Archivo de agosto, 2015

19

ago

2015

Suárez, nuevo doliente en el peregrinar de ‘la mecha’ por la pesadilla

Ya han pasado muchos meses después de ese fatídico diciembre, han pasado jugadores y, por supuesto, técnicos. Con Alberto Suárez, ya es el séptimo. Más allá del nuevo proceso yo insisto en algo, por más que la “excelentísima” dirigencia de América traiga a Guardiola o a Mourinho, no habrá un buen futuro si no hay jugadores comprometidos con la principal causa, el ascenso.

Con Suárez, de inicio ya hubo varios cambios. El nuevo dueño del pórtico es Carlos Bejarano, salió Cristian Subero de la lateral para darle paso al venezolano Layneker Zafra, en la zona de ataque Feiver Mercado reemplazó a Ernesto Farías. Pero el cambió más trascendental, para mí, y que no fue para bien, fue el de meter a Wilmer Largacha y sacar a Amilkar Henríquez. ¿Por qué fue malo? El ‘6’, jugador por el que pasa todo el juego del equipo, debe tener muchos minutos en el terreno y no entrar así porque sí, luego de tener un buen entreno; en síntesis, Largacha estuvo muy desaparecido y evidentemente debe estar otro volante ahí.

Volviendo al tema anterior, siempre he ido con la opinión de que esto no es tema 100% de técnico, esto es un tema de jugadores; de un equipo competitivo que esté diseñado para ganar y buscar el ascenso, ¿pero qué vemos? Una nómina (porque eso es lo que es, una nómina) fría, sin ideas y a la cual Suárez le tiene que cambiar el chip en las pocas fechas que quedan, algo que, pensando positivamente, veo posible; en el primer partido de Suárez se vieron algo diferentes los jugadores en sus ganas por buscar el juego.

¡Ah! Y otro de los puntos a tener en cuenta en los últimos partidos es el de Néider, quien claramente es un crack, pero, por esta hinchada: ¡que corra un par de metros más! El fútbol no se puede jugar tan pero tan quieto. Yo me quedo con las ganas que él intenta inyectarles a sus compañeros, pero por favor, un último esfuerzo para quedar en los anales de la historia del gran ‘escarlata’.

Espero que ese dicho que reza “Lo que inicia mal, termina mal” no sea nuestro caso y que, como muchos dicen… América va a pasar (a las patadas) a los ocho, pero va ascender.

En otros temas:

Ahora, la semana en la que se estaba decidiendo la continuidad de Fernando Velasco, diferentes declaraciones hicieron que se armara un circo mediático impresionante; con justa razón, nuevamente, fuimos el chiste de los aficionados del fútbol colombiano. “Que cuatro partidos más, que otra fecha más, etc.”, el caso es que se finalizó el contrato del técnico más manipulable que la terrible dirigencia americana pudo haber conseguido. No discuto el profesionalismo del señor Velasco, pero así fue, se le terminó el contrato a este señor que les sirvió a los señores administrativos para seguirse acomodando más en la segunda categoría del fútbol en Colombia.

Señor Oreste y sus secuaces, si alguno lee esta columna, por favor, pónganse la mano en el corazón y dense cuenta de que no están haciendo mayor cosa por la institución. Esto, diplomáticamente hablando.

Como culmino mis escritos… Espero que en diciembre todos celebremos la vuelta del más grande al lugar de donde nunca debió haberse ido.

Para comentarios, felicitarme, echarme la madre y demás, síganme o escríbanme a Twitter en @Campepaez

Camilo Perdomo Páez


Categoria
Fútbol, Gol Caracol

comentarios
0

ranking

0 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 5 Es necesario estar registrado.
Loading ... Loading ...

18

ago

2015

El fútbol en tiempos de politiquería y campañas vacías

¿Es el fútbol en realidad el culpable que las personas aficionadas a este deporte tengan comportamientos que hacen dudar de su raciocinio?

