Archivo de Categoría ‘Sin categoría’

12

dic

2012

Gracias y hasta pronto “Cheché”

Hace casi un año y 4 meses, José Eugenio Hernández asumió la dirección técnica del Atletico Junior. En ese momento remplazaba a Jorge Luis Pinto, quien se marchaba a dirigir la selección de Costa Rica con la ilusión de cumplir su sueño de dirigir un mundial. Entendible la decisión del profesor Pinto de marcharse a buscar su sueño, a cumplir su meta, pero Junior en ese momento en plena competencia quedó a la deriva. Entonces, con un panorama no tan claro para Junior, apareció “cheché” (por recomendación de Pinto) y se hizo cargo del tiburón. A muchos no le parecía bien que un técnico retirado del fútbol hacia más de 2 años, asumiera la conducción del equipo.

“Cheché” llegó a Barranquilla y desde el primer momento mostró su personalidad. La misma que lo ha hecho ganarse muchos odios en el fútbol, pero que muchos otros valoran en ese medio donde la hipocresía abunda. “Cheché “ habla sin filtro, dice lo que piensa y muchas veces de forma cruda. Precisamente por eso, no tuvo reparo en decir que se había alejado del fútbol porque no compartía en lo que se había convertido. Dijo que muchos de sus colegas habían dañado la profesión y que se dedicaban a pedir dinero a jugadores y por eso no podía compartir la profesión con ellos. De hecho, dice tener pocos amigos entrenadores.

A su llegada a Barranqulla, “cheché” lo primero que hizo fue marcar diferencia con su antecesor y quien lo había recomendado en el cargo: “soy muy distinto al profesor Pinto, él anda en un Mercedes y yo no. Ni en el carro nos parecemos”

“Cheché” dejó en claro que tenía un gran aprecio por el santandereano, pero que tenían una visión distinta del fútbol.

El primer reto del nuevo técnico fue en Pereira, y desde ese primer partido rompió un anti record de mas de un año sin ganar de visitante, a partir de ahí, comenzó a ganarse al hincha. No solo ganando partidos, colocando nuevos récords y rompiendo rachas negativas, si no porque el “Cheché” entendió y comprendió lo que significa Junior para el hincha Barranquillero. Entendió que Junior es mucho más que un simple equipo de fútbol. Entendió que Junior representa el sentir, la alegría, el estilo de vida de toda una región. Entendió que para muchos, Junior es un grito de rebelión lanzado a todo un país del que se siente muchas veces marginado y maltratado.

El 21 de Diciembre de 2011, “Cheché” entró en la historia del equipo Baranquillero al ganar la séptima estrella para el equipo. Ese torneo y ese título, fue uno de los más emotivos que se recuerden junto con el del titulo de 1993. Aún está en la memoria de todos los hinchas ese famoso partido frente a Millonarios donde a Junior se lo daba por eliminado, y con el apoyo de su gente, Junior logró revertir el 3 a 0 en contra y por penales alcanzó el paso a la final.

“Cheché” tuvo mucho que ver en ese título. No solo por la parte táctica y fútbolistica donde el equipo anduvo muy bien, ganó el torneo todos contra todos, si no también en la parte anímica tanto para el grupo de jugadores como para la hinchada, quien en ese primer torneo, se identificó mucho con él.

Lo vimos cazando pelas, defendiendo a Junior, hablando como costeño y por supuesto, cometiendo errores también.

Hoy se conoce que no continuará más con el equipo. De mi parte solo queda agradecerle por el título conseguido durante su estancia en la dirección técnica y desearle suerte en lo que viene en adelante. Estoy seguro que en un par de años, muchos de los que hoy piden a gritos su salida, estarán pidiendo a gritos que vuelva. “Que vuelva el salvador que nos dio el séptimo título”. Así es el fútbol y lo he vivido muchas veces en Barranquilla. Cuántas veces no se ha ido silbado y abucheado Julio Avelino Comesaña? Las mismas veces que ha sido pedido a gritos por el hincha.

Se pudo estar en desacuerdo muchas veces con él, con lo que hacia y decía, pero siempre fue respetuoso y amable.

