Tags de Posts ‘Selección Colombia’

03

may

2016

El amor imposible de James y Real Madrid

El 10 necesita un equipo que se adapte a su fútbol y no un club que le exija adaptarse al estilo de otras estrellas. James es un jugador de selección y en la Copa América Centenario tendrá una nueva oportunidad para recordarle al planeta fútbol que es el goleador del último mundial.

Por Héctor Cañón Hurtado (Facebook: Héctor Cañón Hurtado)

 

La relación de James Rodríguez y Real Madrid parece uno de esos cuentos rosa de la farándula hollywoodense, donde todos nos sentimos con derecho a opinar sin saber los pormenores detrás del telón.

Iván Mejía, un comentarista que usa el micrófono para despotricar a los cuatro vientos, aseguró que alguien de quien no puede revelar el nombre le contó que James habló mal de Zidane en los camerinos y ahora está pagando las consecuencias en la banca.

Es posible que eso sea verdad o que no lo sea, pero el asunto tiene más profundidad –y a la vez sencillez– de la que ofrecen las recientes opiniones.

El Pibe Valderrama alega que no lo quieren, la esposa lo defiende diciendo que es un súper papasito y Esteban Jaramillo escribe una columna, que parece una carta de amor, en la que le pide al genio buscar otros rumbos. Yo coincido: ojalá se vaya. Pero también advierto: irse no es garantía de éxito.

Mientras tanto, la prensa deportiva española no para. Sin embargo, no es un asunto personal como lo quiere ver la hinchada colombiana. Su tarea es vender frivolidad y el crack y la absurda situación de ser suplente de los suplentes son un culebrón perfecto para darle rienda suelta a la especulación y facturar con títulos amarillistas.

Además, el 10 dio papaya al declarar, después de la pasada fecha eliminatoria, “cuando te ponen y te apoyan es más fácil”. Tal vez no midió las previsibles consecuencias antes de quejarse ante la prensa nacional: enfrentar con un micrófono, desde Suramérica, a uno de los clubes más poderosos del mundo no es una muestra de la diplomacia que necesitan las súper estrellas del fútbol para moverse en el espinoso camino de la fama

Es posible que Zidane le esté cobrando con intereses una declaración revanchista, que no sería bien recibida en ningún camerino y mucho menos por un director técnico que apenas está aterrizando en un lugar más incierto que el maravilloso País de Alicia.

Más allá de las diferentes perspectivas y del error mediático del futbolista, la verdad es más sencilla de lo que parece. El amor de James y Real Madrid es imposible. Lo mismo le sucedió a Davor Suker, goleador de Francia 1998, cuando después de dos temporadas de roces con Raúl y su séquito incondicional, salió por la puerta de atrás. La lista es larga, se remonta a varias décadas y con ella se podría armar uno de los mejores equipos de todos los tiempos: Eusebio, Ruggeri, Robinho, Kaká, Seedorf, Owen…

Señores, la pareja perfecta para el mejor jugador en la historia de esta tierra es la Selección Colombia. ¿Por qué? Vamos por partes. Primero, porque en el equipo merengue manda Cristiano Ronaldo en la cancha y en los números, en la venta de publicidad y de camisetas, a la hora de cobrar tiros libres, en el corazón de una hinchada que, más que exigente, es ingrata. (Y eso mismo podría pasar en la Juve  de Pogba en caso de que cierren negocio).

Todo eso opaca al 10. Si James no es consentido decae, pero si el equipo gira en torno a él, estalla. Ya lo vimos en Brasil convertirse en el segundo goleador más joven de la historia de los mundiales, jugando dos partidos menos que Muller y Messi, sus perseguidores, y sin tener socios tan experimentados como ellos.

Ya lo vimos llevando a Colombia a soñar con las semifinales. Ya lo vimos convertirse en el mejor jugador de la fase de grupos y también inventarse el golazo del 2014, en octavos de final, ante la complicadísima selección Uruguay.

La paradoja es que Zidane, el último 10 clásico (una de las ideas más bellas y en vía de extinción del fútbol), lo haya marginado de su equipo, que juega sin 10 y con tres puntas hiperveloces que ven el fútbol desde una perspectiva europea pragmática y desde sus gigantescos y conflictivos egos.

Y ahí está la segunda parte de la explicación. James, por su parte, es más corazón que cabeza fría y necesita un equipo que juegue a asociarse, a compartir el balón y la gloria, a tener un baile colectivo preparado para la celebración, a ponerle pausa y cerebro al juego cuando se cierran los caminos. James necesita un entorno humilde para sentir el fútbol como lo siente.

Si el 10 ha de brillar será en un club donde su particular forma de ver el fútbol lo convierta en el capitán del barco como sucede en la selección. James mostrará su mejor fútbol (aunque pueda tener temporadas destacables en clubes como las que tuvo en Banfield y Porto), en la Selección Colombia.

Lo único que necesita es un equipo que se adapte a su estilo y no tener él que adaptarse al estilo de un equipo.

