Archivo de agosto, 2015

21

ago

2015

Juan Daniel Roa: la definición personal

Santa Fe ha contado con pocos altibajos en el último tiempo, sobre todo con Omar Pérez de bastón. Es el órgano funcional del equipo con balón y sin él tras pérdida. Es decir, Santa Fe fundamenta en gran medida su estructura y su sistema de transiciones defensivas a través del argentino. Esto a la luz de todos. Sin embargo, Juan Daniel Roa es el pilar. Ante las pérdidas, el bogotano monta, sostiene y amplía la presión para la recuperación rápida. Roa es un futbolista que abre el gotero al máximo sin pelota; no para de sumar galones. Es la definición como interior derecho muy abierto.

A estas funciones de salir rápido, sumarse a la cadena de pase o acelerar la jugada, dentro del pragmatismo de Gustavo Costas, es un jugador que tuvo detalles interesantes con el marrón. Primero, corre por tres en conducción; segundo, la jugada adquiere un nivel superior de velocidad; y tercero, es muy ágil para pasarla y lanzar posteriormente la diagonal (ya sea hacia la espalda del central o lateral de su zona). Roa es un enamorado del traslado y el desborde. Además de esto, su portentoso físico le permite quedarse arriba ganando o controlando rebotes, pues en caso de no imperar recupera la posición con solvencia.

Ahora inclinémonos por otra faceta: mediocentro. Pelusso probó ante Liga de Loja un novedoso 4-4-2 lineal con Roa al lado de Salazar en la sala de máquinas. Había una variante de entrada: jugaba cerrado y recibiendo en zona insegura –por dentro, menos espacio–. Pero aquí Juan Daniel dejó ver sus cualidades y facultades. Respondió con dinamismo, virtuosismo e inteligencia, características habituales en él. La acción iba a mil por hora si la tenía o participaba; la claridad era inminente; y la sensatez para caer a la banda o seguir por dentro. Parece ser un movimiento intangible por parte de Gerardo Pelusso en busca de compensar el declive creativo sin Omar Pérez. Wilson Morelo puede ser otra solución, pero el delantero depende de su nivel inspirativo, y eso lo define en un futbolista inconstante en lo colectivo, mas no en su puntualidad goleadora.

Juan Daniel Roa está a pocos días de saber si irá con la absoluta a la gira de amistosos por Estados Unidos. No es una opción remota. Es una posibilidad real. La selección a medio plazo, quizá, necesite un perfil concreto como el suyo. Es la definición personal.

En Twitter: @RicardoPinilla4

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking

17

ago

2015

La necesidad de competir en Europa

El PSG ha completado tres partidos oficiales (dos de Ligue 1 y la Final de la Supercopa) esta temporada 2015/16. En los tres se ha demostrado lo lógico: la superioridad del PSG sobre el resto de equipo a nivel nacional. Es que no está de más decir que este equipo es dominante y supremo en defensa posicional, ataque organizado y transición tanto defensiva como ofensiva en Francia. No hay ningún equipo, quizá ahora el Olympique Lyonnais con el salto de calidad de Rafael y Valbuena, quien pueda competir mano a mano el título local más gordo.

Los dirigidos por Laurent Blanc han ganado de cara a este curso competencia en el arco para Salvatore Sirigu, rotación aceptable para Thiago Motta y la calidad natural imperiosa desde el extremo. Es decir, Kevin Trapp, Benjamin Stambouli y Ángel Di María, respectivamente. Sobre todo hacer énfasis en el fichaje del argentino. Salvo Blaise Matuidi, el Paris Saint-Germain se ha caracterizado, en clave Copa de Europa, por un ritmo asociativo pesado y carencia de vértigo en estático. Di María viene a reparar esto. Ángel está capacitado, luego de su gris paso por Old Trafford, en montar a los parisinos a la cima de la competición internacional más prestigiosa del planeta fútbol: la Champions League.

Sin embargo, las sensaciones del PSG son buenas. Un equipo estable en fase defensiva, más sólido en la defensa del área, administrando mejor las posesiones y menos dependiente del virtuosismo de Ibrahimovic. ¿Por qué menos del sueco? Aurier con su profundidad y Lucas Moura con su determinación se han sumado a la dinámica del club, de la cual no hicieron parte el año pasado. Y el club lo nota, pues son dos perfiles de futbolistas distintos y que cumplen con un rol débil otrora: van der Wiel sin actuaciones corales y la insuficiencia de un atacante puro de banda.

En definitiva, el Paris Saint-Germain ha sumado calidad y talento a las comunes piezas claves en posiciones o recursos futbolísticos que sí o sí veían forzosos. Falta que se agregue Di María a la fiesta y empiece a dotar de resolución al invencible comando de Blanc. Estaba la necesidad de competir mejor en Europa.

En Twitter: @RicardoPinilla4

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking

14

ago

2015

Douglas Costa con Guardiola

El fichaje del brasileño Douglas Costa, por lo enseñado en verano, abre el abanico de posibilidades del Bayern München. Es un perfil de micro-ventajas que desde hace tiempo, con Ribéry entre lesiones y escasos minutos, Guardiola anhelaba contar. Es la esencia de un futbolista con regate, velocidad y determinación, muy del Bayern de Pep en el juego de bandas.

Douglas Costa puede actuar tanto de extremo por la derecha como por la izquierda. Ahora es cierto que viene jugando más a perfil natural que cambiado –es zurdo–, pues su ubicación preferida en el terreno de juego es girando su tobillo hacia dentro y no colocando el borde interno para dormir el marrón. A esto de recibir, controlar, encarar, desbordar y centrar, sumado a que lo haga por la derecha o no, le permite entrar más en el juego interior y no sólo ver como Thiago, Müller o Xabi Alonso la tocan.

El Bayern en los últimos meses, entre tantas bajas, se habituó a que su lado fuerte (la derecha con Lahm, Robben y las caídas de Müller) era el de inicio y finalización si no era por dentro con Lewandowski cargando zona de remate. La opción de Douglas Costa, la recuperación de Alaba y la inclusión de Vidal le permitiría a Pep, ahora sí como en la 2013/14, empezar por un lado, cambiar de orientación, girar al rival y culminar por el otro. Es un movimiento que requiere lectura, precisión y decisión, y para esto juega Xabi Alonso.

Por último, queda saber si Alaba y Vidal pegan con Douglas Costa. Alaba conduce muchos metros el balón y Vidal marca su línea de pase muy arriba, por ende, le restaría contacto con la pelota al brasileño. Y él es un jugador que necesita verse con ella para hacer las cosas que hace a nivel de aceleración, frescura y acierto. Como también si Alaba o Bernat acompaña la jugada y Vidal  derrocha su constante hiperactividad, abriéndole asociaciones en corto que a Douglas Costa le gusta pero restándole goles y asistencias.

Ya está la Bundesliga 2015/16 aquí, a la vuelta de la esquina, y Douglas Costa deberá llenar el papel, ya sea con cifras, demostraciones o, simplemente, beneficios colectivos. Es uno de los jugadores a seguir entre competiciones locales y Copa de Europa. Es un futbolista entre los más divertidos y emocionantes que estará dirigido por uno de los mejores entrenadores de los últimos diez años tranquilamente.

En Twitter: @RicardoPinilla4

Categoria
Sin categoría

comentarios
0

ranking