Archivo de Categoría ‘Junta Directiva’

05

ago

2016

¿Cómo llegamos a Rubén Israel y Enrique Camacho?

Por baratos.  porque cada uno era la opción más barata frente a las otras posibilidades que uno y otro tenía como rival en la lista de candidatos para su cargo.

Tal como Enrique Camacho era una silla suplente en la junta directiva y fue seleccionado por barato para ocupar la presidencia de Azul y Blanco S.A., Rubén Israel fue escogido por ser la opción más barata.  No necesariamente la mejor en ninguno de los dos casos.

El proyecto de Gustavo Serpa es de bajo perfil más bien. Invertir poquito en algo que sea ‘bueno’ para sacarle el mejor provecho.  Es como comprar un Renault 18 viejo, más o menos bien cuidado por fuera pero con el motor reparado, no para venderlo y comprar un carro más nuevo sino para seguirlo engallando pero manteniendo los mismos problemas mecánicos.

Como fue barato Ricardo Lunari para reemplazar a Juan Manuel Lillo, porque jugaron con él por su condición de ídolo de mucha gente y con su propio deseo de ser el DT de Millonarios, por eso era -también- barato.

Para reemplazar a Lunari no buscaron a un DT que ofreciera un estilo de juego, agresividad, títulos, nombre.  No, buscaron al más barato posible con alguna cosa para mostrar y ese hombre era Rubén Israel.  Claro, una cosa es ser campeón en ligas suramericanas de 12 equipos como Paraguay y Ecuador, otra venir al equipo históricamente más grande de Colombia.

Sin saber qué ocurra en las próximas horas con Israel, el DT que lo reemplace debería ser escogido de acuerdo con una ecuación muy bien equilibrada que empiece por determinar a qué se quiere jugar en Millonarios y, claro, a la plata que pida.  No se trata de traer a un DT que cobre en euros libres de impuestos como Juan Manuel Lillo y que desangre a un equipo con ingresos en pesos colombianos.  Se trata primero de encontrar una correspondencia con un estilo de juego, cosa que quizás sí entienda Norberto Peluffo (creo que lo entiende, de golpe no) pero que definitivamente parece no entender Gustavo Serpa; después, obvio, mirar la plata que pida un candidato a DT acudiendo a una innegable cualidad para negociar sin perder la dignidad, cosa que Enrique Camacho claramente no tiene como cualidad.

Ha quedado claro que la estrategia de Gustavo Serpa es traer más bien algo baratico, de perfil bajito, ahí, de poquita cosa.  Tal como Enrique Camacho, un presidente ‘ahí’.

Qué dolor me consume ver a Millonarios así.   Qué dolor el desvelo por el maltrato hacia esta hinchada gloriosa.

 

 

TAGS

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

15

oct

2015

El criterio de Peluffo no puede ser limitado

Parto de la base de que Enrique Camacho es un buen hombre, buen amigo, buen tipo. Lo que me distancia de sus actuaciones como presidente de Millonarios FC son los argumentos a medias, a veces flojos o por lo menos no suficientemente claros. Así me parece y ojalá que esto no sea el argumento para un nuevo bloqueo institucional en twitter si es que llega a saber de estas letras.  Mi oposición hacia él no es de índole personal.

(Dicho esto, procedo a desarrollar esta entrada)

No creo que deba ser solo un asunto no más de mirar muchachos con condición de buenos jugadores para que en el mediano plazo jueguen unos pocos partidos en la primera de Millonarios y venderlos en muchos millones de dólares o euros para que Gustavo Serpa pueda obtener su ganancia a la hora de cerrar balances financieros.

No creo sinceramente que deba ser solamente eso a lo que se debe limitar Norberto Peluffo de acuerdo con lo dicho entre líneas por Enrique Camacho: http://www.eltiempo.com/deportes/futbol-colombiano/peluffo-fue-presentado-como-director-deportivo-de-millonarios/16392534

El hecho de que Camacho, seguramente con línea bajada por Gustavo Serpa acerca del alcance de sus funciones, indique que Peluffo se va a concentrar en “…diseñar la filosofía de fútbol, la metodología de trabajo y las pautas de comportamiento de los jóvenes en cada posición dentro del campo de juego en las categorías del Fútbol Base”, además de ”el proceso de selección y búsqueda de talentos de todas partes del país. Entre los elegidos no se mirará edad para que lleguen a integrar las diferentes categorías de divisiones menores del Club y su posterior promoción al equipo profesional…”

Claro, en beneficio de Camacho debo decir también se indica que “participará” en el Comité Deportivo para el diseño del Millonarios 2016 pero no se sabe bien cómo participará (ahí entran mis dudas razonables, yo que a veces soy escéptico):

1   ¿Como un miembro que solo propone o sugiere nombres?

2   ¿Como alguien a quien se le delega la responsabilidad de lidiar con representantes de jugadores y presidentes zorros / gerentes deportivos zorros de otros equipos?

3   ¿Como alguien a quien se le confiere un poder decisorio en lo presupuestal para que se contrate o no a un jugador de acuerdo con su calidad y potencial de aporte al equipo profesional?

4   ¿Como alguien a quien se le pide que opine si de una lista específica de nombres, le parece bueno ó más o menos bueno ó se acomoda a un presupuesto alguno de esos jugadores?

5    ¿Como un invitado de piedra?

6   ¿Tiene voz pero no tiene voto?

Un director deportivo que haga parte del Comité Deportivo de Millonarios FC solo para que opine, como que no.  Debe tener cierto peso su palabra para una decisión de conformación de plantel.  No imagino a Pavel Nedved, Director Deportivo de la Juventus o a Enzo Francescoli en River Plate “participando” solo con su opinión en su Comité Deportivo. Son posiciones de decisión en un equipo de fútbol (o en “la empresa”, como dice Serpa).

No lo tenemos claro y lo que no se deja en claro entra en unas zonas grises de peligroso riesgo de NO-GESTIÓN porque nadie asume nada, todo queda en manos del primero que diga algo más inteligente que el otro o del que más poder institucional tenga.  Nada mejor que indicar a los socios de AZUL & BLANCO, abonados fieles e hinchada sobre su alcance en este asunto específico del Comité Deportivo.

