ganó la Recopa a San Lorenzo 2-0 en el global-, River quiere adjudicarse un trofeo que no consiguió el año pasado simplemente porque no lo disputó.

El Muñeco Gallardo ha sabido elevar a la perfección lo que inició Ramón Díaz y en esta Libertadores quiere seguirlo ratificando. Con apenas tres incorporaciones (Gonzalo ‘Pity’ Martínez, Camilo Mayada y Pablo Aimar –que en realidad sólo jugarán dos por la grave lesión de este último-) el club de Núñez quiere seguir desplegando y afianzando su juego por las diferentes canchas de América.

Con un Marcelo Barovero que siempre inspira confianza; con una zaga que es letal por arriba; con un Matías Kranevitter que brinda un equilibrio esencial en el ombligo de la cancha; con un Carlos Sánchez que los defensas rivales nunca logran neutralizar; con un Leonardo Pisculichi que tiene una precisión infinita en su pierna izquierda; y con un Teófilo Gutiérrez, delantero y futbolista completísimo que, no por nada, fue elegido el Mejor Jugador de América en 2014, River sigue metiendo miedo y quiere ser campeón de la Libertadores por tercera vez en su historia.

En un grupo con Tigres, de México, Juan Aurich, de Perú, y San José, de Bolivia, más allá de que este lo venció en la primera jornada, los de Gallardo tienen altas posibilidades de empezar a demostrar que su juego está intacto y están listos para seguir en la cima.

San Lorenzo:

El último campeón del certamen empezó con pie derecho. Tras ir perdiendo durante 75 minutos contra Danubio, en Uruguay, el equipo del Patón Bauza logró remontar el encuentro gracias a Mauro Matos y Mauro Cetto y quedarse con los primeros tres puntos.

Después de convertirse en el mejor de América en agosto del año pasado, San Lorenzo ha sufrido un bajón evidente del cual aún está tratando de levantarse. La salida de jugadores claves en la consecución de ese título como Santiago Gentiletti, Ignacio Piatti y Ángel Correa todavía se sienten en el club de Boedo.

Para este año sumó nombres importantes como Matías Caruzzo, Franco Mussis y Sebastián Blanco con la esperanza de hacer olvidar a los mencionados anteriormente.

Torrico, el tándem Mercier-Ortigoza, el ídolo Leandro Romagnoli y la experiencia de Mario Alberto Yepes son los encargados de lograr que el Cuervo pueda prosperar en esta Libertadores, donde, de entrada, no la tiene fácil ya que su grupo lo conforman Sao Paulo y Corinthians, de Brasil, más el uruguayo Danubio.

Racing:

La siempre sufrida Academia retornó al torneo más importante del continente después de 12 años y lo hizo con mucho ruido: derrotó 5-0 al Deportivo Táchira en Venezuela.

Después de un gran semestre en el fútbol argentino que culminó con el trofeo en sus vitrinas bajo la dirección de Diego Cocca, Racing quiere trasladar su gran momento al ámbito internacional y tiene con qué.

De la mano del histórico Diego Milito y junto a Sebastián Saja, el incansable Ezequiel Videla y el goleador inesperado Gustavo Bou, más un grupo consolidado, a pesar de la ausencia de Adrián Centurión, el elenco de Avellaneda quiere volver a alzar la copa que lo convirtió en la envidia del país por allá en 1967.

Para poder avanzar deberá enfrentar –además del Táchira- a Sporting Cristal, de Perú, y a Guaraní, de Paraguay.

Estudiantes de La Plata:

Sin ser un grande en su país, el León ha conseguido cuatro Libertadores, más que River, Racing y San Lorenzo, por lo cual sí le podríamos poner ese rótulo a nivel internacional.

El ‘Pincha’ llega a esta fase de grupos tras vencer en la ronda previa al ecuatoriano Independiente del Valle.

Este equipo de Mauricio Pellegrino está apoyado en juveniles de las Inferiores del club como Gastón Gil Romero, Carlos Auzqui y el tremendo atacante Guido Carrillo, y complementado por hombres experimentados como Hilario Navarro, Leandro Desábato y Román Martínez. A ellos se suman refuerzos de la talla de Sebastián Domínguez, Álvaro Pereira y Juan Sánchez Miño.

Con esos nombres, y con Juan Sebastián Verón como presidente, demuestra tener un plantel al que no le falta amor por la camiseta, que es equilibrado, ganador y listo para enfrentar a cualquier rival que le ponga enfrente.

Estudiantes, que todavía no ha hecho su debut en la fase de grupos, integra el grupo 7 junto a Atlético Nacional, Libertad, de Paraguay, y Barcelona, de Ecuador.

Huracán:

Noviembre y diciembre de 2014 fueron un terremoto positivo para Huracán. En menos de un mes, el Globo consiguió un título después de 41 años, volvió a la Libertadores tras el mismo lapso y logró ascender a la máxima categoría del balompié argentino.

Posteriormente, más exactamente en la primera fase de la Copa, dio una sorpresa al vencer a Alianza Lima, de Perú, 4-0 como visitante y así asegurarse su lugar dentro del grupo 3 -donde todavía no ha debutado- junto a Cruzeiro, de Brasil, Mineros de Guayana, de Venezuela, y Universitario de Sucre, de Bolivia.

Huracán ya no cuenta con Gonzalo ‘Pity’ Martínez, su figura del año pasado, hoy en River. Sin embargo, para afrontar esta competición, decidió ratificar a su entrenador Néstor Apuzzo y escudarse en la veteranía de jugadores como Patricio Toranzo, Eduardo Domínguez, Iván Moreno y Fabianesi y Daniel ‘Rolfi’ Montenegro.

Twitter: @pabloriosg

Categoria:
Sin categoría

COMENTARIOS:
0

Ranking

Loading ... Loading ...
Opinar | |
Recommend on Google
0

Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Puede escribir sus comentarios aquí Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión.
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.