Archivo de abril, 2015

14

abr

2015

Historia final: un cuento sobre el Deportivo Cali

El Viejo estaba haciendo lo que más le gustaba, mirar un partido de fútbol con su nieto. No compartía que en los últimos años la FIFA había cambiado muchas reglas, porque pese a que los arcos eran más grandes, y los balones cada vez más chicos y en los tiros libres ya no había barrera, cada vez había menos goles. También lamentaba que hubiesen quitado los árbitros, desde hacía unos años habían sido remplazados por un programa de computador que identificaba hasta el más mínimo roce y tenía la capacidad de calcular milimétricamente la intencionalidad del agresor. “¡Qué mal día ese que sacaron a los árbitros!”, recordaba, “ahora a quien le voy a echar la madre”; cada vez que su mujer le recordaba su mal genio, le decía “anda a quejarte a la FIFA, de malas, ya no hay árbitros, te toca aguantarte mi mal genio”. Eso sí, rememoraba que ese día todos se quejaron, hasta los mismísimos hinchas del hijo bobo, como el malnacido de su cuñado, que puso también el grito en el cielo: que como así que ya se habían aguantado que extraditaran a los dueños de la perrera, que se habían aguantado que los metieran en la lista Clinton, que se habían aguantado bajar hasta la C, y que para volver a subir les había tocado sacar como cuatro caletas y comprar a medio mundo, pero ¿que saquen los árbitros? Mi mompa, ésa si es la más grande de las cagadas, ahora a quien vamos a comprar, con lo bonito que era ver a esos muertos de hambre haciendo fila para botarles un billetico, ahora qué diablos vamos a hacer, será contratar hackers, había dicho, pero eso ya no es tan romántico.

Categoria
Fútbol, Gol Caracol

comentarios
0

ranking

0 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 5 Es necesario estar registrado.
Loading ... Loading ...

13

abr

2015

El Maradona que me tocó conocer

Nací el 7 de agosto de 1989 y desde que tengo uso de razón me tocó ver a un Maradona gordo que se retiraba del fútbol. Tenía un rayo dorado en su cabeza que combinaba con la banda dorada de la camiseta de Boca, equipo en el que se retiró.

Ese Maradona no fue trascendental para mis recuerdos. Luego vinieron los documentales, crónicas y videos sobre el ‘Pelusa’, el mejor de la década de los 80, el que asumió más que un simple partido de fútbol enfrentar a Inglaterra; toda una razón social y política, hermoso asumir un juego de esa manera, sencillamente admirable.

Pero vino lo sucio, lo feo de su carrera, lo que algunos llaman “avión” y para otros, y me incluyo, trampa. Quedó para la posteridad “la mano de dios”. Lo que hizo con la mano lo borró con los pies y de qué manera. El mejor gol de la historia de los mundiales para muchos, una venganza por las Malvinas, genio en su momento, ahora es un bocón, lamentable.

La historia no terminó ahí. En Italia 90 Argentina eliminó a Brasil del Mundial con una asistencia de Maradona a Caniggia, pero minutos antes los brasileños bebieron agua con vomitivo. Años después, Diego se sentía orgulloso por la mala jugada que le hicieron a sus rivales y se burlaba del mareo que sintieron los futbolistas de la ‘canarinha’ en aquel encuentro de octavos de final.

Ese fue el Maradona que me tocó conocer, no el que una generación vio y se emocionaban con sus jugadas. Mi generación lo vio en decadencia; los primeros recuerdos eran de un Maradona que salía por la puerta de atrás del Mundial de 1994.

Mi ídolo, Zinedine Zidane, terminó su carrera deportiva con un cabezazo al italiano Materazzi en la final del Mundial de Alemania 2006 y dejó la imagen estampada en mis recuerdos: el ‘10’ al lado de la Copa del Mundo alejándose hacia los camerinos.

Zidane lo pagó, no cerró su grandiosa carrera con la Copa del Mundo por segunda vez. A Maradona todo se lo perdonaban, pero ahora no porque simplemente es un bocón que ya no juega a la pelota. Pero su cinismo y grosería no se le criticó en su época de jugador. Quienes lo idolatran lo ven como un dios y lo ven muy bien: un ser al que se le justifica lo malo y lo bueno. ¡Ven! como un dios que no tiene ni ley ni orden.