Peluffo tendrá mayor margen de maniobra porque mostrar resultados en divisiones inferiores (jugadores en proyección, convocados a selecciones nacionales sub-15, sub-17, sub, 19, etc.) toma su buen tiempo y no es asunto de un (1) año.  Eso sí, deberá aportarle al Comité Deportivo mayor criterio deportivo para tomar una decisión y que no se repitan los Carlos Ramirez, Luis Mosquera con tres (3) años de contrato o rescatar varados como el “Tiburón” Romero.

Pero así mismo, esperamos de verdad que lo dejen actuar, hablar, opinar, argumentar e incluso manifestar algo que no le parece.  Si Gustavo Serpa y Enrique Camacho esperan que Peluffo se deje bajar línea porque sí, es mejor que lo dejen ir tranquilo.  Peluffo es  -hasta el momento en que lo conocemos- un señor muy decente, trabajador y conocedor del medio, más (mucho más) que Nicolás García y el propio Camacho.

No sé si le vaya bien o mal y me lamenté a comienzos de este año porque MFC no lo hubiera podido contratar porque Peluffo optó por otra posibilidad laboral (otra verdad a medias de Enrique Camacho).  Tampoco sé si esta vez tuvieron que pagarle más, pero lo que sí es un hecho irrefutable y evidente es que se perdieron nueve (9) valiosos meses de trabajo en inferiores y en el Comité Deportivo.  

Quizás Peluffo hubiera indicado alguna objeción sobre (ay!) Sergio “EL TIBURÓN” Romero. 

TAGS

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

22

ago

2015

El Millonarios FC (no) vendedor de jugadores

1. Wilmar Cabrera, uruguayo al Valencia de España.

2. Andrés Chitiva, colombiano al Pachuca de México.

3. Pedro Franco, colombiano al Beksitas de Turquía.

Creo que son los tres (3) únicos jugadores que Millonarios en su historia institucional desde 1984 (31 años) ha logrado vender de manera notable al mercado internacional.  De ese tamaño es nuestra triste y cruda historia en materia de jugadores llevados al fútbol extranjero de primer nivel.

¿Por qué Millonarios no es un equipo vendedor? ¿Ha sido solo un problema del tradicional mal manejo de la cantera? ¿Ha sido también el poco ojo futbolero para traer jugadores jóvenes ya formados en otros equipos para luego venderlos y obtener una ganancia?

¿La popular cometa, el CVY, el torcido, el representante-amigo los que han impedido que Millonarios venda más jugadores al exterior?

Sin duda, hay de todo en este caos deportivo que ha marcado nuestra historia reciente, por lo menos la vivida entre 1990 y 2012 cuando logramos nuestro campeonato 14. Cada quien dirá que una cosa pesa más que otra, que la secuencia nefasta de presidentes (Feoli, Franco, Santos, etc) y accionistas tras la sombra (entiéndase Luis García) solo lograron incrementar sus patrimonios personales trayendo una larga lista de troncos colombianos y extranjeros.

La mayoría de jugadores que han vestido la azul de Millonarios y que han logrado marcar diferencia deportiva se han ido como han venido y no ha quedado un solo peso para el equipo. Y si quedó plata, fue muy poca y nuca se vio porque toda se fue ya nos imaginamos para dónde.  Ejemplos abundan: Dairo Moreno, Fernando Uribe, Carlos Castro, Ricardo Lunari, Gabriel Fernández, Ricardo Ciciliano, Héctor Burguez, Andrés Pérez, Osman López, Freddy León, Jhon Mario Ramírez, Orlando Ballesteros, José Fernando Cuadrado, Rubén Darío Hernández, Carlos Enrique “gambeta” Estrada, Oscar Juárez, Eduardo Pimentel, Mario Vanemerack, Wilman Conde, Arnoldo Iguarán, Carlos Valderrama….en fin.  La lista sigue larga.

De todos estos jugadores, ninguno representó una transacción importante para el equipo. Por lo menos no se supo que al cambiar de equipo le entrara un buen dinero a Millonarios.   La plata quedaría quizás para el representante, para el jugador y para el directivo miserable que nos manejó en algún momento. No lo dudemos.

No somos un equipo vendedor, lamentablemente.  La grandeza institucional también pasa por hacerse visible en el mercado de jugadores, por hacerse notar al vender un jugador a un mercado de primer orden.  Eso habla de la calidad de la dirigencia deportiva que conduce al equipo y de la ortodoxia con la cual observan y llevan jugadores a sus filas, lograr objetivos deportivos (es decir, campeonatos) y luego venderlos por un monto apreciable para el equipo.

Pero no es nuestro caso. No fuimos los que mandamos jugadores a River, Boca, Independiente o San Lorenzo en la década de los 90s, no fuimos los que vendimos a un jugador al Parma a inicios de la misma década, no fuimos quienes logramos vender por lo menos un jugador por campeonato a México o Brasil.  No fuimos ni somos.  Duro decirlo.

¿Qué hacer para lograr esa dinámica entre lo deportivo y la necesidad financiera de ingresos por venta de jugadores?  Volvemos siempre al mismo punto de discusión de este mismo blog en entradas anteriores:  el asunto angular pasa por la gestión deportiva que hoy se mueve (es un decir que se mueve) a través de un Comité Deportivo sin autonomía ni responsabilidad y mucho menos con decisión presupuestal; este ente viene siendo integrado por personas de poco o nulo conocimiento futbolístico y del entorno de este deporte.

Dirán que Alejandro Brand fue incorporado como asesor.  Y pregunto: ¿cuál es su peso en términos prácticos en este comité? Es una incógnita.   Desde hace tiempo el señor Nicolás García ostenta la posición de Director de Planeación Deportiva y nadie sabe cuál es el poder que lo mantiene ahí.  En enero de este año se hicieron acercamientos con Norberto Peluffo, buen candidato para la gestión deportiva, y el presidente Enrique Camacho dijo en la Asamblea General de Socios que no se concretó porque él prefirió otra opción laboral (Gol Caracol).  Esto es falso, corroborado por una fuente absolutamente confiable que no va a mentir al respecto.  No se pusieron de acuerdo con la plata ofrecida por Millonarios, la diferencia era poca, terminaron de negociar sin acuerdo y ahí fue cuando a Peluffo le propusieron lo de Gol Caracol.