Muchas gracias “CHECHÉ”

Elkin De La Hoz
Sígueme en Twitter : @tiburoncaival

Categoria
Sin categoría

TAGS

comentarios
30

ranking

1 voto2 votos3 votos

24

nov

2012

Luis Carlos Ruiz, nunca juega de local

Hace un par de días recibí una mención en Twitter de una de las tantas cuentas falsas que existen en nombre de jugadores de fútbol. Esta en particular, tengo que confesar, me hizo reír bastante. Era de la supuesta cuenta de Luis Carlos Ruiz y decía lo siguiente: “@LCRuiz27: Yo leo los blogs de Caracol y no se por qué @tiburoncanival no me ha hecho un artículo dedicado a mi :( “ después de la obvia hilaridad que causó dicho trino, me puse a pensar que era cierto, que Luis Carlos Ruiz era un futbolista, pero sobre todo, era un personaje sobre el cual se tenía que escribir y que poco se ha hecho.

Luis Carlos Ruiz o CR27 como lo han “bautizado” despectivamente los hinchas rojiblancos haciendo clara alusión a CR7 (Cristiano Ronaldo), es uno de los jugadores menos mediáticos del equipo tiburón. Uno: Porque es poco solicitado por los medios, y dos: porque tampoco le gusta aparecer mucho, debido a su personalidad un poco parca y tímida. Pero aparte de eso, y de su poca popularidad entre los medios de comunicación, Ruiz es uno de los jugadores menos queridos por la afición. Y siendo benévolos, porque lo que despierta el samario entre los hinchas, raya incluso con el odio. ¿Injusto? Estoy absolutamente convencido de que si. Independientemente de su desempeño en el terreno de juego, ningún fútbolista merece despertar tal sentimiento por su rendimiento dentro de una cancha de fútbol. Y menos él, que sumisamente recibe todos los improperios sin siquiera inmutarse o hacer algún gesto de reproche al monstruo de mil cabezas que pocas veces a coreado su nombre o ha pedido a viva voz su presencia en la cancha.

Ruiz, ha sido victima o protagonista de innumerables chistes y burlas muy propias de la región y la ciudad, que, no en vano, es jocosamente conocida como “la capital mundial del perrateo”. Alguien escribió después del altercado sucedido entre Leonardo Lopez y Luis Narvaez, : “Ruiz no sirve ni pa’ separar una pelea”, esto por una foto donde se aprecia a Brayner García intentando calmar los ánimos y detrás de estos aparecía Ruiz, quien miraba atentamente lo que sucedía. Y ni mencionar los oprobios que para él salen todas las tardes o noches que el equipo Barranquillero juega en el Metropolitano. Pero él, estoicamente y sin sonrojarse, continua muy orondo por la cancha como si tales gritos no fuesen con su persona. Trato de hacer memoria y no recuerdo en que momento el jugador cayó en desgracia con la tribuna. Ni siquiera recuerdo si en algún momento fue querido o por lo menos tratado bien.

Las condiciones futbolísticas del jugador han sido elogiadas por todos los técnicos que ha tenido desde que se encuentra en el equipo profesional. Comesaña, Umaña, Quintabani, Pinto (brevemente) y “Cheché”, siempre lo han tenido en cuenta y ha sido titular con casi todos. Pero algo pasa que a la afición nada que convence.

Luis Carlos Ruiz en sus inicios, pintó como una promesa del fútbol en Colombia, fue goleador nacional en la primera C e incluso fue galardonado en su departamento por sus destacadas actuaciones cuando apenas era un juvenil. Lo anterior motivó el interés de Junior que no dudó en hacerse a los servicios del jugador a quien vinculó a sus divisiones inferiores donde siguió destacándose. En el Barranquilla FC, continuó dando muestras de sus capacidades como goleador. Al llegar al equipo profesional con Julio Comesaña como entrenador, y más por una cuestión de necesidad debido al modulo táctico que utilizaba el Colombo-Uruguayo , el jugador fue ubicado como extremo derecho, y esa frecuencia goleadora que él mismo alguna vez confesó extrañar, se perdió para siempre. Comenzó a partir de ahí, su amarga relación con la tribuna.

Ruiz ha tenido buenos momentos en el equipo, fue participe activo de los dos últimos títulos tiburones, pero a la afición nada que convence.

