Archivo de junio, 2013

24

jun

2013

TODO POR GANAR

En memoria de Oscar Sandino

Luego de la primera vuelta de los cuadrangulares, Millonarios está en la obligación de ganar sus tres partidos restantes para acceder a la final de la Liga Postobon I-2013.  Tres partidos al hilo.  Dos en condición de local y uno de visita a Manizales, algo que aunque muchos no lo recuerden hicimos en los cuadrangulares pasados derrotando de forma consecutiva a Pasto y Tolima, esté último en casa y visita. No es tarea fácil pero de esta primera vuelta hay que potenciar lo bueno y aprender de los errores para lograrlo.

Dentro de lo bueno podemos citar que poco nos llegan al arco. La suerte ha jugado en nuestra contra como por ejemplo en Cali donde una falla en la cancha elevó el balón ante el remate de Andres “se me olvido gracias a quien tengo trabajo y una vida decente” Perez. Pese al mal momento de los cuadrangulares de Robayo y Ramirez a nuestros rivales les cuesta tener el balón y crecer en posesión. Al ya mencionado Robayo hay que decir que Lewis Ochoa no está en su mejor momento y hemos perdido explosión en su salida y regreso cuando sale. Estos jugadores fueron vitales en la definición del título el año pasado y necesitamos que retomen el nivel.

En la mitad sin duda hizo mucha falta Mayer Candelo en la zona de creación. Ganamos en rapidez por momentos pero perdimos en claridad. Dentro de lo que no salió bien en los últimos dos partidos están los cambios del Hernán Torres. Ya está claro que los 3 delanteros le quitan más al equipo de lo que le da. Millonarios sabe jugar teniendo el balón y cambiando el ritmo y mientras Leudo ayuda en marca y salida rápida, Tancredí no ha sido el revulsivo que necesita Millonarios para generar oportunidades de gol. Adelante Montero sigue con la pólvora mojada. Sin embargo cuando está en el terreno Millos es más dúctil con el balón y no se pierde en tanto pelotazo aislado. Es el momento que Montero muestre con goles que es el número 9 de Millonarios. Hoy más que nunca en este semestre necesitamos de sus goles. Esperemos que la sanción a Mayer sea de tan solo una fecha y podamos contar con él este miércoles frente al Deportivo Cali. Y que la Dimayor se ponga seria en el tema de los arbitrajes. Ya perdimos puntos ante la infamia de arbitraje de Hernando Buitrago.

Muchos ya están abandonando el barco de la estrella 15. Nadie niega que es complicado y además dependemos de otro resultado para lograr la clasificación a la final. Pero los hinchas de verdad, somos incondicionales con el equipo de nuestros amores. El envión anímico de llenar la cancha el próximo miércoles es necesario por parte de todos nosotros. Hay que hacer sentir la localía estos partidos para ir a definir la suerte a Manizales. En el 2003 logramos 7 puntos en la primera vuelta y sin embargo no clasificamos a la final. Nada está escrito y Millonarios es un equipo con jugadores capaces de cumplir con el objetivo de la final. Nada esta perdido, lo contrario: Para Millonarios todo está por ganar.

MINUTO FINAL: El pasado viernes acompañe a la Blue Rain a entregar los más de 700 mercados de los alimentos recogido en Millos al Parque 4ª edición (Aquí fotos de la entrega: http://www.golcaracol.com/futbol-colombiano/liga-postobon/galeria-274388-hinchas-de-millonarios-repartieron-mercados-el-sur-de-bogota#ad-image-0). Ese día conocimos a Ruth una niña de 11 años, hincha de Millonarios, quien sufre de un síndrome que le impide valerse por sí misma. Es huérfana y esta al cuidado de su tía quien con muy poco hace milagros para tratar de solventar su condición. Ruth necesita urgentemente una SILLA DE RUEDAS y PAÑALES PARA ADULTO. Si alguien que lee estas líneas pudiera colaborar para darle estas ayudas a Ruth póngase en contacto con mi cuenta de twitter o con @BlueRain1992. El día sábado antes del clásico estaré en la 57 con 24 (Leguizamons) hasta las 4.30pm junto a amigos de la Blue Rain, recibiendo las ayudas que ustedes nos puedan dar Pañales para adultos o alimentos no perecederos (preferiblemente pañales que son más costosos) para ayudar Ruth. Demostremos que unidos podemos hacer más.