Hoy -estoy seguro- ahora les tocó ofrecerle a Peluffo un mejor sueldo que el propuesto en Enero de este año para que aceptara el reto y habiendo perdido nueve (9) meses de trabajo (enero a septiembre de 2015) en donde se  pudo haber avanzado mucho.

Hay mucho que hacer para cambiar esta característica institucional de invisibilidad de Millonarios en el mercado internacional de jugadores. Y con esta junta, con Gustavo Serpa como mayoritario, con un presidente más bien dubitativo y poco convincente, resulta incierto y doloroso pensar que podamos revertir esa incómoda condición.

En el fondo para esto viene Norberto Peluffo a quien hay que dejarlo trabajar, dejarlo con su bajo perfil, no andarlo postulando como DT interino y no aburrirlo, Señores Serpa y Camacho.

—————————————————

Pd:  Con seis (6) partidos jugados el rendimiento es del 39% en esta Liga Águila 2015-II, pero sobretodo con ese juego tan pobre resulta difícil que Ricardo Lunari -buena persona, gran jugador en su momento, ídolo de muchos- se sostenga.

 

TAGS

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

17

jul

2015

El fallido escenario internacional de Millos

Por estas horas se sortean en Asunción los cruces de primera fase de la Copa Suramericana 2015.  Por estos días se juegan las semifinales de la Copa Libertadores 2015.

En ninguno está Millonarios FC. En la tabla de reclasificación hay un asomo de posibilidad dependiendo del rendimiento en esta Liga Águila II si no es que logramos salir campeones, cosa que a la luz de la conformación de la nómina resultaría incierta.  Otra cosa serán los partidos que se deben jugar.

El asunto es que en el imaginario de los hinchas embajadores hay un marco de grandeza institucional y de hinchada que no se discute y que debe complementarse ampliamente con el escenario internacional.

Pero y, ¿qué pasa con las apariciones en copas internacionales?  Millos debería ser actor frecuente de la Copa Libertadores y Copa Suramericana, situación que desataría mayores posibilidades de venta de jugadores, dinero en dólares por superar varias rondas y mucha vitrina institucional.

Algo anda mal desde hace rato para que no seamos más protagonistas en esos escenarios.  Dirán Gustavo Serpa y Enrique Camacho que todo obedece a un plan de largo plazo de Azul & Blanco S.A. para que Millonarios tenga esa mayor presencia que todos quisiéramos.  No me fío de que uno y otro lo vean así, porque ya hemos comprobado las diferencias notables entre las expectativas deportivas de los hinchas y el propósito de ellos de convertir a Millonarios FC en una “gran empresa de entretenimiento deportivo”, como dijo Camacho recién llegó a la presidencia (¡qué definición más amplia y abstracta!)

En mi caso no me conformo con contar como una gran hazaña haber llegado a semifinales dos veces de la Copa Suramericana en 2007 y 2012.  Eso ya es página pasada y no podemos andar exhibiendo esos momentos como gran pantalla internacional. Yo quiero ver a Millonarios jugando y ganando finales de Copa Libertadores y Copa Suramericana, con semifinales no me alcanza.  Qué pena pues pero dejemos de pensar en poquita cosa.

La expectativa que uno espera es más alta, es más frecuente, más visible y de mayor prestigio.  A esos torneos se llega ganando campeonatos locales o con desempeños notables en ambas ligas para sumar lo necesario en reclasificación, no diciendo que “estuvimos a un penalti de pasar a la final frente al Deportivo Cali” y llenarse la boca con eso.

A ver si las cabezas líderes de Azul y Blanco S.A. incorporan en las discusiones de junta la necesidad de alcanzar con mucha mayor frecuencia los torneos internacionales que le generan al equipo, además de auténtico estatus deportivo, muchos ingresos adicionales que es en últimas lo único que parece entenderse desde el timón dirigencial.

Todo se origina, como siempre, en la dudosa capacidad de planeación deportiva que es la que conduce a la gloria de los campeonatos.  Para la muestra la decepcionante participación en Copa Libertadores en 2013.  Ya estamos a mitad de año y si en esta Liga Águila 2015-II no logramos el campeonato o por lo menos la cantidad de puntos necesarios en la tabla de reclasificación, hermanos embajadores, será recorrer el 2016 (otro año más) sin participar internacionalmente. Una pena con todas las letras.

Por estas cosas también hay que medir a Gustavo Serpa, su junta y su grupo de colaboradores con Enrique Camacho a la cabeza.

Pd:  Diciembre de 2015 marca la terminación de varios contratos de jugadores en Millonarios FC y del actual cuerpo técnico.  ¿Ya estará el Comité Deportivo trabajando en la dirección correcta la planeación deportiva de 2016 y años sucesivos?   Nos gustaría saberlo…

 

 

 

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

29

mar

2015

Qué deja la asamblea “más tensa jamás vista” (eso creemos)

Porque en realidad, Gustavo Serpa ni se mosqueó.

No tenía por qué hacerlo, tiene todo el poder accionario para decidir, aprobar o rechazar.  La participación de los socios minoritarios no superó el 2% de las votaciones de los estados financieros de la sociedad Azul & Blanco para el ejercicio 2014.

La asamblea de Marzo 28 de 2015 fue la simple y cruel demostración de lo que es el control accionario en una sociedad anónima.  Buena parte del desarrollo de esta asamblea se fue en exposiciones, quejas y cuestionamientos de los socios minoritarios en la etapa de aprobación de los estados financieros de 2014.  Todo en ese momento se desdibujó y se convirtió en una tribuna de estadio en donde el que más insultara a Serpa era el más aplaudido.  El resultado final? Nada, no pasó nada porque la propiedad accionaria impone sus aprobaciones, rechaza propuestas y ningunea a quien interviene de manera educada, metódica y constructiva frente a la junta.

