Archivo de Categoría ‘Dirigencia’

05

ago

2016

¿Cómo llegamos a Rubén Israel y Enrique Camacho?

Por baratos.  porque cada uno era la opción más barata frente a las otras posibilidades que uno y otro tenía como rival en la lista de candidatos para su cargo.

Tal como Enrique Camacho era una silla suplente en la junta directiva y fue seleccionado por barato para ocupar la presidencia de Azul y Blanco S.A., Rubén Israel fue escogido por ser la opción más barata.  No necesariamente la mejor en ninguno de los dos casos.

El proyecto de Gustavo Serpa es de bajo perfil más bien. Invertir poquito en algo que sea ‘bueno’ para sacarle el mejor provecho.  Es como comprar un Renault 18 viejo, más o menos bien cuidado por fuera pero con el motor reparado, no para venderlo y comprar un carro más nuevo sino para seguirlo engallando pero manteniendo los mismos problemas mecánicos.

Como fue barato Ricardo Lunari para reemplazar a Juan Manuel Lillo, porque jugaron con él por su condición de ídolo de mucha gente y con su propio deseo de ser el DT de Millonarios, por eso era -también- barato.

Para reemplazar a Lunari no buscaron a un DT que ofreciera un estilo de juego, agresividad, títulos, nombre.  No, buscaron al más barato posible con alguna cosa para mostrar y ese hombre era Rubén Israel.  Claro, una cosa es ser campeón en ligas suramericanas de 12 equipos como Paraguay y Ecuador, otra venir al equipo históricamente más grande de Colombia.

Sin saber qué ocurra en las próximas horas con Israel, el DT que lo reemplace debería ser escogido de acuerdo con una ecuación muy bien equilibrada que empiece por determinar a qué se quiere jugar en Millonarios y, claro, a la plata que pida.  No se trata de traer a un DT que cobre en euros libres de impuestos como Juan Manuel Lillo y que desangre a un equipo con ingresos en pesos colombianos.  Se trata primero de encontrar una correspondencia con un estilo de juego, cosa que quizás sí entienda Norberto Peluffo (creo que lo entiende, de golpe no) pero que definitivamente parece no entender Gustavo Serpa; después, obvio, mirar la plata que pida un candidato a DT acudiendo a una innegable cualidad para negociar sin perder la dignidad, cosa que Enrique Camacho claramente no tiene como cualidad.

Ha quedado claro que la estrategia de Gustavo Serpa es traer más bien algo baratico, de perfil bajito, ahí, de poquita cosa.  Tal como Enrique Camacho, un presidente ‘ahí’.

Qué dolor me consume ver a Millonarios así.   Qué dolor el desvelo por el maltrato hacia esta hinchada gloriosa.

 

 

TAGS

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

13

jun

2016

Nuestro capitán adentro de la cancha

No hay que asistir a una charla motivacional de Pep Guardiola ni leer a Mourinho para saber llevar la cinta de capitán en Millonarios.  Ser el capitán del equipo más grande de Colombia no pasa por ser el más antiguo de una plantilla.

A Rafael Robayo, R8, lo hemos querido en mayor o menor medida en algún momento, hemos aplaudido su actitud (solo en El Campín, todo hay que aclarar) ha sido el tipo que ha vivido las épocas del arroz con huevo, cuando estábamos por debajo del América de Cali en el promedio, cuando estuvimos a punto de desaparecer en épocas de la administración funesta de Juan Carlos López y la sombra de Luis Augusto García.  El tipo se ha bancado todas las épocas duras de nuestra institución.

Si vemos las nóminas de cualquier equipo campeón en el mundo, en cualquier competencia de Liga, Copa Mundo, Champions League, Copa Libertadores, etc se va a encontrar con que el tipo que portaba la cinta de capitán era un auténtico líder.  Dunga en el Brasil del 94, Raúl en Real Madrid, Roy Keane en Manchester United, Xavi Hernández en Barcelona, Maradona y Pasarella en Argentina, Franz Beckenbauer en Alemania 74, Paolo Maldini en el glorioso AC Milan, Tony Adams en Arsenal, Leonardo Astrada y Matias Almeyda en River, Riquelme, Palermo y Bermúdez en Boca, Perfumo en Racing, Verón (padre e hijo) en Estudiantes, Platini y Pirlo en Juventus, Simeone en Atlético de Madrid, Sócrates en Corinthians…..y mil casos más.

Varios de ellos en la posición de volante de marca, donde empieza a ordenarse el juego de ataque, donde se saca al equipo, donde se revienta la pelota sin asco si así corresponde, donde se raspa.  Es decir: donde está el equilibrio de un equipo.  La misma zona desde donde hay más cercanía física con el juez central, donde se debe mandar e influir sobre los compañeros, donde se debe impedir que el rival cobre rápido, donde se debe cobrar rápido a favor, donde salen varios cambios de frente y donde un equipo frecuentemente se desdobla en ataque.

Pues allí tenemos un grave problema desde hace rato en Millonarios porque en esa zona no hay un líder y quien resulta llamado a serlo llevando la capitanía no lo hace o por lo menos no cómo una parte de la hinchada lo espera.  No es un asunto personal contra Rafael Robayo porque parto de la base de que es un gran tipo, debe ser un gran hijo, padre, esposo, hermano, cuñado, etc.  ni contra su amor por los colores del equipo ni tampoco contra su empatía con un sector de la hinchada. No dudo de su honradez ni de su entereza profesional.

Pero hombre, no se trata de ponderar a un ser humano frente a la necesidad de tener un gran capitán.  Rafael Robayo no es un buen capitán, no le sale, no le alcanza, no le da por una serie de razones que no son culpa de él y que el cuerpo técnico si debería ser capaz de tener en blanco y negro.

Un capitán no puede ser tibio y tímido. Doy dos (2) muestras de lo que Robayo hizo como capitán en dos momentos claves de partidos:  el primero, contra Junior en Barranquilla en una jugada de falta por izquierda en  la ida de cuartos de final calmando a los jugadores del rival en lugar de separar a su compañero que estaba al filo de la roja.  Y dos, en Bogotá en la vuelta cuando el partido estaba 4-1 Manga Escobar estaba en el lateral de oriental para volver a ingresar, el juez no se percató, Robayo no le decía nada teniéndolo relativamente cerca y fue Andrés Cadavid quien desde su posición de defensa central fue corriendo hasta al lado del árbitro para decirle que dejara ingresar a Manga, dejando su posición descuidada porque el capitán designado no se pellizcó sobre esa situación de manejo de partido.