MAURICIO GORDILLO GUEVARA

@MAUGOR

Categoria
Sin categoría

TAGS

comentarios
0

ranking

18

jun

2013

67 AÑOS DE GRANDEZA

Poetas y escritores han desbordado las páginas de la literatura para expresar el amor que pueden sentir dos personas. Estos acuden a actos heroicos, románticos y fantásticos para plasmar por medio de letras los sentimientos de quienes están enamorados. Muchos de estos gigantes de las letras murieron sin conocer el fútbol. Sin saber cuál es ese amor que los hinchas profesamos por nuestro equipo del alma. Sin sentir la pasión desbordada por los colores que pintan nuestra alma. Ese amor que hoy nos hace decir: FELIZ CUMPLEAÑOS EMBAJADOR.

Ni Shakespeare hubiera imaginado, que uno pudiera enamorarse de todo un camino, que se recorrió antes de uno nacer y que se alimenta desde la primera ida al estadio (en mi caso año 1984), que hace subir el orgullo día a día y que seguramente, cuando rindamos cuentas ante el ser Supremo que guie nuestros pasos le diremos primero que todo: yo soy de Millonarios. El sentimiento azul comenzó  hoy hace 67 años. El padre de este amor, Don Alfonso Senior, vio más allá que todos sus colegas y nos dio ese primer regalo a quienes amamos a Millos formando el Ballet Azul. No, no lo vimos pero como no enamorarnos de los relatos, videos y anécdotas del mejor equipo del mundo. Como sentir amor por el pasado más glorioso que tiene el futbol profesional colombiano. Pedernera, Rossi, Di Stefano y compañía siguen y seguirán en nuestros corazones azules.

Luego, nuestra tierra colombiana, empezó a nutrir los jugadores de nuestro equipo del alma. No, yo no vi a “maravilla” Gamboa o Marino Klinger. Pero el recuento de cuatro campeonatos seguidos, con los uno de los mejores jugadores de la historia de Colombia, solo hacen sentir más amor por nuestro Millonarios. Porque así es el sentimiento del hincha azul. Lleno de agradecimiento por quienes sudaron la camiseta en estos 67 años. Este amor ya llega a color. Llegan las jugadas de cracks como Brand, Morón, Onega, el “Buho” Irigoyen. El regalo de Millonarios a nosotros, a ese pasado que nos enorgullece tienen nombre propio: Willington Ortiz, para mí el mejor jugador que ha dado Colombia.

Yo vi jugar al Funes pero no lo recuerdo. Yo vi las alegrías de los años ochenta, pero mis recuerdos son mínimos. Sin embargo, como no enamorarse de ese Millonarios de nuestros ídolos que corrieron por las estrellas 12 y 13. Iguaran, Vanemerak, Juarez entre otros que nos dieron las alegrías máximas en esas fechas. Tal vez, esos poetas desaforados en sus despechos no hubieran imaginado como crece el amor de un hincha en momentos difíciles. A mi generación, nos tocó las épocas complicadas de Millonarios. Y aunque los títulos no llegaron, el número de hinchas de Millonarios creció inmensamente y el amor por Millonarios nunca fue menor. Ningún resultado o nomina nos hizo dejar de estar presentes y decirle a Millonarios en la cancha cuanto lo amamos. Por eso ese 16 de Diciembre de 2012 quedo como un tatuaje en el corazón azul nuestro. Porque en nuestros 67 años de vida, nunca había sido tan dura y larga la espera. Todos esos 67 años de enamoramiento por nuestro Millonarios hicieron explosión en el segundo más importante de nuestras vidas azules cuando Delgado firmó la estrella 14.