Pero al margen del clima de enojo e inconformidad colectiva y del poder de Gustavo Serpa vale la pena mencionar lo que nos queda bien o mal sonando en el ambiente luego de la Asamblea de hoy:

1. Esta junta elegida por cuatro años en Marzo de 2014, respaldó en su momento el proyecto español de Lillo y Portolés. Con sus números honerosos y estrafalarios de sus salarios y beneficios, alcanzaron a pensar seriamente en la prórroga de su contrato (Acta 53 de Abril 30 de 2014).  Tuvieron Abril, Mayo, Junio y Julio de 2014 para reforzar al equipo y no lo hicieron.  Así que las pérdidas de 2014 presentadas a la asamblea ayer no fueron culpa 100% del indeseable de Juan Carlos Ortiz y su corte sino que también son responsabilidad de las acciones y omisiones de Gustavo Serpa como socio mayoritario y de Enrique Camacho como presidente. El torneo 2014-II fue todo de la actual junta.

2. A Millonarios le vieron la cara de menso a quien se puede demandar o entutelar.  A Carlos Marinelli, jugador que vino en 2009 contratado por el astuto (¿?) Juan Carlos López y que no jugó más de diez (10) partidos se le podría estar pagando la tontería de U$ 468.000 porque la FIFA entiende que ambas sociedades son en últimas la misma entidad deportiva.  Con Wesley Lópes, Millonarios sería solidariamente responsable por la demanda del club árabe al que pertenecía. Leonard Vásquez y Jorge Perlaza vieron el beneficio de la tutela contra Millonarios dentro de su defensa del derecho al trabajo.  Hasta Senén Mosquera demandó al equipo.  Sí, leyó bien: Senén Mosquera.  Nos tienen la medida para sacarnos plata.

3. El Comité Deportivo de Millonarios está integrado por gente divinamente pero que de fútbol poco: Enrique Camacho, Fernando Triana, Adriana Pinto, Nicolás García y Gustavo Serpa quien no tuvo el menor sonrojo en proponerse para dicha instancia, según se evidencia en el acta No.59 de Septiembre 01 de 2014.  No parece interesarles que exista un director deportivo, debe ser que si esa persona argumenta técnicamente un asunto de fútbol quizás a Serpa le incomode. Entonces dirán que “mejor no” los cinco del actual Comité Deportivo que parece más convertido en un Comité de Presupuesto (esto último lo tomo de unas palabras cruzadas con Santiago Talero).

4. Nicolás García “goza del favor real”, queriendo decir que nadie en la junta ni en la administración cuestiona su rol. No hemos logrado descifrar (ni Camacho ni nadie ha querido explicar) cómo llegó a la posición de Director de Planeación Deportiva, cuáles son sus responsabilidades, metas e indicadores de gestión. Pero sobre todo, cuáles son sus méritos para ese cargo que suena tan importante en la estrategia deportiva. Simplemente está ahí porque sí. Falta poco para que haga parte del rubro “Muebles y Enseres” del Balance General.

5. El socio minoritario promedio es en general una veleta que se mueve al calor de la asamblea anual, no se documenta previamente en las oficinas de Azul y Blanco S.A. sobre los libros disponibles (actas de junta, libro de socios, estados financieros, etc).  Hay matices, pero en general hay mucho intestino como si la Asamblea se tratara de putear a Luis Mosquera porque no pelea un balón.  Ese tipo de socio minoritario promedio pierde el foco fácilmente de lo importante de la asamblea y se remite únicamente a lo inmediato y urgente.

6. Aportes conceptuales valiosos de hinchas minoritarios reconocidos como Santiago Talero y Adriana Senior (ex miembros suplente de junta) o Santiago Pardo quedan al margen, o desechados, e incluso sin poderse discutir al evidenciar que es tal el poder de Gustavo Serpa que no vale la pena quemar esfuerzos constructivos en propuestas que serán fácilmente rechazadas.  Habla muy mal de esta asamblea que la gente conceptualmente valiosa e independiente de la junta se retire anticipadamente o que por la fecha misma (víspera de semana santa) no pueda asistir.  

7. Germán Casas, personaje con más grises que claros no deja de tener razón en algunas cosas. Pero hasta ahí no más.  Ni riesgo de pensar en que algún día tenga control de algo en Azul & Blanco.  Es una caneca de gasolina con una caja de fósforos.

8. Queda la sensación a veces justificada de que la administración dice verdades a medias en diferentes órdenes.  Una muestra:  dijo Enrique Camacho que el profesor Norberto Peluffo “prefirió optar por otra posibilidad profesional para él y desechar la posibilidad de la Dirección Deportiva de Millonarios”, afirmación que resulta cuestionable si uno se atiene al entusiasmo que Peluffo demostraba al respecto en las entrevistas radiales de Enero de 2015.  Si el asunto fue que no se pusieron de acuerdo en el salario ofrecido, pues dígalo sin misterio, Dr. Camacho. Para todos es fácilmente de suponer que producto de la negociación fallida, a Peluffo le llegó la propuesta de Gol Caracol. Pero no haga eso. No somos mensos.

9. Todo el 2015 es de la Junta Directiva de Gustavo Serpa, incluido su presidente Enrique Camacho. Nada podrán decir dentro de un año acerca de los efectos colaterales por decisiones de otra junta.  Ahí miraremos si su actitud de hoy marcada por la displicencia y desprecio por el socio minoritario, silencio desafiante y sonrisa socarrona se repiten.  Pero pensemos en que nos va a ir bien en lo deportivo y financiero.

10. Para la asamblea del próximo año que presentará resultados de 2015, se debería estudiar e implementar un mecanismo para que no se convierta en un escenario de abierto irrespeto. Un compromiso escrito de buen comportamiento podría ser, so pena de pérdida definitiva del uso de la palabra.  Putear, insultar, vociferar e interrumpir desde la trinchera en que se convierte una silla Rimax es muy fácil, incluso diría que cobarde. Una cosa es no estar de acuerdo con la gestión de un grupo de personas o votar negativamente unos balances.  Otra muy diferente es torpedear, interrumpir, sabotear o matonear a un directivo que se dirige a la asamblea. Por ahí no es la cosa.