Esos son ejemplos recientes pero que retratan a la perfección la falta de liderazgo adentro de la cancha, cuando el cansancio y la presión afloran sobre el equipo.

Un capitán no puede ser trotoncito en los partidos de visitante.  Algo pasa con Rafael Robayo que no sé si es por la presión de la tribuna del rival, por el clima, la humedad, una comprensión equívoca de la instrucción del DT o de condición física. Pero no le he visto un solo partido de visitante en donde demuestre carácter con los rivales y liderazgo con sus compañeros.   Sir Alex Ferguson nunca se sintió intranquilo con Roy Keane en la cancha como su capitán porque le sobraban de ambas cosas y así salían a ganar en cualquier cancha; y a fe que lo hicieron.

Para mi una de las decisiones más importantes en la conformación de un equipo pasa por la identificación de líderes en la cancha, claro, técnicamente aptos en sus posiciones porque para troncos pues denme a mi la cinta de capitán.  Pero, ¿quién es capaz de sobrellevar tanta presión como la que se vive con la camiseta de Millonarios y a quien le queda grande el asunto?.  Tampoco es asunto de ser tribunero porque la capitanía es mucho más que ser vitoreado por la hinchada, más bien creo que el asunto se traslada a un escenario de ejemplo para los demás en términos de verdadero liderazgo.   Hay que pedir el balón en el mediocampo con una hinchada hostil y generar contagio de entusiasmo para que el fútbol aparezca y eso no se logra solamente siendo el más antiguo de un plantel.   Hay que saber transmitir calma y cabeza fría en un momentos jodidos, cosa que lamentablemente, no es una cualidad del actual capitán de Millonarios.

Entiendo que tiene contrato hasta Diciembre de 2017 y seguramente lo seguiremos viendo como parte de las alternativas de mediocampo a decir por los rumores que indican un jugador nuevo en su posición a partir de Julio de 2016.  Si Robayo siente que desde este humilde blog se le ataca en lo personal no es así.  Si en el siguiente torneo le canta un gol a la tribuna con rabia porque alguien da su opinión de unos hechos ciertos y evidentes que lo haga con toda la bronca que la gana le de. O si declara públicamente sobre su respeto por las palabras de alguien que no le gusta su capitanía pero por dentro se la quiere cobrar, pues entenderé su procesión interna.  Pero, repito: no es personal, no le deseo que lo puteen desde la tribuna ni que se deje de ganar la vida honradamente.  Se trata de Millonarios y de quién debe llevar su cinta de capitán.  Todos los jugadores pasan, la hinchada también sabe de fútbol.

———————————

Pd:  He decidido no odiar a alguien por cuenta del fútbol.  Que cada quien cante lo que quiera en un estadio de fútbol pero dar eco a palabras de odio contra alguien porque es hincha de otro equipo diferente al mío, ya no me va.  Siempre desearé que los rivales deportivos más tradicionales pierdan porque eso es inherente a ser hincha de fútbol, pero me mamé de odiar y de la gente que odia.   Pero eso será tema largo de otra entrada.

 

 

 

 

 

 

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

04

mar

2016

El paladar futbolístico de la hinchada

Mucho nos quejamos por estas horas sobre las formas futbolísticas que Rubén Israel le da al equipo en las fechas jugadas en este febrero que acaba de terminar.  Ese lamento se complementa con un argumento de enorme relatividad en un sector importante de la hinchada: que este Millonarios anda bien en la tabla de posiciones pero que juega tremendamente feo.

La discusión avanza hasta que se llega a algo que no podemos unificar como hinchada, sabiendo que ser hincha del glorioso Millonarios debería definir un estándar satisfactorio sobre la manera de jugar.

Algunos dicen que lo lírico debe marcar el juego de Millonarios toda vez que el camino lo abrieron Pedernera, Di’Stéfano y Cia que no eran ningunos tiesos de la cintura; años después fue marcado por “Maravilla” Gamboa, Brand, Willington, Maglioni, Amado, “Gambeta” Estrada y Mayer. Todos los que han poblado con talento puro y duro el mediocampo hacia adelante del azul y blanco.

Que el arquero fuera regular (Cousillas, Omar Franco), la defensa dura y patabrava (Prince, Conde, Román Torres), los laterales más bien modestos (“roca” Martínez”, Gutiérrez de Piñeres) o los volantes de marca unas motosierras humanas (Segrera, Pimentel, Vanemerack) nunca fue obstáculo para que Millos saliera campeón, jamás.  Si por esto pasara la definición de “paladar”, sería una cosa más bien tenebrosa.

Por eso, el mentado “paladar” siempre pasa por las formas como el equipo se mueve y se vuelve efectivo hacia adelante, no por lo que bien o mal hace atrás. Es decir, el ataque: lo que genera los triunfos  y la forma en que lo logra.

Dicho eso, es necesario decir que hay una buena parte de la hinchada por un asunto de mera matemática generacional no tiene claro eso del paladar futbolístico; y hay otras fracciones que sí ha visto varias veces campeón a Millos y que ponen sobre la mesa la necesidad- poca, media o alta- de siempre verlo jugar  bien y ganar. Yo los divido en cuatro (4) tipos de paladar:

1. PRIMER GRUPO: Los más jóvenes para quienes es posible  ganar así sea jugando horroroso, a los trompicones, aparatoso y torpe pero desde que sea ganando, la forma no importa mucho.

2. SEGUNDO GRUPO: Dice que -obvio- el objetivo es ganar y si se puede jugando bien mucho mejor. Pero que es muy relativo eso de jugar bien.

3. TERCER GRUPO:  El tercer grupo diría que se debe apostar siempre al buen juego y que por ese camino llegan los triunfos.  Si no se puede, pues ganar pero va a quedar un sabor amargo como el mate que se toman Israel y Robatto.

4. CUARTO GRUPO: Ellos se espantan indignados (y con mucha razón) con una apuesta pragmática de ganar a como dé lugar (todo lo opuesto al primer grupo de los más jóvenes). Este grupo es el de los hinchas que pudieron ver de niños al Millos de El Dorado, a los equipos campeones de 1959 a 1964, el del 72, el del 78 y los otros.  Tienen el saco de leva y el sombrero como mejor metáfora para el juego lírico, elegante y contundente. Con esa fórmula jamás habrá pierde.