Seguramente los afamados escritores de novelas románticas, no entenderán como se puede amar algo que ha estado desde antes de nuestro nacimiento. Si alguno me preguntara una vez que le explicara cómo se siente tanto amor, pasión, entrega por una causa, solo le podría responder invitándolo al estadio y que el mismo sienta ese cariño verdadero que sentimos por los colores azul y blanco. Esa energía maravillosa con la que respaldamos y gritamos los goles de nuestro famoso embajador. Gracias Millonarios por estos 67 años de alegrías y compañía. Y si un poeta pasa por estas letras le puedo decir que significa para nosotros estos 67 años en dos palabras: AMOR Y GRANDEZA.

MINUTO FINAL: #MillosAlParque fue un éxito. La Blue Rain organizo un gran evento donde las familias azules pasaron una tarde unida en torno al cumpleaños de Millonarios y se gozó con buena música. Más de 2.000 personas llevaros alimentos para obras benéficas. A toda la gente de la Blue Rain que me permitió cubrir el evento de primera mano, mil gracias y toda la admiración por todo lo bueno que hacen. Aquí: http://rolodeportes.blogspot.com/ unas fotos de lo que ocurrió en el parque Simón Bolívar, agradeciendo a @JuanK_Reyes @untalgato09 y @Hnandogb por las fotos del evento.

MAURICIO GORDILLO

@MAUGOR

Categoria
Sin categoría

TAGS

comentarios
0

ranking

13

jun

2013

Ilusión alBIazul

Este sábado 5:30pm se dará el pitazo inicial al comienzo de los cuadrangulares finales. Los rivales y fechas están definidos para que Millonarios retenga el título obtenido en el inolvidable 16 de diciembre de 2012. Los hinchas hemos acudido masivamente a abonarnos para acompañar en esta nueva ilusión. El sueño gigante de la estrella 14 que ya conseguimos ha mutado hacia una nueva ilusión: volver a ser Bicampeones.

Para cada argumento futbolístico de los rivales, Millonarios tiene su potencial para desbaratarlo. El primer rival en este camino es el Once Caldas. Los de Manizales tratan de tocar en corto y pelotear para buscar a sus delanteros. Edward Jiménez es peligroso tanto por sus goles como su actividad como clavadista. Bien claro tiene Millonarios las marcas en su medio campo. Robayo y Jhonny Ramirez se han convertido en un buen medio campo que corta juego y recupera balones. Esta temporada en un partido donde el juez se comió un piscinazo de Jiménez perdimos de manera injusta en condición de visitante por 1-0.

El Deportivo Cali quiere correr más que pensar. Tiene un jugador habilidoso y rápido como “manga” Escobar que busca desbordes y Vladimir Marín con una buena distancia. Que solido se ve Millonarios cuando lo intentan desbordar. Ya sea por el regreso de sus laterales como por los rápidos relevos de los centrales. Aquí vale resaltar el nivel de Luis Mosquera, que como lateral izquierdo está rindiendo lo que siempre esperamos, regresando a tiempo y siendo oportuno en cierres. De nuestros centrales solo hay que decir que LEJOS, son la mejor pareja de centrales del fútbol profesional colombiano.  2-2 terminó el encuentro jugado en el Pascual Guerrero de Cali. También fuimos más en ese encuentro pero errores propios nos hicieron perder la ventaja conseguida dos veces en el encuentro.

El vecino basa su juego en la pelota quieta, producto de tanta falta así sea inexistente sobre su capitán, y que se alumbre Omar Pérez. No es un equipo rápido ni explosivo pero peligroso por el momento goleador de Wilder Medina. Delgado ha mejorado bastante en las salidas que era su punto débil. Millonarios ha mejorado en su velocidad de juego y marca y hacemos superioridad en el terreno. Volvimos a ser el equipo ordenado en marca del sueño de la estrella 14. Además todos los jugadores sienten este partido diferente. Les gusta enfrentarlo y ganarlo. Y tenemos a “Papa” Wason Rentería. Un triunfo claro por 3-1 y la derrota por un gol, también producto de errores propios, son los saldos de los clásicos en esta liga.

