Archivo de enero, 2015

04

ene

2015

Lunari, exponiendo su idolatría.

Deben son pocos quienes no consideran a Ricardo Lunari un jugador exponente del fútbol que siempre quisimos ver en Millonarios.  Desde el lunes 05 de enero de 2015 su condición de DT con un equipo enteramente aprobado por él en sus contrataciones y refuerzos, se verá expuesta para afrontar la búsqueda del título 15.

Creo que también son pocos los que dudan de su afecto y pertenencia incondicional hacia el equipo; esto no es suficiente para asegurar que tiene las competencias como líder en la posición de DT.  Los hechos hasta la fecha demuestran que su corta trayectoria no se ha visto trazada por la lucha de un título de campeón, ni en Chile, ni en Bolivia ni en el 2014-II aunque en su defensa hay que decir que le tocó lidiar con una nómina que él encontró mal preparada físicamente, con algunos referentes “haciendo jetas” y poniendo problemas para ajustarse a una disciplina de entrenamiento y concentración diferente a la de Juan Manuel Lillo.

No todas las experiencias de jugadores que se convirtieron en ídolos de sus equipos y que a la vuelta de los años asumieron como DTs resultaron gratas.  Más bien terminaron transformándose en tipos alejados de esa idolatría inicial por cuenta de los insultos, agravios y puteadas que recibieron desde la propia tribuna que los vio triunfar como destacados jugadores; casos varios hay para reflexionar:

-  En este 2014 que terminó Claudio Borghi en Argentinos Juniors vio cómo la tribuna desaprobaba su gestión abiertamente, siendo un tipo que le dio un par de títulos locales entre 1984 y 1985 y una Copa Libertadores en ese último año.  Salió por la puerta de atrás pero de bien atrás. Ido, chiflado y puteado.  Así, un ídolo absoluto de La Paternal.

-  En 2003 Néstor Gorosito, ídolo absoluto de San Lorenzo asumió como DT y si bien tuvo una buena campaña en su primer campeonato, en el segundo se fue igual que Borghi.  Pero calcado. Y hablamos de un tipo que era idolatrado por la tribuna por su gran juego como volante 10 durante 3 etapas en ese equipo.

-  En 2010 la directiva de Independiente le da la oportunidad a su ídolo Daniel Garnero, campeón como jugador en el torneo 1994 de Argentina y campeón de dos (2) -repito: dos (2)- supercopas de 1994 y 1995.  Un tipo que heredó la 10 de Bochini, el máximo ídolo de los rojos de Avellaneda y que no decepcionó manejando los hilos del mediocampo.  ¿Su gestión como DT de Independiente en 2010?  Pobrísima, dejando último en la tabla de posiciones a su equipo.

-  En 2014, un jugador campeón de Bianchi en el Vélez de la Copa Libertadores y Copa Intercontinental por allá en 1993-1994, nada menos que  José “Turu” Flórez es nombrado DT del equipo de Liniers.  Se fue en Diciembre sin pena ni gloria, más bien con mucha indiferencia de parte de los hinchas de Vélez.

Claro, también hay pocos casos de jugadores ídolos que a la vuelta del tiempo asumieron como DT y brillaron: El “tata” Martino en Newell’s, Bianchi en Vélez, Ramón Díaz en River, Cruyff en Ajax y Barcelona, el “Cholo” Simeone en Atlético de Madrid.  Y así. Claro que también hay casos exitosos y a toda prueba.

Precisamente a eso se expone Ricardo Lunari en este momento caminando por esa peligrosa cornisa que es tomar ventaja de la idolatría como jugador para intentar demostrar capacidades como DT.  Le puede ir bien o mal, en Millonarios no hay tintas medias, Lunari lo sabe, la hinchada lo sabe, los directivos no sabemos (estos directivos, por lo menos).  Puede salir campeón y/o clasificar a copas indicando un proceso ganador y fortaleciendo su lugar en el corazón de los hinchas hasta el fin de los tiempos; o pasar sin pena ni gloria y más bien degradando su lugar de ídolo, que ya algunos hinchas empiezan a cuestionar por su desempeño como DT en 2014-II.  Antes de Lunari, por esto ya pasaron Borghi, Garnero, etc, etc.

Todos queremos que sea lo primero, claro.  Pero esto es de hechos y de visión absolutamente pragmática.  Así que, a ganar con autoridad los partidos con Uniautónomas, Jaguares, Petroleras, etc, etc, etc.  Y a ganar con garra y corazón así no sea jugando bien los clásicos (Vs SF, Vs Nacional) y los otros con rivales duros (Junior, DIM, Cali, Once Caldas).  De local o de visitante, no importa:  A ganar.

Lo demás, su condición de ídolo como jugador, es y será otra discusión. A ganar, Mono Lunari.

——————————

Pd 1: de los refuerzos sugeridos en el post anterior, le pegamos a 3 nombres: Kevin Rendón, Macalister Silva y Deiver Machado (ojala no me hagan quedar como  un tiesto).  Casi le pegamos a Mateus Uribe, Johan Arango y Pecoso Correa, lástima que no.

Pd 2: Camacho, juegas con nuestra paciencia.  Faltan dos delanteros (si se va Sebastián Pinto) y un central.  No jodamos más con jugadores como “Tyson” Rivas y Anderson Plata.  No jodamos más con esa línea, en serio.

 

comentarios
0

ranking

Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Publicidad

Publicidad