—————

Yo pertenezco al tercer grupo. Pero esto es tan heterogéneo que cada uno opine como la gana le dé.

Lo que queda muy claro es que traerle jugadores a Rubén Israel con características de buen pie, cuidadosos de las formas con el balón, veloces y técnicos no es garantía de un juego vistoso ni es una ecuación perfecta entre otras porque creo que Peluffo e Israel son asimétricos.  Su forma de ver el fútbol no pueden entenderse como iguales, ni siquiera cercanas si uno se atiene a lo planteado por el DT en varios partidos: un equipo más bien conservador.  Recuerdo perfectamente que el Millos de Peluffo en ese Diciembre de 2003 con Mayer y Julián Téllez de centro delantero era ambicioso, buscaba los partidos y no se defendía nada mal.

Si Peluffo hubiera sido el Gerente Deportivo cuando de tuvo que buscar el reemplazo de Lunari creo que NO hubiera buscado a Rubén Israel, por lo menos no como primera opción y ni siquiera como descarte porque cobrara menos que otro. Es posible que hubiera buscado un DT más parecido al parecer de los grupos 3 y 4 porque creo que es lo que más se acerca a un patrón de juego que caracteriza a Millonarios y de lo que a él le gusta (Peluffo de jugador no era un tronco, precisamente)

Ahora, díganme: ¿El Millos de Hernán Torres jugaba muy bonito? No mucho, pero nos dio un glorioso título.  Así que, ¿si Rubén Israel lleva a Millonarios con sus maneras a un título local en Mayo de 2016 y a otro internacional más adelante, no lo celebramos? Ja !

Todo es absolutamente relativo porque los títulos es lo único que queda en la historia.

El paladar es otra cosa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

28

ene

2016

El largo plazo con Peluffo y Chamo Serna

Sobre el papel parece que las primeras actuaciones de Norberto Peluffo en la Gerencia Deportiva de Millonarios corresponden a ejecuciones claras: nómina completa para la pretemporada, cubrimiento en todas las posiciones, relevo generacional necesario y saber rodearse bien.

La mínima sensatez que Gustavo Serpa y Enrique Camacho debieron demostrar fue en Enero de 2015 cuando se hizo el primer intento de traer a Peluffo, perdiendo nueve (9) meses en la planeación; pero eso ya es historia y al hombre lo tenemos al frente del asunto más importante del equipo: el tema técnico, el fútbol.

Lo de rodearse bien es algo que no entienden algunos pero que es necesario para llevar los objetivos al cumplimiento.  Se trajo  a Jorge “El Chamo” Serna, bogotano y con experiencia en equipos de la Liga de Bogotá en categorías inferiores.  Es decir, un tipo que conoce al jugador bogotano al cual se le atribuyen defectos incorregibles respecto de los jugadores del pacífico, costa atlántica y de cualquier parte de Colombia.  Pero también conoce a los foráneos y algo de ojo debe tener para haber sido nombrado seleccionador nacional Sub-15, edad clave para la formación y en donde se define claramente quien puede y quien no puede llegar a ser jugador profesional.

Me parece que las participaciones en los últimos años de Millonarios en los torneos juveniles y de categorías más pequeñas (digamos desde los 10 años) en Liga de Bogotá y torneos nacionales sin ser pobres, dejan siempre un sabor de que algo se viene haciendo mal.  Alguna participación notable especialmente cuando estaba el gran Nilton Bernal al frente de la Sub-20 de Millonarios hace unos pocos años pero no muchas más.

Por cuenta de la participación de mi hijo con un equipo de la Liga de Bogotá, tengo la posibilidad de ver a los equipos de Millonarios en categorías inferiores. He visto jugadores categoría 2004 (11-12 años) hasta los 1998 (18 años) y en cada equipo encuentro por lo menos uno (1) con condiciones para llegar al profesionalismo.  No es que no haya quien llegue al plantel profesional, es que algo ha fallado para que no lleguen más. Y tampoco puede ser que el resultado de gestionar inferiores sea producir jugadores como Oswaldo Henríquez o Luis Mosquera. NO!

Claro, una cosa es crecer en las inferiores de equipos como La Equidad o Fortaleza y otra en Millonarios.  Desde pequeños, la presión y atención es toda, me explico:  así sean niños de 12 años, el hecho de llevar los gloriosos colores azul y blanco llama la atención de cualquiera, sea para aplaudirlos, chiflarlos o simplemente verlos jugar.  En esas categorías también hay hinchas en contra que los joden, los miran feo y que disfrutan cuando no obtienen un triunfo.

El Chamo Serna llega tiene el reto de trabajar para producir jugadores de inferiores que lleguen al equipo profesional, que le generen resultados deportivos al equipo, con mente fuerte y ganadora y que luego se puedan vender por un buen precio al mercado que más pague.  Será con jugadores bogotanos, con jugadores de otras ciudades pero finalmente excelentes jugadores que hagan voltear los ojos hacia la cantera azul.

Hay que dejarlos trabajar a Serna y Peluffo, eso no es de la noche a la mañana, no será fácil.  Ojalá Serpa y Camacho entiendan que es un asunto de largo plazo como cualquier empresa que traza planes ambiciosos, así, como las empresas de los miembros de esta junta.

————————————————————————–

Pd:  empieza la construcción de la sede deportiva del equipo en terrenos de Guaymaral.  Solo deseo que no interfiera con los planes del alcalde Enrique Peñalosa por esos lados y que el nombre escogido corresponda a uno de los grandes ídolos históricos de Millonarios.  Que no vaya y sea que le pongan Sede Deportiva “Gustavo Serpa”; que haya altruismo en ese caso de parte del máximo accionista.

 

 

 

 

Categoria
Dirigencia, Inferiores

TAGS

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

15

oct

2015

El criterio de Peluffo no puede ser limitado

Parto de la base de que Enrique Camacho es un buen hombre, buen amigo, buen tipo. Lo que me distancia de sus actuaciones como presidente de Millonarios FC son los argumentos a medias, a veces flojos o por lo menos no suficientemente claros. Así me parece y ojalá que esto no sea el argumento para un nuevo bloqueo institucional en twitter si es que llega a saber de estas letras.  Mi oposición hacia él no es de índole personal.