En este cuadrangular todos los rivales sufren de defensas con problemas. Ninguna defensa es solida y Millonarios ha sabido sortearlas y hacerlas sufrir. Los goles de Erick Moreno, Wason y Montero han regresado de la mano del buen momento de Otlavaro y el crack de la camiseta 10, Mayer Cándelo. Se está desbordando con claridad y Robayo está apoyando inclusive con goles la labor ofensiva. Estos cuadrangulares se  ven más duros que el semestre pasado. A nuestro favor esta que disputaremos los 6 partidos con la nomina titular, en momento ascendente y todos los jugadores convencidos que la gloria puede ser mayor, al conseguir el Bicampeonato.

Sin embargo la gran diferencia, apoyo y argumento que tiene Millonarios F.C. en estos cuadrangulares es la hinchada. Al cierre de este post más de 26.000 abonos estaban vendidos y faltan dos días más para que los hinchas se acerquen a adquirir sus entradas. Tres fiestas se preparan con el estadio completamente azul para decirles a nuestros muchachos que llegó la hora. Los sueños se hicieron realidad y es hora de cumplir nuestras ilusiones. Las ilusiones de millones de hinchas azules que queremos volver a celebrar, volver a gritar somos campeones. Las ilusiones de repetir esa alegría máxima que la vida nos ha dado. Las ilusiones de explotar en lágrimas ante cada tanto y tener la oportunidad de revancha en la Copa Libertadores. Las ilusiones de nosotros que amamos a Millonarios y creemos firmemente que la estrella 15 puede ser nuestra. Las ilusiones de Bicampeonato…la ilusión alBIazul.

MINUTO FINAL: Todos debemos asistir este domingo 16 de junio al parque Simón Bolívar para la fiesta de cumpleaños 67 de nuestro equipo. Hay que llevar un alimento NO perecedero para una obra social de  la Blue Rain y se puede ir en familia. Apoyemos estas buenas iniciativas. #MillosAlParque

MAURICIO GORDILLO GUEVARA

@MAUGOR

 

Categoria
Sin categoría

TAGS

comentarios
0

ranking

06

jun

2013

¡UNA VEZ MÁS TE VENIMOS A ALENTAR!

Un amigo hincha de Millonarios comentaba que la literatura acerca de Millos era escasa. Que hacia falta que aparecieran mas escritos sobre Millonarios y sus gestas. También en esa charla comentábamos que en el 2.0, había que apoyar los espacios de hinchas de Millos que forman opinión y que expresan ese sentimiento hacia nuestro equipo amado. La entrada de hoy fue escrita por mis amigos de “Azul en cinco matices”, que es un blog formado por Luisa Paez @UnTalGato09, Carlos Martínez @SeymourDieraMfc, Andrés Sarmiento @Salfermento, Felipe Correa @meprendorapido y Nando Gomez @HNandoGB. Espero que sigan con esta buena iniciativa compartiendo sus impresiones con nosotros los hinchas del mas veces campeón. Todos unidos por la estrella 15¡¡¡¡¡¡¡¡