No soy maradoniano, para mí no es el mejor de la historia porque para serlo no había necesidad de dar fe de la existencia de dios con su mano, porque para  serlo le sobraba dar positivo por doping en el 94 así haya reclamado que le cortaron sus piernas.

Este Maradona, el que le pega a su novia, al camarógrafo, al que sea porque no está de acuerdo con él, el que critica a los dirigentes de fútbol, pero que es un títere de los políticos es el fiel reflejo del Maradona que acudió a lo ilegal dentro del fútbol para sacar ventajas sobre sus rivales; ese, para muchos de nosotros no es un ídolo, no fue el mejor de la historia.

Jhon Álvaro Clavijo / Twitter: @siperohoyno

 

Categoria
General

comentarios
1

ranking

0 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 5 Es necesario estar registrado.
Loading ... Loading ...

13

abr

2015

Señor Petro, ¿por qué Maradona y no Pelé?

Antes que nada, soy uno de muchos que piensa que Diego Armando Maradona fue el mejor de la historia, fue el número uno dentro de un campo de juego, fue el “10” que todo equipo quiso tener, pero cuando habla de política, cuando habla del mismo espectáculo que le ha dado de comer y que lo hace tener fama, es un payaso más.

Esta no es la primera vez que Maradona es usado para fines políticos. Para el Mundial de Italia 90, el periodista argentino Fernando Niembro, lo recomendó con el presidente de turno para que le ayudará a dejar en buen nombre su mandato. Sin ir tan lejos ¿Cuántas veces vimos a Maradona sentado con Hugo Chávez?  Esto es más sencillo de lo que parece, el señor Gustavo Petro es un alcalde que proviene de un partido izquierdista, un partido político que gana adeptos con los más pobres, que se basa en una filosofía donde se expresa que la religión es el opio del pueblo y del deporte, en donde se da a entender que el fútbol no deja pensar al pueblo.

Y entonces, ¿por qué señor Petro darle importancia al deporte, y sobre todo al espectáculo deportivo que más masas moviliza, cuando se tiene un pensamiento izquierdista? ¿Por qué hasta ahora, tras muchos meses como alcalde, darle importancia al fútbol? La convocatoria de Maradona no es casualidad, no fue gratuita y seguramente no salió del bolsillo del señor Gustavo o de la señora Piedad.  “La simpatía de un jugador hacia determinada tendencia política puede traducirse en un incremento de votos en las urnas y hacer que la balanza se incline a un lado”, dice Francisco Alcaide en su libro “Fútbol, fenómeno de fenómenos”.

Y entonces, ¿por qué no llamar a Pelé? Un personaje que puede expresar más sentido de paz, reconciliación, armonía y que le da más sentido a ese eslogan de “Una Bogotá más humana”. ¿Cuantos problemas hemos tenido que escuchar de Maradona? País donde va, hace el ridículo, quizás sea una de las razones por las que le gusta Venezuela.

Su llamado al “Partido por la Paz” es otro claro ejemplo de cómo en Colombia, el fútbol es usado como instrumento para conquistar el poder, para hacer olvidar las malas gestiones, para alardear una buena función y ser la noticia del día.

Señor Petro, hay gente consiente, hay gente que comprende que un partido de fútbol cuando es organizado en un ambiente político es porque tiene la intención de ganar proselitismo, de conseguir resaltar la imagen pública de usted y de quien se atreva a realizarlo.

“El más pequeño responsable de un club pesa socialmente más que la más alta autoridad, y su capacidad de movilizar masas es muy superior”. Diego Armando Maradona es un payaso con tenis, pero con guayos es la esencia de quien fuera el mejor del Mundial del 86.

No se trata de criticar un evento cultural, es más, soy de los que piensa que la cultura y el deporte nos consolidan como una mejor sociedad, pero traer a Rincón, Asprilla, Maradona, para que hagan el ridículo y no un verdadero espectáculo, demuestra la payasada que ha sido la alcaldía del que organizó el evento.

A la próxima piensen bien en los actores del espectáculo.

Por: Juan Pablo Gómez Uribe / @JuanUribeFutbol 

Categoria
Fútbol, Gol Caracol

comentarios
0

ranking

0 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 5 Es necesario estar registrado.
Loading ... Loading ...