El caso de Ruiz no ha sido el único en el equipo de curramba. Se asemeja mucho al de Carlos Araújo, volante Cesarense, que al igual que Ruiz nunca fue del agrado de los hinchas y jamás pudo quitarse ese estigma de encima. De hecho, encontré un aparte de una crónica hecha por ese gran cronista y periodista barranquillero Alberto Salcedo Ramos, dedicada a Carlos Araújo y que perfectamente encajan ahora para el pobre de Luis Carlos Ruiz: “Tan grande como su torpeza, era su honestidad, su capacidad de lucha. Araújo no solo no bajaba los brazos ante sus fracasos con la pelota, si no que regaba la cancha con sudor, corría cada centímetro del césped, disputaba cada balón con hombría, sin ahorrar esfuerzos, sin temor a una lesión. Y eso, por Dios, había que reconocérselo”. Creo que más claro no puedo ser. Otro punto en común entre estos dos jugadores, es que paradójicamente ambos han sido campeones dos veces con el equipo Barranquillero. Pero nada de eso ha mitigado los insultos, burlas e improperios que han sabido aceptar de la tribuna. Es que hasta en eso se parecen, en lo nobles que son para recibir y aceptar los agravios. Hasta en el aspecto de bonachones que tienen se asemejan.

Yo creo que Luis Carlos Ruiz tiene las condiciones para triunfar en el fútbol colombiano, pero estoy absolutamente convencido que en Junior ya alcanzó su techo. Creo que es hora de que el jugador busque nuevos aires y se oxigene, que sepa lo que es jugar un partido tranquilo sin aguantar el desdén de los presentes en el estadio. Es tiempo de que salga y se llene de confianza y que, incluso, pueda reencontrarse con esa capacidad goleadora que tanto extraña. En Junior, le será cada día más difícil.

Ya para concluir, voy a coincidir con una de las tantas frases que he escuchado en el estadio refiriéndose a Luis Carlos Ruiz, y que tiene mucho de la sabiduría popular que en cierto modo puede explicar lo que le sucede a Ruiz con la afición rojiblanca.

“NOJODAAA, es que además de todo, el pobre pelao’ es salao’”

Elkin De La Hoz

@tiburoncanival

Categoria
Sin categoría

TAGS

comentarios
34

ranking

1 voto2 votos3 votos

16

nov

2012

Choque de favoritos.

Cada inicio de temporada en el fútbol profesional colombiano, significa el nacimiento de un nuevo sueño para los 18 equipos que en él participan. La ilusión del título a esas alturas está al alcance de todos y empiezan a trabajar para cumplir ese sueño. Algunos porque el peso de su historia así se los exige, otros, porque apegados al trabajo y a un proceso, entienden que tienen las armas suficientes para poder pelear por ese objetivo. Y otros, que se apegan a ese sueño movidos más por el deseo y la ilusión que por sus reales posibilidades y capacidades, cosa que no está mal en esta paridad que para algunos es mediocridad (personalmente no lo comparto) en la que se desarrolla la liga colombiana, en la que cualquiera le gana a cualquiera.

Transcurridas 18 fechas y cuando el sueño del título ha quedado simplemente en eso para 10 equipos, empieza otra etapa para los que aún mantienen vivas las esperanzas. Y Junior, afortunadamente, y digo afortunadamente porque es el equipo del que soy hincha y por el cual escribo este blog, hace parte de esos que lucharán para alcanzar la anhelada estrella.

Este domingo 18 de noviembre a las 3:30 P.M, Junior abrirá fuegos en el grupo A, enfrentando en casa al favorito Millonarios. Partido duro, difícil, con tinte de final, de revancha, a “cara de perro” como dirían en el sur.

Este partido para Junior no solo será difícil porque enfrenta a un gran equipo como Millonarios, equipo que con creces se ganó el rótulo de favorito por haber sido el primero en la fase del todos contra todos donde cabalgó prácticamente el torneo, si no porque además viene con aire en la camiseta después de haber alcanzado la clasificación a la semifinal de la copa Suramericana al eliminar al Gremio de Brasil en emotivo partido.

Junior se enfrentará a un equipo sólido, un equipo que de la mano de Hernán Torres logró darle continuidad a un proceso iniciado por Richard Paez y en el que Torres, supo ajustar las falencias que tenía en su parte posterior, y con la inclusión de elementos importantes en su zona ofensiva como Wason Rentería, potenció todo lo bueno que ya tenía en esa parte el equipo azul.

