Tags de Posts ‘Liga Aguila’

22

dic

2015

¿Y Millonarios para cuándo?

Durante 24 años en los cuales no se ganaba nada, el equipo cargaba con el título de ser el más veces campeón, de ser uno de los equipos más grandes del país, donde a pesar de las malas campañas y dura situación económica que se vivió por allá en el 2004, se sentía como hincha ese orgullo de decir que Millonarios era el equipo con más estrellas de Colombia.

¿Recuerdan por qué se le dice el equipo ‘Embajador’? Sí, porque cuando se ganaba títulos y se hacían campañas espectaculares, Millonarios era el equipo colombiano con más representaciones internacionales. Sí, era…

Desde aquel torneo del 2012-ll en el cual se lideró de principio a fin, ese torneo que termino con una atajada de ‘Lucho’ Delgado para poner la estrella 14 en el escudo, el ‘Albiazul’ no suena, ni truena ¡Qué triste! Nuestro rival de patio, el club Independiente Santa Fe, logra coronarse campeón de la Copa Sudamericana, sí, esa misma que también tuvimos cerca en el año 2007. ¿Y Millonarios para cuándo?

Y para completar, Atlético Nacional de la mano de un gran técnico (algo que le falta a Millonarios) como lo es Reinaldo Rueda vuelve a ganar un título y se pone por encima de nosotros con 15 estrellas. ¿Y Millonarios para cuándo? Ya no somos lo más veces campeones ¡Qué dolor de camiseta!

Excelentes administraciones que derivan en buenas contrataciones, “contrataciones de técnicos y jugadores de equipos grandes” hacen que estos dos clubes estén donde están y ganen lo que ganan… ¿Y Millonarios para cuándo?

Con esa sensación de estar entusado, me voy dando cuenta de que las directivas del club lo están convirtiendo en un equipo de “media tabla”, las contrataciones no están a la altura, no exigen, no se preocupan, no saben en dónde están parados y no sienten lo que es Millonarios FC. Me duele y me preocupa mi equipo. Necesitamos administración, jugadores, técnicos y sobre todo actitud de equipo grande, de equipo campeón.

Señores de la junta directiva de Millonarios, pónganse los pantalones y devuélvanle el lugar, el respeto, la gloria a este club. ‘El Embajador’ tiene que retomar ese espacio de ser el más grande y el más veces campeón de Colombia, porque todos los demás equipos salen campeones… ¿y Millonarios para cuándo?

Por: Sebastián Sarmiento @sarmientoosorio

Categoria
General, Gol Caracol

comentarios
0

ranking

0 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 5 Es necesario estar registrado.
Loading ... Loading ...

24

jul

2015

Cúcuta Deportivo: Un indio sin flechas

El flojo arranque del equipo motilón tiene con cara de preocupación a más de uno en la perla del oriente. El Cúcuta Deportivo ha recibido siete goles en dos partidos y aún no marca en lo que va de la liga águila. Si bien se entiende que estamos en la segunda fecha, que prácticamente toda la nómina de jugadores es nueva porque el equipo contrató para este semestre quince jugadores y que el técnico Flabio Torres a tres días del debut en liga aún no contaba con la nómina completa y a su llegada no encontró herencia futbolística de parte de los técnicos Alberto Suarez y Marcelo Fuentes, esa parca denominada descenso que ya padeció el equipo en 2013 y lo tuvo un año completo en la segunda división del fútbol profesional colombiano, empieza a asomarse en las graderías del estadio General Santander preocupando a jugadores, directivos e hinchas.

Siempre que se fracasa y se quiere mejorar se empieza por hacer una revisión y encontrar los errores para su corrección. ¿Qué pasa en el Cúcuta Deportivo? ¿Cuál ha sido el problema para que al grupo no se le hayan dado los resultados y se encuentre en el último lugar de la tabla del descenso a doce puntos de la salvación?

Muy sencillo, la improvisación. En la primera fecha el equipo jugó con un 81.8% de la nómina nueva. Los únicos jugadores que actuaron esa tarde en el Metropolitano que sobrevivieron del primer semestre en el equipo fueron: Jhon García, defensa central y Jhonnatan Palacios, delantero. El equipo arrancó con una defensa pesada y de titular Luis Delgado que llevaba cuatro días en la ciudad y Elkin Calle que sólo había realizado una práctica con el club. Para los críticos el Cúcuta es un fondo pensiones, para los optimistas un grupo experimentado que quiere consolidarse; pero la realidad es que el Cúcuta no deja de ser un asociación de jugadores que aún no logran consolidar un equipo en la cancha. Por eso los errores infantiles del primer partido. La perdida en la marca de García a Andrés Correa que le dio el primer gol a Junior o el error increíble de Delgado y Centurión en el cobro de pelota quieta que aprovechó Vladimir Hernández para el segundo gol. Improvisación, esa misma que también se vio reflejada en Bogotá. Aunque se jugó bien en los primeros minutos de juego, el equipo viajó a la capital de la República sin el protagonista más importante, Gol. El hombre que se pensó solucionaría este problema se recupera de una lesión en Ecuador y aún no se sabe ¿Cuánto tiempo más habrá que esperarlo? Mientras tanto es ocupada su posición por Palacios, Quintero o Pérez que improvisadamente intentan cumplir con una función muy complicada; ser efectivos. Del partido se puede decir que el equipo salió con impetud, jugándole de tú a tú a Independiente Santa fe, creando la primera opción clara de gol a los diez minutos de juego, pero la pelota no entró. Caso contrario en el arco propio, después de un tiro de esquina Jhon Hurtado de auto gol desbarató el sistema de juego que había planteado el técnico Torres en Bogotá y el grupo nunca pudo recuperarse de ese tras píes,  en consecuencia encajó cuatro goles más.

