24

jul

2015

Ella, la más hermosa

Hay algo en la mirada de una pelota de fútbol que nadie se anima ni siquiera a describir, pero ella caprichosa como siempre, se va de botín en botín buscando la mejor pegada.

Por cada pie pasa probando lo bueno y lo malo, se desliza como extendiendo los brazos cada vez que se acerca a una red, pero la vida es tan inesperada que un extraño viento puede desviarla hacia el palo.

Muchos pretenden llevarla a casa entre sus brazos, pero sólo tres tantos la aleja de ese estatus, de quedar inmóvil para siempre en una vitrina acompañada de metales o quizás bañada en polvo, talvez por ello sea tan ´caprichosa´.

Siempre parte de un mismo lugar, se va y vuelve por un solo costado, como aquella amante que solo acostumbra descansar en un mismo lado de la cama y qué decir cuando de repente  se queda dormida sobre el pecho del más habilidoso, le da a la escena del fútbol un enorme placer.

Todos la acusan de ser la culpable de épicas batallas, hasta los más rudos o cuerdos suelen perder la cabeza por ella, refugiados en los túneles y a las espaldas de la gente lloran desconsolados, saben que ya no estarán allí para darle un buen trato.

Nadie entiende por qué se debe correr tanto detrás de ella, todos saben el riesgo que se tiene de salir mal librado o en camilla sino se hace bien la cosa, nadie sabe cuál es el mejor momento, o si ella sea la correcta.

Para algunos está acostumbrada a pasar un momento con cada uno y cómo culparla si primero es hermosa y segundo -depende de su propia circunstancia-, solo tiene 90 minutos para vivir su propio romance, porque cada partido trae con ella una nueva ilusión y obviamente también deja un corazón roto.

Unos como siempre se alimentan sólo de vista, envidian la necesidad de tocarla, no son tanto para la hermosa pecosa, manchada, encuerada o redonda. Se conforman viéndola por Tv, en el shopping y los más adinerados pagan el placer de verla volar por encima de un césped, al final eso es para muchos una sola ilusión, una actriz más, pero hermosa y muy deseada eso sí.

Y ella como toda mujer deseada sabe todo lo que gira en su entorno, es eterna mientras su juventud, sabe y vive lo que tiene, aprovecha cada ocasión para lucirse y ser ovacionada. Da alegrías y tristezas sabiendo que solo importa un resultado, si el que usted y yo sabemos.

Al final de todo es ilógico pensar que de cada lado hay un tarado que pretende atraparla y no puede.

Por @Macquiato en Twitter

Categoria:
Sin categoría

TAGS:

COMENTARIOS:
0

Ranking

Opinar | |
Recommend on Google
0

Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Puede escribir sus comentarios aquí Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión.
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.