Mauricio Gordillo

@maugor

Cuando juega Millonarios hay un largo ritual que no sólo  incluye  las casi 2 horas que dura el partido, sino muchos días previos en que las ansias se disparan. Hay unos que compran el abono semestral y obvian este paso pero otros lo repiten muchas veces en todo el semestre: Compra de boletas al menudeo (lo cual aunque quita privilegios no hace más ni menos hincha a alguien). Hay veces en las que no hay gente y todo está perfecto, pero hay días donde el sistema no funciona, quien atiende lo hace en una actitud de desidia o hay largas filas, sobre todo en instancias finales como el cuadrangular venidero. Usted adquiere su boleta y la guarda como su vida esperando el día del partido. La ansiedad suele crecer y máxime si se juega contra un “rival clásico”, de enfrentamiento directo en la tabla e incluso, si el partido es de ésos “de seis puntos” en los que se juega algo crucial. En esos días previos uno suele ver cómo está la tabla de posiciones y cómo nos favorecería una victoria o en qué grado nos perjudicaría la derrota en cada caso, así como leer en la prensa cómo enfocan los distintos medios deportivos “la previa” del partido respecto a la actualidad de  los equipos involucrados.  No hay una respuesta absoluta  sobre cómo calmar la ansiedad porque no todos  la  sufren  en un mismo grado; algunos vemos vídeos de victorias previas de Millonarios ante el rival que viene para recordar momentos felices, algo que aunque no calma esa ansiedad del todo sí es gratificante para el alma y hace que uno tenga una mente positiva y se prepare para alentar más el día del partido. Otros harán otras cosas, desde cantar canciones de Millonarios hasta dedicarse de lleno al trabajo o irse de paseo con la familia para distraerse, todo tan válido como las distintas formas POSITIVAS de alentar en la cancha.

 

En muchas ocasiones  el reloj biológico, el estrés de la semana, la vida profesional o algún otro factor hace que desde la mañana uno empiece con cara larga. Sin embargo, hay uno o dos días a la semana en que es diferente la situación. El día que juega Millonarios el hincha común abre los ojos con una actitud diferente, con una mirada diferente; busca bañarse y arreglarse rápido para portar con orgullo la camiseta de los guerreros desde temprano. Generalmente, sin importar si el partido es a las tres o cinco de la tarde o siete de la noche, amanecemos pensando en cuál será el equipo titular, qué incluirá la fiesta, cómo nos afectará en la tabla y simplemente contamos las horas para que llegue el anhelado momento. No es una cita cualquiera, simplemente es una cita con nuestro primer amor, con ese amigo incondicional que logra contentarnos hasta los peores días y por eso hay que arreglarse para la ocasión. Por último, sale uno de la casa y sin importar en el sector en el que uno viva ve los buses que se dirigen al coloso de la 57 con energía azul, los buses de Transmilenio pintados de rojo por fuera pero de azul por dentro y carros pitando como si se tratara de una final, ondeando las banderas azules y blancas al viento.

 

Las horas previas sí que son eternas. Muchos con la azul puesta  viniendo desde las universidades,  las  oficinas,  los  almacenes, las casas.  Ésas rutas de transporte público que se acercan al Campín se llenan de una energía que sólo un hincha de Millonarios puede sentir y emanar, mientras que la 57, la 24, la NQS, todas las calles aledañas son un completo carnaval. Algunos departen (departimos) unas cuantas  cervezas con conocidos y amigos para mitigar la ansiedad mientras los minutos corren y llega la hora de pisar el que, para muchos, es nuestro segundo hogar. Cuando por fin llegamos a los filtros, despojados de elementos que sabemos siempre nos quitan, sacamos la boleta del bolsillo con las manos temblorosas, como si llegáramos a una primera cita. Requisas, cremalleras abiertas, bufandas sacudidas y soltadas de cabello son los rituales de la fuerza pública, mientras que los nuestros son bendiciones, pisar el suelo al pie de las registradoras con pie derecho, besar la boleta o simplemente sentir cómo se enlagunan los ojos cuando vemos a lo lejos el verde de la grama y sólo queda aguardar la salida de 11 jugadores que llevan en la camiseta y el alma la pasión de millones de hinchas que laten y vibran por el azul y blanco.

 