Por ahora, esperar que Ricardo Lunari levante bien al equipo y nos de una alegría, entiéndase campeonato. Porque qué más con Gustavo Serpa quien fue el más relajado de los asistentes.  Lo que hoy ocurrió debería llamarse “Asamblea General del Socio”, así en singular.

———————————————–

Pd: Una curiosidad.  El derecho de inspección me dio la posibilidad de encontrar una pequeña sorpresa: El Libro de Socios que indica el bloqueo de las acciones de Juan Carlos Ortiz, Alessandro Corredori, etc, dice en la “página 23 de 174″ que la Sra. VIENA JULIETTE RUIZ ESTRADA identificada con C.C. 42.895.223 es accionista minoritaria.  Una (1) acción, algo marginal.  ¿Pero no nos habían dicho que nada de Juan Carlos Ortiz quedaba en Azul & Blanco S.A.?  ¿O se trata de otra Viena Ruiz?

 

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

13

oct

2014

Cierre de ciclos de jugadores

A todos nos llega el momento de decir “muchas gracias, es todo lo que puedo dar”.

Sea por desgaste en la relación con los hinchas, sea porque ha llegado a su máximo nivel de capacidad técnica, sea porque necesita otro aire, sea porque le quedó imposible llevar los colores de Millonarios FC,  los siguientes son los jugadores que a mi juicio deberían ser objeto de no renovación de contrato o canje con otro equipo para 2015:

Nelson Ramos:  parece que nunca pudo recuperar su nivel luego de la grave lesión del tendón del aquiles en el 2012-II. Cuando Lucho Delgado parecía que bajaba en su nivel a mitad de 2014, JMLillo le devolvió la titular y logró un antirecord imposible de borrar: 5 goles Vs Nacional, 4 goles Vs. Santa Fe y un rendimiento general muy bajo. Dudas en la galería sobre su estado físico.

Oswaldo Henríquez: nunca pudo consolidarse como un valor en defensa.  De una generación posterior a la de Pedro Franco de divisiones inferiores con 25 años ya era hora que se hubiera consolidado.  Más dudas que certezas en su presencia como parte de la defensa.  Varios goles regalados por él y mala referencia de los rivales fueron su pecado.  Anda jugando a ser habitué de la noche bogotana.

Lewis Ochoa:  Lejos, lejísimos del Lewis del equipo de Copa Suramericana 2012 que llegó a semifinales. Sus proyecciones al ataque por derecha rara vez terminaban en oportunidad clara de gol.  Con JMLillo perdió mucho de su capacidad en ataque y en defensa.

Luis “El Amazónico” Mosquera: Ni lateral izquierdo, ni volante por izquierda.  Difícilmente podía superar a su marcador por la banda y más difícil mandar un centro claro al área llegando a la línea de fondo.  Débil físicamente en el choque, sus tobillos parecen una estantería de cristal.

Alex Díaz:  Un parto natural de octillizos verlo jugar. Las lesiones debieron molerle mucho su ya frágil constitución y resistencia física.  Se quedó en “El Niño” Díaz. Lleno de inseguridades, su valor futbolístico consistía en un pique hasta la mitad de cancha, parar y devolverla.  De 50 intentos por llegar a a la línea de fondo, lo lograba en 5 y de esos, 4 se iban por fuera en intento por centrar.

Juan Esteban “Ganiza” Ortiz: algo parecido a Lewis, lejísimo del Ganiza de la Copa Suramericana en 2012.  Pierde fácilmente su posición de volante central por lanzarse al ataque desordenadamente, lo toman a contrapie. Cada vez viene siendo menos frecuente que recupere un balón.  Si un equipo no tiene un estupendo volante central, difícil que se llegue a tener equilibrio. Menos a ser campéon de algo.

Ómar Vasquez:  Raro el caso de Omar Edson.  Uno lo ve en la primera jugada y parece que es el hombre desequilibrante desde mediocampo.  Hasta que empieza a dar mil vueltas en un área de 20 metros cuadrados y termina entregando el balón a un rival. No es el líder futbolístico para llevar el fútbol del equipo desde la creación.

Mayer Candelo:  El bueno de Mayer hace rato que no puede solo. Y el equipo lo ha dejado solo en la creación. Ni Reina, Ni Otálvaro, ni Vásquez, Ni Polo ni nadie.  Por esto y por su edad futbolística  ha llevado al equipo a jugar con un freno de mano: poca sorpresa y poca velocidad para la transición entre mitad y ataque.  Es injusto con Mayer, pero es más injusto con Millonarios FC dejarle a él todo el peso en la creación.  Ya nos dio mucho y debe haber un relevo de la camiseta 10.

Andy Polo:  Bien es sabido que el Internazionale de Milan compra cualquier jugador a cualquier precio.  El peruano no lo hace mejor que Yuber Asprilla, que ya es mucho decir.  Para ser el jugador más valioso de la Copa Libertadores Sub 20 no es gran cosa.  Será joven y le faltarán kilómetros de fútbol pero a su edad Andrés Chitiva hacía maravillas. Gola$$$o de Portolés y Lillo.

Rafael Robayo:  En el último tiempo desapareció el ímpetu de Rafa en el mediocampo.  Algo debe pasarle a R8 porque anda fuera de distancia, lo que era su gran media distancia ahora es una lágrima.  Ahora con Lunari ni en la banca en tres partidos seguidos.  Puede ser mental, no sabemos.  Es el que más me duele, porque es hincha del equipo, porque sabemos que le duelen los colores, porque fue el líder en la inmunda de Millonarios.  Ojalá se recupere porque sus botadas al piso recuperando el balón, su rebeldía y su aporte en ataque no volvieron a aparecer para el equipo.

En remojo:

Lucho Delgado: Le hacen goles por falta de distancia: Vs River, Vs Águilas, Vs. DIM. Que le devuelvan un balón con los pies es una gastritis asegurada: Vs. César Vallejo, Vs. DIM y como otras 3 o 4 situaciones que nos las puso de corbatín. Debajo del arco bien.  Y ya, no es suficiente.