Pero cuidado Millonarios! El embajador se encontrará un equipo en frente absolutamente calificado y con las armas suficientes para pensar en llegar a la final. Junior posee una nómina envidiable y temible para cualquier equipo, sobre todo mirando de la mitad hacia arriba. El tiburón tiene entre sus filas a 3 goleadores que suman entre ellos 6 botines de oro (5 del FPC y uno de la liga Argentina), tiene a un 10 de jerarquía cono Giovanni Hernández y a un jugador desequilibrante que fue fundamental para el último título del equipo como Vladimir Hernández, entre otros. Lo cual lleva a pensar que, este equipo con la sola capacidad de sus jugadores, te puede generar peligro en cualquier momento, como efectivamente ha venido sucediendo con este equipo que, a pesar de no haber mostrado un gran fútbol de conjunto a lo largo del torneo, terminó la fase regular como la mejor delantera del torneo al lado del Tolima con 27 goles. Datos no menores y que a cualquier técnico y equipo rival, haría preocupar. No nos olvidemos además que,Junior terminó tercero en la fase regular y que solo perdió 2 partidos a lo largo del torneo, y que su zona defensiva quien fue blanco de críticas por mucho tiempo, terminó como la cuarta (4) mejor defensa del torneo. Tal vez su punto negativo, hablando del funcionamiento línea por línea, fue su zona de recuperación, quien el técnico espera con la inclusión muy seguramente de Leonardo Lopez, darle un poco más de agresividad y conseguir el equilibrio necesario en la mitad de la cancha.

Otro aspecto importante y que se debe tener en cuenta a la hora de hacer el análisis previo de esta clase de partidos, es la experiencia de los jugadores y equipos en estas instancias definitivas. Y en este punto Junior le saca ventaja a Millonarios. Junior ha disputado la final del FPC por tres (3) años consecutivos (2009, 2010 y 2011), Donde consiguió ganar dos de ellas. Y desde esa primera final del 2009, hay 8 jugadores que aún hacen parte del equipo, y es prácticamente la misma nómina que consiguió ganar el año pasado el séptimo título para el equipo currambero, al que se le sumaron jugadores curtidos en esta materia como Dayro Moreno, Carlos Renteria y no nos olvidemos de Teóofilo Gutiérrez, quien disputó con el equipo la final del 2009. Además de lo anterior y haciendo un poco de historia, Junior es el equipo detrás de Nacional, que más veces ha disputado la final del FPC desde que existen los torneos cortos, con 5 finales disputadas detrás de los de Antioquia con 7.

Lo anterior demuestra que Junior es un equipo de finales, y que sabe afrontar esta etapa del campeonato. Estos datos para muchos no tendrán relevancia y efectivamente cuando ruede la pelota nada de eso contará. Pero personalmente creo que ese tipo de aspectos pesan a la hora de esta clase de partidos.

Otro punto a favor con el que contará Junior, será el apoyo de su público. La hinchada de Barranquilla apoyará y empujará constantemente a su equipo durante los 90 minutos. El resultado del partido hasta las 5:30 P.M será una incógnita, pero desde ya, lo único seguro es que los embajadores se encontrarán con una auténtica caldera, y no lo digo por la temperatura que seguramente estará muy alta a la hora del partido, si no por las 44.000 personas que estarán en el Metropolitano apoyando al Tiburón.

Pensarán que es excesiva la trascendencia que le doy a este partido, teniendo en cuenta que es el primero de 6 partidos que se disputarán en los cuadrangulares, y que aún, pase lo que pase, nada estará definido. Pero a los que piensen eso voy a repetirles lo mismo que escribí en unos de mis tweets recientes cuando se conoció el calendario: “Creo que Junior se juega el 50% del pase a la final este domingo”, un par de días después, Sebastian Viera, arquero de Junior, coincidió conmigo en esa apreciación.

Con lo anterior no estoy excluyendo de la lucha a Tolima y a Pasto, pero creo que Millonarios es el rival más fuerte que tiene Junior en esta fase. Incluso creo que entre esos dos (2) está el finalista del grupo. El tiempo dirá si me equivoqué o no en tal afirmación.

Los ingredientes están sobre la mesa, hay dos muy buenos equipos con ansias de gloria, un picante especial por lo acontecido el año anterior en semifinales y un marco escénico inmejorable. Esperemos degustar un buen plato futbolero, pero sobre todo, que sea cual sea el resultado, podamos ver y vivir un partido en paz y todos regresen tranquilos a sus hogares a continuar su rutina diaria de vida al día siguiente.