Un indio sin flechas, un tigre sin colmillos, que tiene la astucia del cazador y la convicción de una fiera pero que no posee herramientas para ejecutarlas. Esperamos que en casa frente a Patriotas las cosas mejoren, que el gran cacique permita que el indio motilón logre iniciar la cacería de la permanencia en la primera categoría en su estadio y frente a su público que grita hoy más que nunca, ¡Si se puede!

Por: Eduard Lizcano Tamayo / Twitter: @drlizcano

Categoria
Fútbol, Gol Caracol

comentarios
0

ranking

0 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 5 Es necesario estar registrado.
Loading ... Loading ...

01

jun

2015

¿El Tolima se ‘tolimeó’ o el equipo dio más de lo que tenía?

Más que hinchas debemos ser sensatos y aterrizados. A raíz de esta premisa voy a intentar a hacer al análisis de la temporada que Tolima acaba de cerrar quedando eliminado en semifinales ante Medellín.

Deportes Tolima arrancó la temporada con un ritmo realmente frenético. Robin Ramírez era goleador, Jonathan Estrada y Andrés Ibagüen figuras y la calidad de su juego parecía superior al nivel regular del fútbol colombiano. Hasta ahí, perfecto. Una nueva ilusión, algo normal para los hinchas Pijaos.

Sin embargo, a mitad de la Liga el equipo se cayó. Jonathan Estrada se lesionó, no había ideas, no había resultados, no había equipo como antes. El fútbol volvió a parecer semejante al campeonato: regular.

Como si no fuera suficiente en la recta final del certamen, Robin Ramírez quedaba fuera de servicio por continuas molestias y lesiones. A pesar de esto, Tolima empezó a conseguir puntos que lo acercaban a los ocho primeros de la tabla de posiciones. Fue tan así que en la última fecha de la etapa ‘todos contra todos’ el equipo tolimense dependía de su propio resultado para clasificar. Y así fue, goleó a Jaguares y entró a los playoffs de séptimo.

En cuartos de final Tolima eliminó al Huila, que fue primero en la fase regular de la Liga y fue el único semifinalista que ganó los dos partidos de la primera fase de los playoffs. Medellín también lo hizo pero gracias al error del Junior por colocar cuatro extranjeros en el partido de ida, en realidad el encuentro terminó 2-2, pero fue cerrado como victoria 3-0 para los ‘paisas’.

En semifinales se nos atravesaba el DIM. En el partido de ida, en Techo, Tolima hizo recordar aquel equipo de las primeras cinco fechas del torneo. Buen manejo del balón, volumen ofensivo arrasador y también aguantó las pocas salidas del rival. Al final no hubo goles y los dos guardametas fueron las figuras, por un lado, Antony Silva que se sacó hasta una ‘selfie’ bajo su arco; y por el otro lado, Joel Silva que le tapó un penal a Juan Fernando Caicedo.

En Medellín, en el partido de vuelta, el que sorprendió fue Tolima. Marcó un gol, se fue encima y amenazó acabar el partido desde la primera etapa. Incluso 12 minutos antes del final del partido, Tolima era finalista gracias a Joel Silva que le volvió a tapar un penal a Juan Fernando Caicedo y parecía invencible. Sin embargo, en el minuto 78’ Juan David Pérez empató el partido y en el 82’ Hernán Hechalar colocó al DIM en la final de la Liga Águila. En el suspiro del encuentro, Charles Monsalvo puso el tercero y se quitó la espinita de los tolimenses que lo trataron y lo siguen tratando de borracho.

Eso sucedió básicamente porque el Tolima se quedó sin aire. Le entregó en bandeja de plata el balón al Medellín, se echó para atrás faltando 15 minutos de juego y como era de esperarse, el local que contaba con más de 40 mil aficionados en el Atanasio Girardot tuvo puntería.

Tolima siempre ha manejado una nómina muy apretada. Once buenos titulares y uno o dos cambios que puedan funcionar. De resto un plantel común y silvestre, sin nada extraordinario. Y eso al final le costó al técnico Alberto Gamero. No tenía a quién más meter y tuvo que confiar en sus volantes de marca y defensas porque para adelante no había nada.

Ojalá le quede la lección aprendida a don Gabriel Camargo y sabiendo que para el otro semestre también tenemos Copa Sudamericana, se amplíe el presupuesto y se enriquece la plantilla profesional con jugador hechos, no promesas. De igual forma, gracias por la ilusión, la adrenalina y el orgullo hacia un equipo que económicamente siempre ha sido inferior a los demás, pero dentro de la cancha se ha acostumbrado a mostrar carácter, calidad y una propuesta diferente.

Esta temporada también le deja a Colombia claro por qué Wilmar Barrios fue llamado por José Néstor Pékerman, por qué muchos han hablado de Andrés Ibargüen y que la calidad de Jonathan Estrada, que en algún momento lo llevó  a los equipos más tradicionales del país, sigue intacta.

Por: Constantinos Papailias // Twitter: @locogreek 

Categoria
Fútbol, Gol Caracol

comentarios
0

ranking

0 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 5 Es necesario estar registrado.
Loading ... Loading ...