——————————-

Pd: exponer una idolatría sólida como la de Ricardo Lunari tiene su costo. Gran jugador en el imaginario embajador pero incierto DT.  Sigo creyendo que la opción debía ser un DT ganador como Américo Rubén Gallego:  Campeón con River, Newell’s, Independiente y Toluca.  Tipo grande y curtido que no traga vidrio, zorro como el que más.  O uno de ese perfil.

Que la Junta Directiva se hubiera decidido por Lunari siempre me sonó a un bálsamo para la tribuna, no necesariamente una decisión apropiada.  OJALÁ ME EQUIVOQUÉ, CASO EN CUAL IRA SU POST A LUNARI EN CALIDAD DE DESAGRAVIO. Y claro, que le traigan -por lo menos- siete (7) refuerzos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

19

sep

2014

¿Un Fondo de Inversión es la única salida?

Definición fácil de Wikipedia:

Un fondo de inversión es un patrimonio constituido por las aportaciones de diversas personas, denominadas partícipes del fondo, administrado por una Sociedad gestora responsable de su gestión y administración, y por una Entidad Depositaria que custodia los títulos y efectivo y ejerce funciones de garantía y vigilancia ante las inversiones.

Otra definición fácil de http://www.finanzaspersonales.com.co/

Fondo de inversión es un término genérico que se utiliza para aquellos vehículos que buscan conformar un portafolio de inversiones con los aportes de un número plural de inversionistas. 

———————————————————————

La democratización del equipo en 2011 dio para que los fondos de inversión se apropiaran de Azul & Blanco, primero a través del indeseable ladrón bursátil Juan Carlos Ortiz y ahora a través del mezquino Gustavo Serpa.  Es decir, que venga un personaje con el argumento y la plata de un fondo de inversión no es necesariamente lo mejor para nuestro Millonarios FC. A los hechos me remito.

Otra salida es que un grupo económico fuerte se conmueva y compre la mayoría de acciones del equipo.  Otra es que un magnate desocupado se interese y venga a descrestar bobos para que a la primera rabieta se lleve su plata y nos deje con el traje de novia puesto.

Y existe un escenario más deseable:  que sean personas que saben de fútbol los que lleguen a tomar el control del equipo.  Es decir, gente que sepa que el ordenamiento y prolijidad accionaria, administrativa puede llevar a que el principal producto, EL FÚTBOL (gestión de refuerzos, veedores, contactos, inferiores, triunfos, títulos) sea lo prioritario para jalonar el resto del negocio (ingresos por participación en copas internacionales, mercadeo, tiendas, abonos, torneos amistosos, boletería).

De ese corte habrá pocos casos exitosos que conserven la salud deportiva y financiera, pero los hay.  Ese perfil sabe que solamente con gente reconocida y ganadora que hubiera practicado profesionalmente el fútbol es como se llega a lo más alto.  El Grupo Pachuca es uno de ellos, el grupo que llegó a manejar a River Plate con Rodolfo Donofrio a la cabeza (se supo rodear de Enzo Francescoli), los dueños del Borussia Dortmund, quizás.

A lo anterior, sumarle como factor de mucho peso que sean hinchas del equipo y que lo amen, claro, con suficiente preparación académica por lo menos para saber leer un balance. Que les duela que se pierda un lápiz o un balón de entrenamiento. Que tengan auténtico sentido de pertenencia.  Porque no me digan que Noemí Sanín tenía sentido de pertenencia con Millonarios FC, habrá trabajado bien o mal como presidente de la junta directiva pero ¿que sintiera amor por los colores? Hmmmmmm.

Así que no nos dejemos descrestar con la expresión mágica “fondo de inversión“: vendrán a poner plata y así mismo se la llevarán cuando la cosa se ponga mal o algo no les guste. Difícilmente re-invertirán en el equipo para ponerlo mejor porque están es para ganar plata más allá de cualquier otra cosa.

No seamos ingenuos ni nos desgastemos más: Ni Juan Carlos Ortiz ni Gustavo Serpa ni Javier Aguirre saben de fútbol ni les duele el equipo.  Se tranzan en una pelea mezquina y egoísta por tener el control accionario porque eso son: gente que piensa primero en el dinero de su Fondo de Inversión y el principal producto de la empresa Azul & Blanco S.A., (EL FÚTBOL), es la prioridad número 5.349 para ellos.

A riesgo de parecer fuera de contexto lo digo: Millonarios FC en manos de un Fondo de Inversión parece estar en garras de un buitre, no importa su pedigree. Por lo menos, así ha sido la experiencia para nuestro amado Azul & Blanco.

—————————————————————————-

Ñapa: Que Ricardo Galán, eminente y soberbio asesor de Comunicaciones de la actual junta diga o insinúe que la iniciativa de #AsambleaYa liderada entre otros por Santiago Pardo @SantiagoPardoR es una acción promovida por Juan Carlos Ortiz es una demostración baja y pobre de argumentación de él o de quien le manda a decir eso (¿Gustavo Serpa?).  ¿Ven por qué esta perorata sobre los fondos de inversión?

 

 

 

 

 

 

 

 

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

11

ago

2014

¿Qué están haciendo con nuestro equipo?

¿Todo se remite a una capitalización?  ¿Esa es la respuesta a todo?

Si había poco flujo de caja, ¿no era prudente manejar bien los recursos y afinar el ojo futbolero para afrontar el futuro inmediato con jugadores del mercado local pero buenos?

¿Había que voltear a mirar hasta Malasia para sumar calidad a la plantilla?

¿Permitirlo todo sin objetar nada para contratar a Wesley y M’bami? Jugadores carísimos y muy promedio.

Lo que ocurrió hoy en Medellín, desde antes de la expulsión de Andrés Felipe Cadavid tenía mal olor. Tampoco vengan a decir que el partido estaba para cualquiera.  Jugábamos mal, tímidos, con complejos, imprecisos.

Nuestra historia, nuestro linaje, nuestros símbolos, nuestra hinchada, nuestros colores, ¿merecen este tratamiento de un 0-5 frente al rival deportivo al cual siempre se le desea ganar?