Elkin De La hoz

Twitter: @tiburoncanival

Categoria
Sin categoría

TAGS

comentarios
6

ranking

1 voto2 votos3 votos

25

oct

2012

¿Alcanza para los cuadrangulares?

Desde el inicio del segundo semestre del 2012 y con la contratación de jugadores de cartel como Teófilo Gutiérrez, Dayro Moreno y el mismo Carlos Rentería, tres botines de oro que sumados a los nombres importantes que ya estaban en el equipo,se generó una gran expectativa en toda la afición rojiblanca que ilusionada volvió masivamente para este segundo torneo al coloso de la ciudadela.

En el aspecto deportivo y visto desde los fríos números, el equipo ha respondido a las expectativas generadas. Marcha tercero en la tabla de posiciones, es la delantera más goleadora del torneo, una defensa que está entre las 3 mejores del campeonato, solo un partido perdido y a falta de 3 fechas está a un punto de lograr la clasificación a la semifinal.

Pero aún el equipo no logra llenar la retina de los aficionados y periodistas que siguen permanentemente al equipo ñero. Todavía el rendimiento colectivo del equipo no termina de convencer y eso preocupa. Este Junior es un equipo que a lo largo del torneo ha dependido de sus individualidades­­­ (en exceso diría yo) y cuando éstas no han andado bien o el rival las ha sabido controlar el equipo luce sin argumentos.

Si bien es cierto, es un plus contar con jugadores talentosos que en cualquier momento te definen o desequilibran un partido con su capacidad, no menos cierto es, que se debe tener un plan diseñado, una estrategia en la cual estas individualidades cumplan un rol específico en beneficio del equipo, y no dejar este a merced del talento o capacidad de resolución de algunos. Incluso Messi, para citar como ejemplo al que es tal vez el jugador con mayor capacidad individual del mundo, cumple una tarea dentro del sistema o estilo de juego implementado por su equipo.

Es preocupante, por lo menos para mí, ver que este equipo cuando ya van 15 fechas disputadas, no haya encontrado en lo colectivo un rendimiento que al margen de los resultados nos permita estar tranquilos. Muchas veces (o casi siempre) las victorias tapan o hacen pasar por alto aspectos negativos del funcionamiento de los equipos. Pero no hay nada más peligroso en el fútbol que una mala lectura de las victorias.

No es casualidad que las mejores presentaciones de este Junior las haya tenido precisamente frente a los equipos más débiles del torneo (Cartagena y Huila) y cuando le ha tocado enfrentar equipos con mayor capacidad y/o con un trabajo táctico más sólido, se haya visto maniatado y en ocasiones superado. Incluso, hay un dato estadístico que sustenta mi apreciación: Junior no ha podido ganarle a ninguno de los equipos que se encuentran hasta hoy clasificados al octagonal.

Preocupa también la falta de variantes tácticas que tiene el equipo. El DT se ha casado con un solo sistema de juego que ya es fácilmente referenciado por todos los rivales y que a la hora de tratar de dar vuelta a un partido no se buscan alternativas diferentes. Precisamente en ese aspecto es donde debe el DT sacar a relucir todo su potencial y conocimiento.

Yo no quiero ser aguafiestas ni pretendo echarle agua sucia a la buena campaña que ha venido realizando el equipo (los números lo avalan), pero creo que es necesario decirlo, más teniendo en cuenta que se aproxima la fase de cuadrangulares, donde nos encontraremos con equipos duros y que no le regalarán nada al equipo Rojiblanco. Incluso, como dije antes, no se le ha ganado a ninguno de los que está en la parte alta de la tabla, con los que nos toparíamos en cuadrangulares.

Este equipo fue diseñado para ser campeón, pero solo con una buena nómina no se consigue ese objetivo. No conozco ningún equipo, o hay muy pocos ejemplos de ello, que jugando a medias o sin jugar bien (no se confunda jugar bien con jugar bonito que son dos cosas diferentes) hayan alcanzado el éxito. Por eso mi pregunta que titula este blog: ¿Alcanza para los cuadrangulares? Personalmente creo que no. Hoy recuerdo las palabras del máximo accionista don Fuad Char el día de la presentación de Teófilo Gutiérrez: “profe, se le ha dado todo, ya no tiene excusas”. Ojalá me equivoque y alcance, o lo que es mejor aún, que el equipo encuentre el funcionamiento que todos esperamos y en diciembre estemos nuevamente celebrando.

