Archivo de junio, 2015

25

jun

2015

¿Macnelly mercenario?

Por estos días hay un fuerte rumor de que Macnelly Torres abandonará a Junior para irse a jugar al Atlético Nacional de Medellín. Dejaré claro que no tengo absolutamente nada en contra del 10 de Junior, pero expresaré lo que gran parte de la afición siente al ver este tipo de comportamientos en un jugador que se supone que es de la entrañas del club.

Junior se trae a Macnelly Torres cuando estaba sin equipo, enredado con los árabes y con una para de casi 6 meses, sin competencia, fuera del Mundial por la decisión de irse a jugar a una liga que, como dijo “el Pibe” Valderrama “no lo iba a ver ni su mamá”. Pero a pesar de todo esto, Don Fuad Char confía en él y en sus condiciones de gran jugador que es, se lo trae sabiendo que el presente del jugador no era el mejor, convirtiéndolo en el primer refuerzo del proyecto Alexis Mendoza para brindarle una nueva ilusión a la hinchada tiburona.

El primer semestre del barranquillero con Junior fue bueno, sin llegar al nivel que todos le conocemos. Cuando todos estábamos ilusionados esperando que se quedara para afrontar Liga, Copa Sudamericana y Copa Águila, da unas declaraciones no agradables que han caído muy mal en los aficionados:

“Creo que me sentiría bien allá o acá, tengo que decirlo sinceramente. Esta es una cuestión más de qué es atractivo para mí y se va a mejorar un tema que no deja de ser incómodo”.

En estas declaraciones deja entrever que le da igual estar en Nacional o en Junior, club al cual le expresó querer estar hasta que se le acabaran las piernas, al equipo que le debe mucho porque fue donde se formó como profesional y del que dice ser hincha.

También se puede ver que los verde$ es unas de las razones que lo tienen pensando en dejar el club que le dio la mano cuando estaba en el anonimato, incluso ni el mismo Atlético Nacional lo quiso contratar cuando no resolvía su situación con el equipo árabe, y eso que entrenaba con ellos en la sede deportiva de Guarne. Junior fue el equipo que se arriesgó a contratarlo sabiendo que  su situación no era la más clara.

Creo que más allá de que Macnelly se quede o se vaya del club, queda muy claro que ya no hay esa comunión entre el hincha y el jugador, teniendo en cuenta que hace unos meses insultó a un hincha por twitter, suceso que generó mucha molestia en la hinchada rojiblanca.

En conclusión, creo que en Junior se necesitan más jugadores de la clase de Sebastian Viera, Ivan Vélez, Jhonny Ramírez, Gustavo Cuellar, Giovanny Hernandez, “Pibe” Valderrama, Victor Pacheco, Lucho Grau, solo por nombrar algunos que sí saben el significado del club y de esta hinchada.

Por:[email protected]

Categoria
Fútbol, Gol Caracol

comentarios
0

ranking

0 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 5 Es necesario estar registrado.
Loading ... Loading ...

01

jun

2015

¿El Tolima se ‘tolimeó’ o el equipo dio más de lo que tenía?

Más que hinchas debemos ser sensatos y aterrizados. A raíz de esta premisa voy a intentar a hacer al análisis de la temporada que Tolima acaba de cerrar quedando eliminado en semifinales ante Medellín.

Deportes Tolima arrancó la temporada con un ritmo realmente frenético. Robin Ramírez era goleador, Jonathan Estrada y Andrés Ibagüen figuras y la calidad de su juego parecía superior al nivel regular del fútbol colombiano. Hasta ahí, perfecto. Una nueva ilusión, algo normal para los hinchas Pijaos.

Sin embargo, a mitad de la Liga el equipo se cayó. Jonathan Estrada se lesionó, no había ideas, no había resultados, no había equipo como antes. El fútbol volvió a parecer semejante al campeonato: regular.

Como si no fuera suficiente en la recta final del certamen, Robin Ramírez quedaba fuera de servicio por continuas molestias y lesiones. A pesar de esto, Tolima empezó a conseguir puntos que lo acercaban a los ocho primeros de la tabla de posiciones. Fue tan así que en la última fecha de la etapa ‘todos contra todos’ el equipo tolimense dependía de su propio resultado para clasificar. Y así fue, goleó a Jaguares y entró a los playoffs de séptimo.

En cuartos de final Tolima eliminó al Huila, que fue primero en la fase regular de la Liga y fue el único semifinalista que ganó los dos partidos de la primera fase de los playoffs. Medellín también lo hizo pero gracias al error del Junior por colocar cuatro extranjeros en el partido de ida, en realidad el encuentro terminó 2-2, pero fue cerrado como victoria 3-0 para los ‘paisas’.

En semifinales se nos atravesaba el DIM. En el partido de ida, en Techo, Tolima hizo recordar aquel equipo de las primeras cinco fechas del torneo. Buen manejo del balón, volumen ofensivo arrasador y también aguantó las pocas salidas del rival. Al final no hubo goles y los dos guardametas fueron las figuras, por un lado, Antony Silva que se sacó hasta una ‘selfie’ bajo su arco; y por el otro lado, Joel Silva que le tapó un penal a Juan Fernando Caicedo.

En Medellín, en el partido de vuelta, el que sorprendió fue Tolima. Marcó un gol, se fue encima y amenazó acabar el partido desde la primera etapa. Incluso 12 minutos antes del final del partido, Tolima era finalista gracias a Joel Silva que le volvió a tapar un penal a Juan Fernando Caicedo y parecía invencible. Sin embargo, en el minuto 78’ Juan David Pérez empató el partido y en el 82’ Hernán Hechalar colocó al DIM en la final de la Liga Águila. En el suspiro del encuentro, Charles Monsalvo puso el tercero y se quitó la espinita de los tolimenses que lo trataron y lo siguen tratando de borracho.

Eso sucedió básicamente porque el Tolima se quedó sin aire. Le entregó en bandeja de plata el balón al Medellín, se echó para atrás faltando 15 minutos de juego y como era de esperarse, el local que contaba con más de 40 mil aficionados en el Atanasio Girardot tuvo puntería.

Tolima siempre ha manejado una nómina muy apretada. Once buenos titulares y uno o dos cambios que puedan funcionar. De resto un plantel común y silvestre, sin nada extraordinario. Y eso al final le costó al técnico Alberto Gamero. No tenía a quién más meter y tuvo que confiar en sus volantes de marca y defensas porque para adelante no había nada.

Ojalá le quede la lección aprendida a don Gabriel Camargo y sabiendo que para el otro semestre también tenemos Copa Sudamericana, se amplíe el presupuesto y se enriquece la plantilla profesional con jugador hechos, no promesas. De igual forma, gracias por la ilusión, la adrenalina y el orgullo hacia un equipo que económicamente siempre ha sido inferior a los demás, pero dentro de la cancha se ha acostumbrado a mostrar carácter, calidad y una propuesta diferente.

Esta temporada también le deja a Colombia claro por qué Wilmar Barrios fue llamado por José Néstor Pékerman, por qué muchos han hablado de Andrés Ibargüen y que la calidad de Jonathan Estrada, que en algún momento lo llevó  a los equipos más tradicionales del país, sigue intacta.

Por: Constantinos Papailias // Twitter: @locogreek 

Categoria
Fútbol, Gol Caracol

comentarios
0

ranking

0 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 5 Es necesario estar registrado.
Loading ... Loading ...