(Dicho esto, procedo a desarrollar esta entrada)

No creo que deba ser solo un asunto no más de mirar muchachos con condición de buenos jugadores para que en el mediano plazo jueguen unos pocos partidos en la primera de Millonarios y venderlos en muchos millones de dólares o euros para que Gustavo Serpa pueda obtener su ganancia a la hora de cerrar balances financieros.

No creo sinceramente que deba ser solamente eso a lo que se debe limitar Norberto Peluffo de acuerdo con lo dicho entre líneas por Enrique Camacho: http://www.eltiempo.com/deportes/futbol-colombiano/peluffo-fue-presentado-como-director-deportivo-de-millonarios/16392534

El hecho de que Camacho, seguramente con línea bajada por Gustavo Serpa acerca del alcance de sus funciones, indique que Peluffo se va a concentrar en “…diseñar la filosofía de fútbol, la metodología de trabajo y las pautas de comportamiento de los jóvenes en cada posición dentro del campo de juego en las categorías del Fútbol Base”, además de ”el proceso de selección y búsqueda de talentos de todas partes del país. Entre los elegidos no se mirará edad para que lleguen a integrar las diferentes categorías de divisiones menores del Club y su posterior promoción al equipo profesional…”

Claro, en beneficio de Camacho debo decir también se indica que “participará” en el Comité Deportivo para el diseño del Millonarios 2016 pero no se sabe bien cómo participará (ahí entran mis dudas razonables, yo que a veces soy escéptico):

1   ¿Como un miembro que solo propone o sugiere nombres?

2   ¿Como alguien a quien se le delega la responsabilidad de lidiar con representantes de jugadores y presidentes zorros / gerentes deportivos zorros de otros equipos?

3   ¿Como alguien a quien se le confiere un poder decisorio en lo presupuestal para que se contrate o no a un jugador de acuerdo con su calidad y potencial de aporte al equipo profesional?

4   ¿Como alguien a quien se le pide que opine si de una lista específica de nombres, le parece bueno ó más o menos bueno ó se acomoda a un presupuesto alguno de esos jugadores?

5    ¿Como un invitado de piedra?

6   ¿Tiene voz pero no tiene voto?

Un director deportivo que haga parte del Comité Deportivo de Millonarios FC solo para que opine, como que no.  Debe tener cierto peso su palabra para una decisión de conformación de plantel.  No imagino a Pavel Nedved, Director Deportivo de la Juventus o a Enzo Francescoli en River Plate “participando” solo con su opinión en su Comité Deportivo. Son posiciones de decisión en un equipo de fútbol (o en “la empresa”, como dice Serpa).

No lo tenemos claro y lo que no se deja en claro entra en unas zonas grises de peligroso riesgo de NO-GESTIÓN porque nadie asume nada, todo queda en manos del primero que diga algo más inteligente que el otro o del que más poder institucional tenga.  Nada mejor que indicar a los socios de AZUL & BLANCO, abonados fieles e hinchada sobre su alcance en este asunto específico del Comité Deportivo.

Peluffo tendrá mayor margen de maniobra porque mostrar resultados en divisiones inferiores (jugadores en proyección, convocados a selecciones nacionales sub-15, sub-17, sub, 19, etc.) toma su buen tiempo y no es asunto de un (1) año.  Eso sí, deberá aportarle al Comité Deportivo mayor criterio deportivo para tomar una decisión y que no se repitan los Carlos Ramirez, Luis Mosquera con tres (3) años de contrato o rescatar varados como el “Tiburón” Romero.

Pero así mismo, esperamos de verdad que lo dejen actuar, hablar, opinar, argumentar e incluso manifestar algo que no le parece.  Si Gustavo Serpa y Enrique Camacho esperan que Peluffo se deje bajar línea porque sí, es mejor que lo dejen ir tranquilo.  Peluffo es  -hasta el momento en que lo conocemos- un señor muy decente, trabajador y conocedor del medio, más (mucho más) que Nicolás García y el propio Camacho.

No sé si le vaya bien o mal y me lamenté a comienzos de este año porque MFC no lo hubiera podido contratar porque Peluffo optó por otra posibilidad laboral (otra verdad a medias de Enrique Camacho).  Tampoco sé si esta vez tuvieron que pagarle más, pero lo que sí es un hecho irrefutable y evidente es que se perdieron nueve (9) valiosos meses de trabajo en inferiores y en el Comité Deportivo.  

Quizás Peluffo hubiera indicado alguna objeción sobre (ay!) Sergio “EL TIBURÓN” Romero. 

TAGS

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

22

ago

2015

El Millonarios FC (no) vendedor de jugadores

1. Wilmar Cabrera, uruguayo al Valencia de España.

2. Andrés Chitiva, colombiano al Pachuca de México.

3. Pedro Franco, colombiano al Beksitas de Turquía.

Creo que son los tres (3) únicos jugadores que Millonarios en su historia institucional desde 1984 (31 años) ha logrado vender de manera notable al mercado internacional.  De ese tamaño es nuestra triste y cruda historia en materia de jugadores llevados al fútbol extranjero de primer nivel.

¿Por qué Millonarios no es un equipo vendedor? ¿Ha sido solo un problema del tradicional mal manejo de la cantera? ¿Ha sido también el poco ojo futbolero para traer jugadores jóvenes ya formados en otros equipos para luego venderlos y obtener una ganancia?

¿La popular cometa, el CVY, el torcido, el representante-amigo los que han impedido que Millonarios venda más jugadores al exterior?

Sin duda, hay de todo en este caos deportivo que ha marcado nuestra historia reciente, por lo menos la vivida entre 1990 y 2012 cuando logramos nuestro campeonato 14. Cada quien dirá que una cosa pesa más que otra, que la secuencia nefasta de presidentes (Feoli, Franco, Santos, etc) y accionistas tras la sombra (entiéndase Luis García) solo lograron incrementar sus patrimonios personales trayendo una larga lista de troncos colombianos y extranjeros.

La mayoría de jugadores que han vestido la azul de Millonarios y que han logrado marcar diferencia deportiva se han ido como han venido y no ha quedado un solo peso para el equipo. Y si quedó plata, fue muy poca y nuca se vio porque toda se fue ya nos imaginamos para dónde.  Ejemplos abundan: Dairo Moreno, Fernando Uribe, Carlos Castro, Ricardo Lunari, Gabriel Fernández, Ricardo Ciciliano, Héctor Burguez, Andrés Pérez, Osman López, Freddy León, Jhon Mario Ramírez, Orlando Ballesteros, José Fernando Cuadrado, Rubén Darío Hernández, Carlos Enrique “gambeta” Estrada, Oscar Juárez, Eduardo Pimentel, Mario Vanemerack, Wilman Conde, Arnoldo Iguarán, Carlos Valderrama….en fin.  La lista sigue larga.