¿Qué pasa si de repente River pierde por un 5-0 frente a Boca con baile incluido? ¿El DT perdedor sale a relativizar la goleada y a decir que como Brasil perdió 7-1 entonces lo de hoy pues no resulta tan grave?

¿Todo este ridículo de quedar expuestos en los medios y ante los rivales por cuenta de una pésima planeación deportiva desde que echaron a Felipe Gaitán y el DT Hernán Torres para retroceder institucionalmente hacia un contrato leonino a favor de quien tiene tremenda responsabilidad?

Pero lo más grave de todo, ¿quién es nuestro líder institucional para tomar las decisiones inteligentes y sagaces para volver a empezar?  Espero que el Presidente Enrique Camacho concluya que en este momento de crisis le corresponde a él.

El dolor profundo de hoy, el mismo que sentí el 23 de Febrero de 1992 con un 7-3 en contra.  La misma indignación. El mismo trato miserable que le dan a nuestro amado Millonarios FC y a todos sus hinchas.

Pocas más para agregar.

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

19

jul

2014

De Enrique Camacho, la Junta y los Accionistas Mayoritarios de Millonarios FC

Ya pasó un mes largo desde que llegó el nuevo presidente de Millonarios, Sr. Enrique Camacho Matamoros.

Un mes con un par de entrevistas (¿?) en la web del club http://millonarios.com.co/sitio/?q=content/%E2%80%9Ctenemos-un-gran-equipo-ahora-tenemos-que-construir-un-gran-club%E2%80%9D-enrique-camacho-presidente , otro par en El Deportivo http://www.eldeportivo.com.co/notiInt.php?id=15103&name=%27Pensamos_en_invertir%27,_presidente_de_Millonarios y en Futbolred http://www.futbolred.com/liga-postobon/noticias/pretemporadaligaii2014/liga-postobon-ii-2014-millonarios-entrevista-presidente-enrique-camacho-matamoros/14221158

Esperábamos que las salidas a medios fueran menos libreteadas y más pregunta-contrapregunta pero lo registrado hasta hoy viernes 18 de Julio es un mensaje con muchas interpretaciones acerca del momento en que se deben hacer las inversiones y en qué frentes del equipo. Como si resultara más cómodo meter la cabeza en la tierra.

El grueso de hinchas esperamos refuerzos para cada torneo o cuando la necesidad evidente así lo indique (como ocurre hoy día) y eso no ha sido precisamente la mejor carta de presentación de Camacho.  Ido Dayro Moreno y Harrison Otálvaro, M`bami y Wesley era esperable que se cubrieran esos cupos de la plantilla de manera quirúrgica.

Pues no.  Como un parto natural de quintillizos resultaron los poco menos de dos meses entre el final del 2014-I y el 2014-II.  La pregunta de todos los hinchas embajadores fue: ¿Por qué tanta demora?. Hierve twitter y los programas deportivos en radio cuando se habla del asunto.

Las respuestas creo que pasan por el flujo de caja estrecho:  el coletazo de deberes evidentemente financieros (Fondo Premium), pago al Chicó FC por Jhonny Ramírez y – hay que decirlo – los altos honorarios del cuerpo técnico español.  Lo que vale cuesta, dirían por ahí.

Es cierto que poca plata hay, pero también es cierto que no contar con una cabeza gerencial entre Enero y Junio de 2014 que equilibrara el efectivo disponible con potenciales nuevos ingresos a través del mercadeo, afectó avanzar sobre el norte institucional.

El Real Madrid vende miles y miles de camisetas con el nombre y número de sus jugadores estrellas, entonces ¿por qué a nadie en Millonarios – así no se tuviera gerente – se le ocurrió por lo menos vender la # 17 de Dayro, o la #10 de Mayer o la #19 de Pedro Franco, o la #2 de Román?  ¿O un plan de retención de abonados regalando una camiseta? ¿O alguna vaina medianamente creativa?  Pero nada !!!  Un torneo completo, el 2014-I sin cabeza gerencial para emprender ejecutorias.

Es evidente la falta de mensajes claros a la hinchada desde la Gerencia de Camacho sobretodo en medios radiales. La junta directiva se siente lejana desde el lugar del hincha: por allá una gente divinamente que no baja línea sobre la manera de relacionarse con quienes compramos los abonos, ninguneando a los socios minoritarios y evadiendo la exposición pública frente a la expectativa de los hinchas.  Sin comunicar cuál es el norte institucional, sin mencionar objetivos de corto, mediano y largo plazo (refuerzos, divisiones menores, sede deportiva, ficha de un equipo de la B, participación de ex-jugadores en la gestión deportiva, etc, etc)

Falla la comunicación desde la junta y la gerencia para hablarle claro a los hinchas: si no hay plata por razones sólidas, que salgan a hablar claro desde el comienzo y no hasta el momento en que la hinchada en masa expone su molestia por todo lado.  Salgan y digan que nos la jugamos con varios canteranos porque no se puede inyectar capital de manera inmediata y porque endeudarse con terceros potencia el equilibrio económico de la institución.  Pero salgan y oigan al hincha.

Quiero pensar que el problema no es Camacho, ni siquiera Alfonso Gómez y su junta directiva.  Quiero suponer que el nudo está más arriba.

Si Gustavo Serpa y los otros (¿?) socios mayoritarios que tanto pelearon y carbonearon para quedarse con el poder accionario de Millonarios FC no desean inyectarle recursos al equipo, que también se lo digan claro a los hinchas y a los socios minoritarios. Y sabremos a qué atenernos.  Pero acudir al mutismo institucional no es una forma de enviar mensajes de confianza hacia nosotros, que tanto nos dicen valorar (no parece).

Señor Serpa & Cia, Señor Alfonso Gómez, Señor Camacho: los hinchas no somos ingenuos, no menosprecien nuestra capacidad de análisis de la realidad.  un poco de respeto hacia nosotros. Somos la hinchada más taquillera, la más numerosa, la más fiel, la más incondicional.  Para Ustedes será un asunto de mirar un Estado de Resultados (P&G) de una “empresa como cualquier otra” pero no caigan en ese error.  Por lo menos NO es como cualquier empresa en términos absolutos, hay diferencias importantísimas. El producto (fútbol) básicamente potencia los ingresos por mercadeo, no al revés. 