Elkin De La hoz

@tiburoncanival

Categoria
Sin categoría

TAGS

comentarios
12

ranking

1 voto2 votos3 votos

03

oct

2012

Por el Teo que Soñamos

Hace apenas unos días, finalizó el clásico de la fecha 11 del fútbol Colombiano. Se enfrentaban el primero contra el segundo de la tabla, que además compartían la misma cantidad de puntos.

Finalizó el partido y con el, cayó el invicto de 12 fechas que tenía el equipo tiburón (10 de este torneo y 2 del pasado). Hasta ahí todo normal, se perdió un partido frente a un rival de peso donde el equipo no mostró su mejor cara, pero no era para prender las alarmas ni mucho menos.

Pero finalizado el partido, nuevamente se revivieron fantasmas que parecían superados en el caso Teo Gutierrez. La tonta y justa expulsión (a mi parecer) de Teo, generó nuevamente una avalancha de comentarios respecto al comportamiento del gran delantero del barrio la “chinita”.

Recordemos que Teo, llegó a Junior después de su periplo por tierras extranjeras de donde regresó más que nada por los problemas de comportamiento especialmente en Argentina, donde fue portada de todos los diarios tanto por sus goles como por los escándalos que protagonizó dentro y fuera del terreno de juego.

Se nos hizo extraño a todos los que tuvimos la oportunidad de ver a Teo desde sus inicios, ese tipo de comportamientos en el jugador.

Si bien es cierto nunca fue un jugador sumiso, Siempre iba al frente y en gran parte, esa personalidad sumada al innegable talento que tiene, fue lo que le hizo ganarse un puesto y un nombre dentro del fútbol profesional colombiano y después en Argentina (donde no son carmelitas descalzas). Pero ese, distaba mucho del Teo del que se hablaba en tierras Gauchas.

Por eso, cuando se mencionó que volvía a las toldas Junioristas, un 90% de los hinchas celebró su vuelta, el regreso del ídolo e hijo de la casa. Pero evidentemente el Teo que regresó, no es el mismo que se marchó hace 2 años. No digo que sea mejor o peor, simplemente no es el mismo. Y no tendría porque serlo, estuvo en Europa, Argentina, ganó reconocimiento, fama y dinero. Eso en cualquier ser humano de una u otra manera modifica su comportamiento y mucho más en una persona que como él, creció en medio de necesidades, de un bajo nivel de escolaridad y de un ambiente donde es más fácil tomar otros caminos muy distintos al del deporte. Ese solo hecho es dignó de admiración. Con lo anterior no justifico ni avalo cualquier tipo de comportamiento inadecuado del jugador. Muchos, por no decir que la mayoría de nuestros deportistas, han crecido con las mismas carencias y necesidades y asumen otra actitud.

Nadie cuestiona las enormes capacidades que tiene como jugador y que le han valido elogios de colegas y técnicos reconocidos, como Juan Roman Riquelme o Miguel Russo entre otros. Lo que se le ha criticado siempre es su temperamento, sobre todo dentro del rectángulo de juego, que ha atentado muchas veces contra su equipo y contra él mismo. Teo tiene talento para estar en las ligas más exigentes de Europa, solo es verlo dentro del terreno de juego para notar que está 2 escalones por encima de los que están acá. Pero Teo, aun sigue aquí.

Creo que es hora de que Teo y su entorno cercano entiendan que el mundo no está en su contra y que de él depende convertirse en uno de los mejores delanteros Colombianos de la historia. También entiendo, por lo que comenté unas líneas arriba, y esto lo digo con el mayor de los respetos por él y su familia, que es innegable que necesita de ayuda para corregir su problema de comportamiento o temperamento, como lo quieran llamar.

Y lo digo basado en los hechos que lo preceden. Es evidente que Teo no ha podido adaptarse cuando le ha tocado salir. Es de esas personas que les cuesta mucho más que a otras adaptarse a entornos distintos al suyo. Prueba de eso es que cuando le ha tocado irse (Turquia y Argentina) por X o Y motivo ha regresado casi que corriendo a Barranquilla. Quiero dejar claro que no escribo esto solo por el episodio del pasado sábado, quiero pensar que fue un hecho aislado, una jugada normal dentro de un partido. De hecho, un jugador rival fue expulsado por una jugada idéntica, pero sí he notado actitudes displicentes de Teo en los últimos 2 juegos del equipo.