De todos estos jugadores, ninguno representó una transacción importante para el equipo. Por lo menos no se supo que al cambiar de equipo le entrara un buen dinero a Millonarios.   La plata quedaría quizás para el representante, para el jugador y para el directivo miserable que nos manejó en algún momento. No lo dudemos.

No somos un equipo vendedor, lamentablemente.  La grandeza institucional también pasa por hacerse visible en el mercado de jugadores, por hacerse notar al vender un jugador a un mercado de primer orden.  Eso habla de la calidad de la dirigencia deportiva que conduce al equipo y de la ortodoxia con la cual observan y llevan jugadores a sus filas, lograr objetivos deportivos (es decir, campeonatos) y luego venderlos por un monto apreciable para el equipo.

Pero no es nuestro caso. No fuimos los que mandamos jugadores a River, Boca, Independiente o San Lorenzo en la década de los 90s, no fuimos los que vendimos a un jugador al Parma a inicios de la misma década, no fuimos quienes logramos vender por lo menos un jugador por campeonato a México o Brasil.  No fuimos ni somos.  Duro decirlo.

¿Qué hacer para lograr esa dinámica entre lo deportivo y la necesidad financiera de ingresos por venta de jugadores?  Volvemos siempre al mismo punto de discusión de este mismo blog en entradas anteriores:  el asunto angular pasa por la gestión deportiva que hoy se mueve (es un decir que se mueve) a través de un Comité Deportivo sin autonomía ni responsabilidad y mucho menos con decisión presupuestal; este ente viene siendo integrado por personas de poco o nulo conocimiento futbolístico y del entorno de este deporte.

Dirán que Alejandro Brand fue incorporado como asesor.  Y pregunto: ¿cuál es su peso en términos prácticos en este comité? Es una incógnita.   Desde hace tiempo el señor Nicolás García ostenta la posición de Director de Planeación Deportiva y nadie sabe cuál es el poder que lo mantiene ahí.  En enero de este año se hicieron acercamientos con Norberto Peluffo, buen candidato para la gestión deportiva, y el presidente Enrique Camacho dijo en la Asamblea General de Socios que no se concretó porque él prefirió otra opción laboral (Gol Caracol).  Esto es falso, corroborado por una fuente absolutamente confiable que no va a mentir al respecto.  No se pusieron de acuerdo con la plata ofrecida por Millonarios, la diferencia era poca, terminaron de negociar sin acuerdo y ahí fue cuando a Peluffo le propusieron lo de Gol Caracol.

Hoy -estoy seguro- ahora les tocó ofrecerle a Peluffo un mejor sueldo que el propuesto en Enero de este año para que aceptara el reto y habiendo perdido nueve (9) meses de trabajo (enero a septiembre de 2015) en donde se  pudo haber avanzado mucho.

Hay mucho que hacer para cambiar esta característica institucional de invisibilidad de Millonarios en el mercado internacional de jugadores. Y con esta junta, con Gustavo Serpa como mayoritario, con un presidente más bien dubitativo y poco convincente, resulta incierto y doloroso pensar que podamos revertir esa incómoda condición.

En el fondo para esto viene Norberto Peluffo a quien hay que dejarlo trabajar, dejarlo con su bajo perfil, no andarlo postulando como DT interino y no aburrirlo, Señores Serpa y Camacho.

—————————————————

Pd:  Con seis (6) partidos jugados el rendimiento es del 39% en esta Liga Águila 2015-II, pero sobretodo con ese juego tan pobre resulta difícil que Ricardo Lunari -buena persona, gran jugador en su momento, ídolo de muchos- se sostenga.

 

TAGS

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

17

jul

2015

El fallido escenario internacional de Millos

Por estas horas se sortean en Asunción los cruces de primera fase de la Copa Suramericana 2015.  Por estos días se juegan las semifinales de la Copa Libertadores 2015.

En ninguno está Millonarios FC. En la tabla de reclasificación hay un asomo de posibilidad dependiendo del rendimiento en esta Liga Águila II si no es que logramos salir campeones, cosa que a la luz de la conformación de la nómina resultaría incierta.  Otra cosa serán los partidos que se deben jugar.

El asunto es que en el imaginario de los hinchas embajadores hay un marco de grandeza institucional y de hinchada que no se discute y que debe complementarse ampliamente con el escenario internacional.

Pero y, ¿qué pasa con las apariciones en copas internacionales?  Millos debería ser actor frecuente de la Copa Libertadores y Copa Suramericana, situación que desataría mayores posibilidades de venta de jugadores, dinero en dólares por superar varias rondas y mucha vitrina institucional.

Algo anda mal desde hace rato para que no seamos más protagonistas en esos escenarios.  Dirán Gustavo Serpa y Enrique Camacho que todo obedece a un plan de largo plazo de Azul & Blanco S.A. para que Millonarios tenga esa mayor presencia que todos quisiéramos.  No me fío de que uno y otro lo vean así, porque ya hemos comprobado las diferencias notables entre las expectativas deportivas de los hinchas y el propósito de ellos de convertir a Millonarios FC en una “gran empresa de entretenimiento deportivo”, como dijo Camacho recién llegó a la presidencia (¡qué definición más amplia y abstracta!)

En mi caso no me conformo con contar como una gran hazaña haber llegado a semifinales dos veces de la Copa Suramericana en 2007 y 2012.  Eso ya es página pasada y no podemos andar exhibiendo esos momentos como gran pantalla internacional. Yo quiero ver a Millonarios jugando y ganando finales de Copa Libertadores y Copa Suramericana, con semifinales no me alcanza.  Qué pena pues pero dejemos de pensar en poquita cosa.

La expectativa que uno espera es más alta, es más frecuente, más visible y de mayor prestigio.  A esos torneos se llega ganando campeonatos locales o con desempeños notables en ambas ligas para sumar lo necesario en reclasificación, no diciendo que “estuvimos a un penalti de pasar a la final frente al Deportivo Cali” y llenarse la boca con eso.

A ver si las cabezas líderes de Azul y Blanco S.A. incorporan en las discusiones de junta la necesidad de alcanzar con mucha mayor frecuencia los torneos internacionales que le generan al equipo, además de auténtico estatus deportivo, muchos ingresos adicionales que es en últimas lo único que parece entenderse desde el timón dirigencial.