¿Será mucho pedir? No creo, estamos hablando de un jugador que, a diferencia de Messi, Neymar y CR7, saca lo mejor de su repertorio cuando se quita la camiseta de un club para enfundarse la de su país. James, señores, no es jugador de club. Es un jugador de selección y la verdad es que eso no debería molestarnos ni ponernos a fantasear con conspiraciones inexistentes. Esperemos la Copa América Centenario y ahí hablamos.

Por fortuna, aunque los dueños del negocio piensen lo contrario, el fútbol no se limita a la Champions League y los campeonatos locales de España, Inglaterra e Italia. Por fortuna, aún existen los torneos de selecciones y ahí, en pleno mundial y con solo 23 años de edad, James la rompió.

Mientras Messi y Cristiano, los divos del fútbol de clubes, han anotado 5 y 3 goles respectivamente en 13 partidos mundialistas, el colombiano metió 6 en tan solo 5 cotejos. Así que la tarea de la hinchada, por lo pronto, es alentar cuando James se ponga la amarilla. Él, seguro, también hará lo suyo.

¡Vamos, genio!


Categoria
Fútbol, Gol Caracol

comentarios
0

ranking

0 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 5 Es necesario estar registrado.
Loading ... Loading ...

04

feb

2016

¿Gloria o dinero? El dilema del fútbol moderno

Este siempre ha sido un dilema palpable dentro del fútbol. Algunos futbolistas eligen la primera opción, otros la segunda, y unos pocos afortunados y superdotados logran obtener las dos cosas al tiempo.

Durante las últimas dos semanas hemos conocido tres casos de jugadores cercanos a nuestros afectos, tres colombianos que han tenido que tomar esta difícil decisión. Sí, hablamos de Fredy Guarín, Fredy Montero y Jackson Martínez. El caso de los tres es muy similar: futbolistas contemporáneos, jugaban en clubes importantes de ligas de peso como la italiana, portuguesa y española, y que decidieron irse a una liga de un escalafón mucho menor como la china, donde tendrán la oportunidad de ganar una cantidad de dinero nada pequeña, de esas que dañan mentes.

Es un tema espinoso. Muchas han sido las reacciones en redes sociales y en los medios sobre lo ocurrido con estos tres señores; el caso de Jackson es el que más eco ha producido y el que más llama la atención.

Vamos a verlo de la siguiente forma: si a usted en una empresa no lo quieren, además de eso le consiguen contrato en otro lugar en el que va a tener que hacer menos cosas y va a ganar más dinero ¿Usted qué haría? ¿Diría que no?… Esto es más o menos lo que se les puso sobre la mesa a los personajes anteriormente mencionados. En sus equipos no eran tenidos en cuenta de la forma que ellos querían, como es el caso de ‘Cha-cha-cha’ y Guarín, y además les ofrecieron más dinero por menos esfuerzo, porque no nos digamos mentiras, que a mí me marque Sergio Ramos o Mascherano, no es lo mismo a que lo haga “Chung Wang Shu” o cualquier jugador de la Superliga China.

Sin embargo, lo que da más guayabo en el caso de Jackson Martínez por ejemplo, es que hace pocos meses era el goleador de la liga de Portugal, es el máximo anotador colombiano en la Champions League y un jugador con un futuro inmediato muy prometedor como para que tirara la toalla tan rápido. Son muchos los argumentos que tenemos en contra de su decisión, pero no conocemos los del chocoano, que tal vez estén alrededor de asegurar el futuro económico de su familia, algo que también es muy loable.

Es ahí cuando entra el gran dilema propuesto al inicio de este texto, en el caso de Martínez, él ya eligió y su opción fue la segunda, dinero. Tal vez si hubiera aguantado un poco más habría llegado a tener las dos, pero aún no recibo mi título de profeta como para estar del todo seguro.

Amanecerá y veremos, lo que si no podemos negar es que nos queda ese sabor agridulce y la preocupación de tal vez perder a jugadores de selección en un momento tan neurálgico como el que se viene en la eliminatoria. No sabemos que pase por la cabeza de Pékerman y si estando en China se interese por convocarlos, pero bueno esa es harina de otro costal.

Por: Andrés Felipe García Franco // Twitter: @siranfega

Categoria
Fútbol, Gol Caracol

comentarios
0

ranking

0 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 5 Es necesario estar registrado.
Loading ... Loading ...

09

oct

2015

¿Y sí usted fuera Falcao García?

¿Y si usted hubiera nacido con un talento para explotar desde temprana edad, si hubiera partido con tan solo 15 años a vivir en una pensión en otro país solo por lograr un sueño, lejos de la familia, amigos y en medio de personas desconocidas y frías?

Y si a pocos días usted se hubiera perdido un Mundial Sub-17 por una lesión en el tobillo, ¿hubiera tenido la madurez para seguir en el fútbol? Qué tal que usted le hubiera dado un campeonato Sub-20 a su país y nuevamente sufriera una lesión, esta vez mucho más grave, ¿habría sido capaz de superar una rotura de ligamentos con tan solo 20 años?