¿Qué reflexión nos queda a muchos hinchas?  Pasar de un mafioso (Rodríguez Gacha), a un agalludo cometero (Chiqui García), paralelamente a ineptos y oscuros gerentes (Juan Carlos López, Jorge Franco), seguir con un ladrón especulador de bolsa (Juan Carlos Ortiz) y finalmente caer en un personaje incierto como Gustavo Serpa NO ES lo que los hinchas de Millonarios FC  merecemos.  Se acerca más a un motivo de vergüenza, a los hechos me remito.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

27

may

2014

¿A quién le duele cada refuerzo o contratación en Millos?

Si a usted le queda como herencia la casa adorada de sus papás, seguramente será responsable con su administración y destino.  Le dolerá cualquier cosa que pase con esa casa porque Ud. habrá vivido muchos años de su infancia y adolescencia.  Es decir, hace parte de su vida, de sus recuerdos, alegrías y amarguras.  Es un tesoro.

El ejemplo lo traigo para poner en contexto la responsabilidad de la persona que en un club profesional de fútbol se encarga de gestionar la búsqueda, contacto, averiguación, negociación y concreción de los jugadores que refuerzan el equipo e incluso de los jóvenes prospectos de otros destinos diferentes de las propias divisiones inferiores por los cuales se apuesta.

En la mayoría de casos exitosos, especialmente de equipos grandes se llama a esa gestión a personas que vistieron sus colores, jugaron varias finales con ese club y tienen un reconocimiento determinante de parte de los hinchas.  Casos hay:

 

  1. Bayern Munchen – Karl-Heinz Rummenigge

  2. Javier Zanetti – Inter de Milán

  3. Pavel Nedved – Juventus

  4. Atlético de Madrid – José Luis Pérez Caminero

  5. Barcelona – Andoni Zubizarreta

  6. Valencia – Roberto Ayala

  7. Real Madrid – Jorge Valdano

  8. River Plate – Beto Alonso & Enzo Francescoli

  9. San Lorenzo – Bernardo Romeo

  10. Velez Sarfield – Christian Bassedas

  11. Santa Fe – Agustin Julio

  12. Nacional – Victor Marulanda

  13. Cali – Faryd Mondragon

 

El anterior listado confirma mi hipótesis y habrá más casos que se me pasan.

Para el caso de Millonarios FC, esa figura no ha sido incorporada ni en su reciente historia de democracia institucional ni en los nefastos veintitantos años de triste y dudosa administración entre finales de los 80s y 2010.  La historia muestra que Don Alfonso Senior se encargaba de traer lo mejor de lo mejor para su amado Millonarios.  Así nos ganamos un lugar en el mundo del fútbol, así ganamos una cascada de títulos a punta de talento y así se dió lugar a la hinchada más gloriosa de este país.

Ese vacío conceptual para determinar que un jugador merecía vestir nuestros colores Azul y Blanco fue ocupado por dueños, directivos, empresarios vivos, testaferros, dirigentes corruptos e incapaces que nos quisieron vender como grandes refuerzos a tipos que conforman una lista de no menos de doscientos (200) troncos memorables que nos volvieron durante todos estos años el hazmereir del FPC.

Hoy por hoy no tenemos ese gran doliente con cargo de director deportivo o manager.  La realidad nos indica que entre dos personajes poco visibles y de dudosa capacidad de gestión, los hinchas quedamos a merced de lo que puedan hacer: Nicolás García y José Portolés, ambos con poco o ningún vínculo histórico con la institución.

De García sabemos que alcanzó a llegar a jugar a nivel profesional con Millos con un resultado muy discreto; claro, habrá hecho sus méritos académicos para llegar a una posición en una empresa importante pero no parece que estuviera a la altura de nuestras necesidades. Y de Portolés, nada.  Que es peor, mucha mala cara, mucho criticar y poco de ejecutorias. Poquísimo.

Millonarios FC no tiene un Andoni Zubizarreta o un Christian Bassedas a quien le duela en el alma la decisión de traer a un jugador como refuerzo para su equipo.  Esas posiciones que hoy ocupan Nicolás García y José Portolés y que nadie entiende qué hace cada uno (¿duplicidad de funciones?), deben ser de personas que tengan plena identidad con el club.  No digo que tengan necesariamente un PHd o un MBA para saber si un posible jugador para Millonarios FC es bueno o malo pero sí alguien que reúna tres requisitos innegociables:  a) haber vestido nuestros colores, b) haber jugado instancias finales hasta matarse por nuestros colores y c) tener reconocimiento de la hinchada.   No creo, francamente, que no exista un solo nombre disponible.

Ojalá que la Junta Directiva de Millonarios FC y su nuevo gerente Enrique Camacho Matamoros entiendan y tengan la visión de decidir que se requiere de ese ojo que sepa de fútbol para liderar la gestión de contrataciones y refuerzos.  Si el camino es continuar con la velocidad de gestión de Nicolás García y con la soberbia estratosférica de José Portolés, pues seguiremos como venimos desde hace ya varios torneos en esta etapa institucional:  silencio absoluto, largas negociaciones convertidas en novelas, anuncios tardíos de refuerzos de dudoso desempeño y puesta a punto de jugadores de manera tardía.

Lo que hoy está haciendo el Deportivo Independiente Medellín en ese sentido es de reconocer: se movió muy rápido con la contratación de Vladimir Marín, Cristian Marrugo y el zurdazo crack Daniel Hernández.  En el momento en que Hernández fue anunciado por el DIM, se supo por la prensa deportiva que apeeeeeeeenas se iban a sentar Portolés & Cia con la junta a definir refuerzos para afrontar Liga Postobón II, Copa Suramericana y Copa Postobón.

A esta altura, faltando poco más de un (1) mes para el primer partido, poco se dice, poco se comenta, nadie sabe nada.

Ojalá esta vez el equivocado sea yo.

 

 

 

TAGS

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Publicidad

Publicidad