Personalmente no soy quien para juzgarlo a él ni a nadie. De hecho, desde los espacios que tengo y en mi cuenta de Twitter, he respaldado y defendido al ser humano que es, sin dejar de criticar los errores que como futbolista ha cometido. Tampoco voy a irresponsablemente decir que está mal rodeado, porque no conozco su entorno y seguramente su familia entiende más que nadie que flaco favor le hacen al decirle que siempre tiene la razón y el equivocado es el mundo. Simplemente espero que el personaje no se trague al crack y a la persona, y podamos disfrutar por mucho tiempo al gran jugador que es; a ese que llena de fútbol una cancha cuando se dedica a hacer su trabajo dentro de ella, a ese que vive por y para el gol, a ese Teo que soñamos todos.

Elkin De La Hoz

Twitter : @tiburoncanibal

Categoria
Sin categoría

TAGS

comentarios
36

ranking

1 voto2 votos3 votos

23

sep

2012

Junior vs Real Cartagena no es un clasico

Hoy, a propósito del partido Real Cartagena vs Junior y ya cansado de escuchar por todas partes la frase “el clásico de la costa” cuando se refieren a éste encuentro, me di a la tarea de escribir este blog para explicar por qué Junior vs Real Cartagena no es un clásico ni nada que se le acerque.

Desde el año 2005 y debido al descenso del Unión Magdalena, con quien Junior disputa el verdadero clásico de la costa, se le han venido “achacando” clásicos al equipo ñero. Es más que obvio que por motivos de calendario y programación de la Dimayor, Junior vs Real Cartagena esté ubicado en la fecha de clásicos, pero para nada este encuentro reúne las condiciones para catalogarlo de esa manera.

Entre varias definiciones de clásicos en el fútbol, la más acertada y aceptada es una que dice: “El clásico es el enfrentamiento de rivales tradicionales. Equipos que se consideran enemigos desde el principio de su vida y a lo largo de la misma”. Desde esa primera definición de clásicos vemos que el Junior vs Real Cartagena no cumple ese principal requisito de ser equipos históricamente rivales. Y es que son varios los motivos o factores que pueden dar origen a tal enemistad tales como, la rivalidad territorial y supremacía deportiva, hasta por razones políticas y religiosas como se ve en muchos clásicos históricos del fútbol mundial. En este último item uno de los más famosos es el Celtic vs Glasgow en Escocia.

Para los que no saben, Real Cartagena empezó a competir en el fútbol profesional solo a partir del año 1992, cuando ya Junior tenía casi 70 años de existencia, 2 títulos y varias participaciones en Copa Libertadores. Antes, en el año 1971 Real había tenido una temporada en remplazo del Atlético Bucaramanga que por motivos económicos no salió ese año a la competencia. No hablo de títulos, jerarquía y charreteras porque en los clásicos verdaderos eso no cuenta.

Lo anterior lo digo sin el menor ánimo de “bajarle la caña” al equipo heróico y solo lo hago para sustentar el argumento que Junior y Real para nada son rivales históricos.

Distinto ocurre con el “Ciclón bananero”, rival de antaño y con quien desde épocas del fútbol amateur en Colombia Junior disputa una encarnizada rivalidad futbolística.

Desde el inicio del fútbol en Colombia (era amateur) Barranquilleros y Samarios se han disputado la supremacía del fútbol en la región y el ser los pioneros y cuna del mismo en Colombia.

Por supuesto hay un componente regional en este partido Cartagena- Junior, pero como dije anteriormente, ese solo motivo no lo constituye en Clásico.

Por eso personalmente, creo que Cartagena vs Junior se puede catalogar o tildar de Derbi regional (entiéndase como el choque o enfrentamiento de dos equipos de una misma ciudad o región) pero nunca un clásico.

Elkin De La hoz

Twitter : @tiburoncanival

Categoria
Sin categoría

TAGS

comentarios
35

ranking

1 voto2 votos3 votos

10

sep

2012

¡Hola mundo!

Te damos la bienvenida a Blogs GolCaracol. Este es tu primer artículo. Edítalo o bórralo… ¡y comienza a publicar!

Categoria
Sin categoría

TAGS

comentarios
8

ranking

1 voto2 votos3 votos