Todo se origina, como siempre, en la dudosa capacidad de planeación deportiva que es la que conduce a la gloria de los campeonatos.  Para la muestra la decepcionante participación en Copa Libertadores en 2013.  Ya estamos a mitad de año y si en esta Liga Águila 2015-II no logramos el campeonato o por lo menos la cantidad de puntos necesarios en la tabla de reclasificación, hermanos embajadores, será recorrer el 2016 (otro año más) sin participar internacionalmente. Una pena con todas las letras.

Por estas cosas también hay que medir a Gustavo Serpa, su junta y su grupo de colaboradores con Enrique Camacho a la cabeza.

Pd:  Diciembre de 2015 marca la terminación de varios contratos de jugadores en Millonarios FC y del actual cuerpo técnico.  ¿Ya estará el Comité Deportivo trabajando en la dirección correcta la planeación deportiva de 2016 y años sucesivos?   Nos gustaría saberlo…

 

 

 

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

29

mar

2015

Qué deja la asamblea “más tensa jamás vista” (eso creemos)

Porque en realidad, Gustavo Serpa ni se mosqueó.

No tenía por qué hacerlo, tiene todo el poder accionario para decidir, aprobar o rechazar.  La participación de los socios minoritarios no superó el 2% de las votaciones de los estados financieros de la sociedad Azul & Blanco para el ejercicio 2014.

La asamblea de Marzo 28 de 2015 fue la simple y cruel demostración de lo que es el control accionario en una sociedad anónima.  Buena parte del desarrollo de esta asamblea se fue en exposiciones, quejas y cuestionamientos de los socios minoritarios en la etapa de aprobación de los estados financieros de 2014.  Todo en ese momento se desdibujó y se convirtió en una tribuna de estadio en donde el que más insultara a Serpa era el más aplaudido.  El resultado final? Nada, no pasó nada porque la propiedad accionaria impone sus aprobaciones, rechaza propuestas y ningunea a quien interviene de manera educada, metódica y constructiva frente a la junta.

Pero al margen del clima de enojo e inconformidad colectiva y del poder de Gustavo Serpa vale la pena mencionar lo que nos queda bien o mal sonando en el ambiente luego de la Asamblea de hoy:

1. Esta junta elegida por cuatro años en Marzo de 2014, respaldó en su momento el proyecto español de Lillo y Portolés. Con sus números honerosos y estrafalarios de sus salarios y beneficios, alcanzaron a pensar seriamente en la prórroga de su contrato (Acta 53 de Abril 30 de 2014).  Tuvieron Abril, Mayo, Junio y Julio de 2014 para reforzar al equipo y no lo hicieron.  Así que las pérdidas de 2014 presentadas a la asamblea ayer no fueron culpa 100% del indeseable de Juan Carlos Ortiz y su corte sino que también son responsabilidad de las acciones y omisiones de Gustavo Serpa como socio mayoritario y de Enrique Camacho como presidente. El torneo 2014-II fue todo de la actual junta.

2. A Millonarios le vieron la cara de menso a quien se puede demandar o entutelar.  A Carlos Marinelli, jugador que vino en 2009 contratado por el astuto (¿?) Juan Carlos López y que no jugó más de diez (10) partidos se le podría estar pagando la tontería de U$ 468.000 porque la FIFA entiende que ambas sociedades son en últimas la misma entidad deportiva.  Con Wesley Lópes, Millonarios sería solidariamente responsable por la demanda del club árabe al que pertenecía. Leonard Vásquez y Jorge Perlaza vieron el beneficio de la tutela contra Millonarios dentro de su defensa del derecho al trabajo.  Hasta Senén Mosquera demandó al equipo.  Sí, leyó bien: Senén Mosquera.  Nos tienen la medida para sacarnos plata.

3. El Comité Deportivo de Millonarios está integrado por gente divinamente pero que de fútbol poco: Enrique Camacho, Fernando Triana, Adriana Pinto, Nicolás García y Gustavo Serpa quien no tuvo el menor sonrojo en proponerse para dicha instancia, según se evidencia en el acta No.59 de Septiembre 01 de 2014.  No parece interesarles que exista un director deportivo, debe ser que si esa persona argumenta técnicamente un asunto de fútbol quizás a Serpa le incomode. Entonces dirán que “mejor no” los cinco del actual Comité Deportivo que parece más convertido en un Comité de Presupuesto (esto último lo tomo de unas palabras cruzadas con Santiago Talero).

4. Nicolás García “goza del favor real”, queriendo decir que nadie en la junta ni en la administración cuestiona su rol. No hemos logrado descifrar (ni Camacho ni nadie ha querido explicar) cómo llegó a la posición de Director de Planeación Deportiva, cuáles son sus responsabilidades, metas e indicadores de gestión. Pero sobre todo, cuáles son sus méritos para ese cargo que suena tan importante en la estrategia deportiva. Simplemente está ahí porque sí. Falta poco para que haga parte del rubro “Muebles y Enseres” del Balance General.

5. El socio minoritario promedio es en general una veleta que se mueve al calor de la asamblea anual, no se documenta previamente en las oficinas de Azul y Blanco S.A. sobre los libros disponibles (actas de junta, libro de socios, estados financieros, etc).  Hay matices, pero en general hay mucho intestino como si la Asamblea se tratara de putear a Luis Mosquera porque no pelea un balón.  Ese tipo de socio minoritario promedio pierde el foco fácilmente de lo importante de la asamblea y se remite únicamente a lo inmediato y urgente.

6. Aportes conceptuales valiosos de hinchas minoritarios reconocidos como Santiago Talero y Adriana Senior (ex miembros suplente de junta) o Santiago Pardo quedan al margen, o desechados, e incluso sin poderse discutir al evidenciar que es tal el poder de Gustavo Serpa que no vale la pena quemar esfuerzos constructivos en propuestas que serán fácilmente rechazadas.  Habla muy mal de esta asamblea que la gente conceptualmente valiosa e independiente de la junta se retire anticipadamente o que por la fecha misma (víspera de semana santa) no pueda asistir.  

7. Germán Casas, personaje con más grises que claros no deja de tener razón en algunas cosas. Pero hasta ahí no más.  Ni riesgo de pensar en que algún día tenga control de algo en Azul & Blanco.  Es una caneca de gasolina con una caja de fósforos.