Luego del último manoseo policial viene la ubicación. En algunos sectores definida por orden y respeto por la numeración. En otros elegida bien por comodidad o visibilidad, por un encuentro con otros enamorados que pasan de ser conocidos  que comparten su pasión a amigos entrañables (como los Matices, por ejemplo) o por preferir una zona en la que predominen los cánticos y el sonido de instrumentos. Inclusive, algunas estrictas cábalas de seleccionar un mismo m2 y hasta una misma silla durante toda la Liga. De ahí en adelante todo es preparación de la fiesta para la salida del Eterno Campeón: Los rollos y su despliegue de sueños y euforia, una extensión de nuestras manos que se abalanza casi queriendo abrazar a los guerreros azules que pisan la grama; el papel que nos recuerda esas fiestas con los amigos a las que queremos adherirnos  y que sean interminables, tal cual como  el momento en que los trozos rasgados de periódicos o directorios viejos se agotan y seguimos recogiendo del suelo para lanzarlos una y otra vez; y los desaparecidos extintores, el humo de colores que disfrazaba de azul y blanco nuestros rostros y ropa de forma temporal, con el que se le daba el “Buenas tardes” o “Buenas noches” a Millonarios, aún cuando a causa de las nubes mágicas y momentáneas les era imposible a los jugadores vernos pero no escucharnos. Todos éstos, ingredientes con el que simbolizamos un ‘Bienvenido a casa Millos, te amamos y nuestra vida vuelve a recuperar su sentido’.

 

Ubicados ya los jugadores en la gramilla de nuestro templo empiezan un sinnúmero de expresiones de afecto que con el tiempo han cobrado un auge impresionante contrastando con los rituales más tradicionales. Los TIFOS hacen de vez en cuando una aparición estelar en las tribunas del Nemesio, engalanando con color y mensajes el panorama de los jugadores; frases, banderas, ilustraciones, todo lo imaginable se materializa cuando llenos de emoción los asistentes levantan y extienden su respectivo plástico o cartón y, cual hormigas obreras, consiguen enviar un mensaje gigante. O qué decir de nuestra bandera, la MÁS GRANDE DEL MUNDO, la que en situaciones por demás especiales baja desde lo más alto de las tribunas pasando sobre la cabeza de cada uno de los enamorados quienes ayudan, con sus propias manos, a extender un símbolo de amor puro, una bandera que cubre casi en su totalidad las tribunas del coloso de la 57 y que lleva con orgullo los colores de nuestro amada institución y de la ciudad que lo vio nacer. Pero entre todo siempre hay espacio para las tradiciones; en cuanto empieza a entonarse el himno de la Capital los asistentes toman una postura de respeto absoluto y, cual si fuera un ritual, se levantan al unísono los brazos derechos de los asistentes quienes señalan, siguiendo el compás, a la tribuna Norte donde, aun cuando ya no estén exhibidas, reposaban en tiempos pasados las astas donde tremolaban nuestros gloriosos símbolos. De un momento a otro la quietud es interrumpida solamente por un grito incesante que nunca ha faltado, el “¡BOGOTÁ, BOGOTÁ, BOGOTÁ!” estalla a una sola voz y de la mano de bombos, gritos y tambores culmina el recibimiento al Más Veces Campeón. El estallido está completo y solamente queda ver a los guerreros que defienden al amor de nuestras vidas batallando no solo por puntos o goles, sino por todo un sentimiento Millonario.

 

Éste tal vez sea el reflejo de los días que llevamos viviendo por años y que gracias a la entereza del equipo seguiremos viviendo por muchos años más. Sin irnos tan lejos, será nuestro diario vivir de las próximas semanas con los cuadrangulares venideros. Lo viviremos en clásicos inolvidables con “papá” Wason y el Crack Candelo como principales verdugos de nuestros hijos, en las batallas a muerte contra el equipo del Valle que a son de hoy ha sacado de Millonarios una de sus mejores facetas del semestre y contra el equipo manizalita que vendrá por todo y a quien debemos dejar maniatado. Estos factores hacen que esta etapa del semestre sea no sólo difícil sino atractiva, emocionante y por demás disputable. En Millonarios TODO lo podemos y el cuadrangular de ser posible será nuestro. Hoy el Orgullo Embajador debe estar más aferrado al corazón, nuestro aliento ha de estar intacto y las tribunas del Nemesio deben lucir repletas.

 

Porque es ahora o nunca,  porque es todo o nada, ¡porque somos los hinchas del más veces campeón!

 

 

AZUL EN CINCO MATICES

azulencincomatices.blogspot.com

Categoria
Sin categoría

TAGS

comentarios
0

ranking