Imagínese, sólo por un momento, que usted fuera Falcao y hubiera dejado en alto el nombre de Colombia en países tan futboleros como Argentina, Portugal y España, abriendo puertas a otros jugadores.

Y si usted fuera Falcao y hubiera puesto a vibrar, gritar, celebrar y llorar a todo un país anotando nueve goles en una eliminatoria, dos de ellos en una remontada heroica que sirvieron para llevar a Colombia nuevamente a un Mundial de fútbol después de 16 años sin asistir, pero por desgracia se lesiona 6 meses antes de la competición, ¿habría hecho usted un esfuerzo sobrehumano para poder estar allí? Imagínese que, como Falcao, a pesar de todo eso al final no lo logra…

Ahora imagínese que después de muchos meses no ha podido recupera el nivel, está pagando el esfuerzo que hizo por recuperarse antes de tiempo, tiene la presión de los hinchas del club y la selección en la que juega, la prensa se lo come vivo y ya no hace festejar a los aficionados como los tenía acostumbrados. Un día se es ídolo, capitán y titular indiscutible. Al siguiente, ya se pone en duda su convocatoria.

Me lo dijeron un día: “No seas futbolista, es de las profesiones más ingratas”. En Colombia nos falta un poco más de memoria y agradecimiento, nos subimos y bajamos del bus de la victoria con facilidad. Insisto, el apoyo al ‘Tigre’ debe ser incondicional, un jugador que suda y siente la camiseta, dedicado y profesional  debe recibir la mejor energía.

Y si usted fuera Falcao García, ¿qué le gustaría?… ¡Yo lo sigo apoyando!

Por: Sebastián Sarmiento. En Twitter: @sarmientoosorio

Falcao García

 

Categoria
Fútbol, Gol Caracol

comentarios
0

ranking

0 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 5 Es necesario estar registrado.
Loading ... Loading ...

14

jun

2014

Así era Colombia en 1998

En 1998 a la selección la dirigía Bolillo Gómez y aunque teníamos a grandes como el Pibe, Faustino, Tren Valencia, Rincón, de Ávila y compañía, terminamos celebrando con un casi desconocido Léider Preciado. También lloramos junto a Mondragón.

En 1998 ‘El Siguiente Programa’ con Martín de Francisco rompía esquemas en la televisión colombiana. Caracol y RCN estrenaban señal y ampliaban la parrilla de programación más allá del Canal Uno y del Canal A (con león incluido). Trasnochábamos viendo La Madre con Margarita Rosa de Francisco y Perro Amor. Teníamos que aguantarnos Sábados Felices y a Jota Mario y Jorge Barón presentando programas. Quiere Cacao, con Fernando González Pacheco, estaba en todo su furor.

En 1998 el salario mínimo mensual para un trabajador eran 203 mil pesos. El dólar se acercaba a los 1.400 pesos y un galón de gasolina costaba poco menos de 1.600. Juan Manuel Santos extrañamente no ocupaba ningún cargo público, Alvaro Uribe Vélez estudiaba -vaya uno a saber qué- en Oxford y Oscar Iván Zuluaga ya era presidente… pero de ACESCO. Ernesto Samper terminaba su mandato tras 8.000 problemas y Andrés Pastrana asumía como si él fuera la panacea.

Hace 16 años Gabriel García Márquez escribía feliz. El Joe y Diomedes Díaz cantaban cuando la fiesta los dejaba y el país reflexionaba y lloraba de risa con un tal Jaime Garzón. Jorge Eliécer Gaitán cumplía 50 años de ser asesinado y Andrés Escobar Saldarriaga ajustaba un cuatrienio.

En 1998 Faryd Mondragón tenía 26 años y Juan Fernando Quintero cinco. Amparo Grisales 41. Yo tenía diez, cursaba cuarto de primaria y era un excelso delantero-güevero. También mi vida giraba en torno al balompié -como ahora- pero soñaba con ser futbolista y no reportero. Dicen que recordar es vivir. Pero de vez en cuando hace falta vivir para recordar. Bienvenido Mundial de Brasil que tienes a la Tricolor entre tus elegidas. ¡Vamos Colombia carajo! ¡A por ellos!

Por: Mateo isaza Giraldo @MateoIsazaG

Categoria
Fútbol, Gol Caracol

comentarios
0

ranking

0 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 5 Es necesario estar registrado.
Loading ... Loading ...

16

jun

2011

¡Y el sueño se hizo realidad!

“Caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Tal como el poema de Antonio Machado, el Gol Caracol empezó a abrirse campo en el corazón de los colombianos desde el año 1993 en pro de convertirse en la marca número uno del fútbol en el país.

Categoria
General

comentarios
4

ranking

0 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 5 Es necesario estar registrado.
Loading ... Loading ...