8. Queda la sensación a veces justificada de que la administración dice verdades a medias en diferentes órdenes.  Una muestra:  dijo Enrique Camacho que el profesor Norberto Peluffo “prefirió optar por otra posibilidad profesional para él y desechar la posibilidad de la Dirección Deportiva de Millonarios”, afirmación que resulta cuestionable si uno se atiene al entusiasmo que Peluffo demostraba al respecto en las entrevistas radiales de Enero de 2015.  Si el asunto fue que no se pusieron de acuerdo en el salario ofrecido, pues dígalo sin misterio, Dr. Camacho. Para todos es fácilmente de suponer que producto de la negociación fallida, a Peluffo le llegó la propuesta de Gol Caracol. Pero no haga eso. No somos mensos.

9. Todo el 2015 es de la Junta Directiva de Gustavo Serpa, incluido su presidente Enrique Camacho. Nada podrán decir dentro de un año acerca de los efectos colaterales por decisiones de otra junta.  Ahí miraremos si su actitud de hoy marcada por la displicencia y desprecio por el socio minoritario, silencio desafiante y sonrisa socarrona se repiten.  Pero pensemos en que nos va a ir bien en lo deportivo y financiero.

10. Para la asamblea del próximo año que presentará resultados de 2015, se debería estudiar e implementar un mecanismo para que no se convierta en un escenario de abierto irrespeto. Un compromiso escrito de buen comportamiento podría ser, so pena de pérdida definitiva del uso de la palabra.  Putear, insultar, vociferar e interrumpir desde la trinchera en que se convierte una silla Rimax es muy fácil, incluso diría que cobarde. Una cosa es no estar de acuerdo con la gestión de un grupo de personas o votar negativamente unos balances.  Otra muy diferente es torpedear, interrumpir, sabotear o matonear a un directivo que se dirige a la asamblea. Por ahí no es la cosa.

Por ahora, esperar que Ricardo Lunari levante bien al equipo y nos de una alegría, entiéndase campeonato. Porque qué más con Gustavo Serpa quien fue el más relajado de los asistentes.  Lo que hoy ocurrió debería llamarse “Asamblea General del Socio”, así en singular.

———————————————–

Pd: Una curiosidad.  El derecho de inspección me dio la posibilidad de encontrar una pequeña sorpresa: El Libro de Socios que indica el bloqueo de las acciones de Juan Carlos Ortiz, Alessandro Corredori, etc, dice en la “página 23 de 174″ que la Sra. VIENA JULIETTE RUIZ ESTRADA identificada con C.C. 42.895.223 es accionista minoritaria.  Una (1) acción, algo marginal.  ¿Pero no nos habían dicho que nada de Juan Carlos Ortiz quedaba en Azul & Blanco S.A.?  ¿O se trata de otra Viena Ruiz?

 

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

04

ene

2015

Lunari, exponiendo su idolatría.

Deben son pocos quienes no consideran a Ricardo Lunari un jugador exponente del fútbol que siempre quisimos ver en Millonarios.  Desde el lunes 05 de enero de 2015 su condición de DT con un equipo enteramente aprobado por él en sus contrataciones y refuerzos, se verá expuesta para afrontar la búsqueda del título 15.

Creo que también son pocos los que dudan de su afecto y pertenencia incondicional hacia el equipo; esto no es suficiente para asegurar que tiene las competencias como líder en la posición de DT.  Los hechos hasta la fecha demuestran que su corta trayectoria no se ha visto trazada por la lucha de un título de campeón, ni en Chile, ni en Bolivia ni en el 2014-II aunque en su defensa hay que decir que le tocó lidiar con una nómina que él encontró mal preparada físicamente, con algunos referentes “haciendo jetas” y poniendo problemas para ajustarse a una disciplina de entrenamiento y concentración diferente a la de Juan Manuel Lillo.

No todas las experiencias de jugadores que se convirtieron en ídolos de sus equipos y que a la vuelta de los años asumieron como DTs resultaron gratas.  Más bien terminaron transformándose en tipos alejados de esa idolatría inicial por cuenta de los insultos, agravios y puteadas que recibieron desde la propia tribuna que los vio triunfar como destacados jugadores; casos varios hay para reflexionar:

-  En este 2014 que terminó Claudio Borghi en Argentinos Juniors vio cómo la tribuna desaprobaba su gestión abiertamente, siendo un tipo que le dio un par de títulos locales entre 1984 y 1985 y una Copa Libertadores en ese último año.  Salió por la puerta de atrás pero de bien atrás. Ido, chiflado y puteado.  Así, un ídolo absoluto de La Paternal.

-  En 2003 Néstor Gorosito, ídolo absoluto de San Lorenzo asumió como DT y si bien tuvo una buena campaña en su primer campeonato, en el segundo se fue igual que Borghi.  Pero calcado. Y hablamos de un tipo que era idolatrado por la tribuna por su gran juego como volante 10 durante 3 etapas en ese equipo.

-  En 2010 la directiva de Independiente le da la oportunidad a su ídolo Daniel Garnero, campeón como jugador en el torneo 1994 de Argentina y campeón de dos (2) -repito: dos (2)- supercopas de 1994 y 1995.  Un tipo que heredó la 10 de Bochini, el máximo ídolo de los rojos de Avellaneda y que no decepcionó manejando los hilos del mediocampo.  ¿Su gestión como DT de Independiente en 2010?  Pobrísima, dejando último en la tabla de posiciones a su equipo.

-  En 2014, un jugador campeón de Bianchi en el Vélez de la Copa Libertadores y Copa Intercontinental por allá en 1993-1994, nada menos que  José “Turu” Flórez es nombrado DT del equipo de Liniers.  Se fue en Diciembre sin pena ni gloria, más bien con mucha indiferencia de parte de los hinchas de Vélez.

Claro, también hay pocos casos de jugadores ídolos que a la vuelta del tiempo asumieron como DT y brillaron: El “tata” Martino en Newell’s, Bianchi en Vélez, Ramón Díaz en River, Cruyff en Ajax y Barcelona, el “Cholo” Simeone en Atlético de Madrid.  Y así. Claro que también hay casos exitosos y a toda prueba.