El fútbol es fútbol. No se puede culpar a este deporte por el comportamiento de las personas en una tribuna o en las calles y avenidas de una ciudad. El fútbol va más allá de una pelea de camisetas porque sencillamente es ajeno a ello, al fútbol no le interesa si vestimos de rojo, azul o verde, quien grita más o menos en la tribuna o en las calles, si se roban un trapo, si ya compramos harina, espuma o cerveza, No! el fútbol está en la cancha, en el corazón de los veintidós jugadores que saltan a un césped para demostrar sus habilidades de juego obtenidas a través de entrenamientos, de esfuerzos, de sacrificios y luchas. El fútbol es una magia, una pirueta impensada con un balón número cinco en los pies de un jugador que se vuelven varitas llenas de lucidez y espontaneidad.

Al fútbol no le interesa si usted sale a beber cerveza, si la salud es paupérrima, si el político corrupto volvió a ganar la elección y la educación está en declive. Él sólo busca entretenernos cuando el balón se introduce en medio del arco de 7,32 metros de ancho por 2,44 de alto, y explota en nuestras gargantas el grito jubiloso del GOL!.

¿Qué culpa tiene el fútbol que usted venda su conciencia por unos cuantos kilos de cemento o unos pesos, con que en Colombia la corrupción no permita ni siquiera reclamarse un acetaminofén sin hacer una cola eterna? ¿Es culpa del fútbol que rectores y directivos se adueñen de universidades públicas y centros de enseñanzas para enriquecerse a costa de embrutecernos e insensibilizarnos? ¿Es culpable el fútbol de ser secuestrado por mafias que vieron en la nobleza y belleza de su juego la manera para convertirlo en un negocio lucrativo?

Alejen al fútbol de las culpas, este deporte sólo se muestra en una cancha, sea de arena, de césped natural o sintético o las improvisadas que se arman en las cuadras de los barrios cuando se usan los ladrillos como porterías. El fútbol sólo muestra su esencia en los pies de los talentosos, en la calidad de un pase, en la precisión de un disparo, en la humildad del sacrificio por el otro, en un quite deslizante que alivia el corazón de unos y desespera el de los contrarios, en las atajadas de porteros que parecen tener alas, en la unión al momento de estar en grupo en la mitad de una cancha y pedir para que el trabajo de la semana sea recompensado con una victoria. Las faltas, el roce y los golpes, al final se solucionan con un abrazo y un intercambio de camisetas.

Eso es fútbol. Sentir alegría porque un compatriota fue el goleador, porque salimos de Colombia y la gente de otros países dejó de vernos como productores de coca para felicitarnos por James o Falcao, porque une un país que se viste y siente sentido de pertenencia por el amarillo, el azul y el rojo, porque a pesar de las quejas de quienes no les gusta terminan siempre haciendo la misma pregunta: “¿Y ganó o perdió?”, el fútbol es ver que los sueños de niños pobres como Maradona o Pelé se hicieron realidad, y que la vida no es tan dura como la creemos porque siempre habrá esperanza. El fútbol, tal como lo digo en mis narraciones, se juega en un rectángulo de sueños durante noventa minutos de magia hecha deporte.

Así qué querido lector, si usted se queja de los desórdenes en las calles, de la salud, de la educación, de la corrupción administrativa y política del país recuerde dos cosas: el fútbol se juega sólo en una cancha, y nada tiene que ver con los comportamientos sociales del ser humano y si alguien se emborrachó, creo desmanes, botó agua, harina, cerveza o simplemente siguen dejando morir a las personas en los hospitales y no hay calidad educativa, es porque algo en nosotros como seres racionales no está bien.

Si mi país está estancado y parece no importarnos siendo indolentes a esta realidad, no creemos excusas facilistas y mediocres señalando como culpable a un deporte que fue creado como símbolo de unión y perseverancia en el Reino Unido, más bien examinemos detenidamente los problemas y empecemos por cambiar y tolerar los diferencias y defectos de cada uno. Porque el fútbol al final es “El deporte más hermoso del mundo…”.

Por: Eduard Lizcano  / Twitter: @drlizcano

 

Categoria
Fútbol, Gol Caracol

comentarios
0

ranking

0 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 5 Es necesario estar registrado.
Loading ... Loading ...