Precisamente a eso se expone Ricardo Lunari en este momento caminando por esa peligrosa cornisa que es tomar ventaja de la idolatría como jugador para intentar demostrar capacidades como DT.  Le puede ir bien o mal, en Millonarios no hay tintas medias, Lunari lo sabe, la hinchada lo sabe, los directivos no sabemos (estos directivos, por lo menos).  Puede salir campeón y/o clasificar a copas indicando un proceso ganador y fortaleciendo su lugar en el corazón de los hinchas hasta el fin de los tiempos; o pasar sin pena ni gloria y más bien degradando su lugar de ídolo, que ya algunos hinchas empiezan a cuestionar por su desempeño como DT en 2014-II.  Antes de Lunari, por esto ya pasaron Borghi, Garnero, etc, etc.

Todos queremos que sea lo primero, claro.  Pero esto es de hechos y de visión absolutamente pragmática.  Así que, a ganar con autoridad los partidos con Uniautónomas, Jaguares, Petroleras, etc, etc, etc.  Y a ganar con garra y corazón así no sea jugando bien los clásicos (Vs SF, Vs Nacional) y los otros con rivales duros (Junior, DIM, Cali, Once Caldas).  De local o de visitante, no importa:  A ganar.

Lo demás, su condición de ídolo como jugador, es y será otra discusión. A ganar, Mono Lunari.

——————————

Pd 1: de los refuerzos sugeridos en el post anterior, le pegamos a 3 nombres: Kevin Rendón, Macalister Silva y Deiver Machado (ojala no me hagan quedar como  un tiesto).  Casi le pegamos a Mateus Uribe, Johan Arango y Pecoso Correa, lástima que no.

Pd 2: Camacho, juegas con nuestra paciencia.  Faltan dos delanteros (si se va Sebastián Pinto) y un central.  No jodamos más con jugadores como “Tyson” Rivas y Anderson Plata.  No jodamos más con esa línea, en serio.

 

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

27

oct

2014

Nombres del FPC para Millonarios FC 2015

Sin saberse al día y hora de estas letras sobre gestiones efectuadas y como este espacio no ha sido solo crítico sino también de propuestas sobre nuestra actualidad, me permito someter a discusión de nuestra hinchada los nombres de varios jugadores del FPC con un nivel desempeño probado y conocido que podrían vestir nuestros colores sin temor a arrugarse.

Se trata de una visión sin poner reparos en colores de rivales, pasados y malquerencias.  Hay que tomar muchas decisiones inteligentes para reforzar al equipo con menos corazón y más razón. Pragmatismo puro y duro para el caso.

Hago el ejercicio de escritorio con jugadores de los cuales tenemos referencia más próxima y que deben servir de referente a los encargados de las decisiones deportivas en Millonarios FC para determinar qué tipo de jugador debería venir para 2015 desde otras ligas (extranjero o colombiano).  Es decir, si llegan de otro país deben ser iguales o superiores en su nivel a los mencionados a continuación (va por orden alfabético del equipo actual):

———————————————–

AGUILAS DORADAS

Javier López (defensor central)

ALIANZA PETROLERA

Deiver Machado (lateral izquierdo)
Juan Pablo Nieto (volante de segunda línea)

CALI

Juan David Cabezas (volante de primera línea)
Andrés Pérez (volante de primera línea) (¿¿quién carajos lo dejó ir de Milllonarios en 2009??)
Miguel Murillo (delantero externo y de área)
Luis Fernando Mosquera (Volante de segunda línea)
Miguel Caneo (Volante de segunda línea)
Carlos Lizarazo (Volante de segunda línea)

CHICÓ

Juan Pérez (centro delantero)

DIM

Diego Herner (volante central)
Germán Cano (delantero de área)
Daniel Hernández  (volante de segunda línea)
Gilberto García (lateral derecho)
Jhon Hernández (volante de primera línea)
Cristian Marrugo (volante de segunda línea)

ENVIGADO

Andrés Mateus Uribe (volante de segunda línea)

EQUIDAD

Diego Novoa (arquero)

JUNIOR

Sebastián Viera (arquero)
Andrés Felipe Correa (defensor central)
Vladimir Hernández (volante de segunda línea o delantero extremo)
Guillermo Celis  (volante de primera línea)

NACIONAL

Alejandro Bernal (volante carrilero por derecha, segunda línea)
Harrison Otálvaro (volante de segunda línea)
Oscar Murillo (defensor central)
Alexis Henríquez (defensor central)
Juan David Valencia (lateral izquierdo o volante carrilero por izquierda)
Santiago Tréllez (delantero de área)
Daniel Bocanegra (lateral derecho)
Sebastián Pérez (volante de primera línea)

ONCE CALDAS

Jose Fernando Cuadrado (arquero)
Harrison Henao (volante de segunda línea)
Sergio Romero (delantero de área)
Johan Arango (volante de segunda línea o delantero externo)
César Arias (delantero externo)

PASTO

Kevin Rendón (defensa lateral por derecha o volante de primera línea)
Juan Sebastián Villota (volante de segunda línea)

SANTA FE

Juan Daniel Roa (defensor lateral por derecha)
Luis Carlos Arias (volante extremo por izquierda)

TOLIMA

David Macalister Silva (volante de primera línea)
Jimmy Chará (delantero externo o volante de segunda línea)
Félix Noguera (lateral izquierdo)
Julián Quiñonez (defensor central)

UNIAUTÓNOMA

Michael Barrios (delantero extremo)

———————————————–

Señores de la Junta de Millonarios, Presidente y empleados de media dirección, todos con responsabilidad en los refuerzos de Millonarios FC: tienen dos semanas de octubre (ya pasó una), todo Noviembre y todo Diciembre de 2014.  Que no pase lo de los últimos años y que por eso se les crítica con razón: llega la pretemporada de Enero y ni idea de nada.

Si los señores encargados de hacer las contrataciones y negociaciones en nuestro amado equipo contratan a tres (3) de estos cuarenta y un (41) posibles refuerzos, sabremos que ya van entendiendo del asunto.  Si no, seguiremos como un hazmerreir todo gracias a que -aparentemente- la primaria y única fuente de información de jugadores es un archivo de excel que se maneja desde el cubículo oficinista del muy mentado Nicolás García.

El argumento molido de “…a Millonarios por ser Millonarios le piden siempre mucha plata por un jugador…”, es una excusa floja, muy floja.  A todos los equipos grandes del mundo les piden plata por los jugadores buenos.  La diferencia está en la capacidad de moverse y negociar hábilmente.  No es tán difícil.

 

 

TAGS

comentarios
1

ranking

Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Publicidad

Publicidad